Como dice el dicho cuando se habla de cosas que tienen historia, pero nunca pasan de moda, “los clásicos nunca mueren”, y en materia de teclados, Corsair parece haberse aferrado a ese espíritu para ampliar las bondades de sus modelos más aclamados, y como era de esperarse, -una vez más- le tocó el turno al K95 RGB Platinum.

Para ponernos al día, el K95 es el clásico original de la marca, que pasó por una primera revisión con la inclusión de RGB, se convirtió en RGB Platinum a los pocos años, y ahora recibe el título de RGB Platinum XT con las mejoras que se agregan en esta nueva iteración que acompaña a la incorporación de Elgato a la familia de la marca.

Para esta ocasión, le pedimos a Corsair que no facilite la versión con switches Cherry MX Brown, los balanceados para una experiencia ágil de gaming pero con un feedback suave y de poca sonoridad. El K95 RGB Platinum XT también se ofrece en otras dos variantes con switches Cherry MX Speed Silver y los ya conocidos Cherry MX Blue. Tanto el Brown como el Speed Silver aseguran más de 100 millones de pulsaciones, requiriendo una fuerza de actuación de 55g y 45g, respectivamente.

El teclado viene contenido en una de las clásicas cajas reforzadas de la marca, con el característico diseño de vivos amarillos y la clara imagen del dispositivo en el frente, para que sea inevitable su identificación.

El paquete viene con varios accesorios, como no podía ser de otra manera, incluyendo una pinza para quitar los nuevos keycaps de PBT de los switches (fabricadas en estampado de doble golpe, como corresponde, con un material mucho más resistente que el ABS que trae la mayoría de los otros modelos de la competencia), un set de keycaps WASD y QWERDF, un keycap del logo de la marca, y el mayor diferencial de este modelo: un set de keycaps S en color azul, que se utiliza para reemplazar las 6 teclas G, haciendo honor al nuevo soporte para el software de Stream Deck de Elgato, incorporado en esta revisión.

Hace falta remarcar que el soporte para el software del Stream Deck no es únicamente para K95 RGB Platinum XT, sino también para el K95 RGB Platinum, el K95 RGB Platinum SE, e inclusive para el K55 RGB (a partir de la versión 4.6 del software del Stream Deck).

  • Peso: 1.31kg
  • Dimensión: 465 mm x 171 mm x 36 mm
  • Interruptores de teclas: Cherry MX Brown
  • SKU: CH-9127412-NA
  • Retroiluminación del teclado: RGB
  • Matriz: 110 teclas
  • Teclas de macros: 6 teclas G dedicadas
  • Índice de informes: Hasta 1 ms
  • Matriz: 100% anti-ghosting con rollover de llave completa en USB
  • Tamaño de teclado: Extendido
  • Memoria interna: Sí (8 MBs – 5 Perfiles)
  • Teclas multimedia: Seis teclas multimedia dedicadas, incl. Rodillo ascendente / descendente de volumen.
  • Reposamuñecas: De cuerpo entero, desmontable.
  • Software: Corsair iCue, Elgato Stream Deck
  • Tipo de cable: USB de fibra trenzada de 1.8m
  • Tecla de Bloqueo: Sí
  • Precio: u$s 200

Compatibilidad y requisitos del sistema:

    • PC con 2 puertos USB 2.0 
    • Windows 10, Windows 8, Windows 7 o Windows Vista 

El K95 RGB Platinum XT presenta un clásico diseño de la marca, el hermano mayor del legendario K70 (en su reedición MKII) que incorpora teclas macro a la izquierda, del que también comparte una línea estética con el Strafe: teclas de perfiles, iluminación y bloqueo de tecla Windows en la parte superior izquierda, logo textual de la marca retroiluminado al centro, puerto passthrough de USB en el frente, y rueda de control de volumen, más botón de silencio y controles de reproductor de audio en la parte superior derecha. La única ausencia, en relación al Strafe MKII, es la de las barras de LED blancas laterales, que de por si ya es bastante difícil recordar que existen cuando no tenemos la habitación a oscuras.

El layout es el de un clásico QWERTY de 104 teclas (de los que traen numérico) con esas seis teclas macro programables que siempre acostumbraron a ofrecer los teclados gamer, pero como se mencionó, para esta ocasión también cumplen con la funcionalidad de ser parte del ecosistema de streamers imaginado por la reconocida marca Elgato.

El otro gran diferencial de este K95 RGB Platinum XT, y quizá el más importante para los usuarios que no apuntan para el lado de las transmisiones por internet, es que finalmente, luego de muchos años, Corsair reemplazó su clásico apoyo para muñecas de plástico engomado y texturizado por uno de goma espuma con cubierta de cuerina texturada, mucho más adaptable y suave al tacto. Al igual que su antecesor, este agregado se puede poner y sacar a gusto de cada usuario, aumentando aún más la adaptabilidad de este gran teclado todoterreno.

Como no podía ser de otra manera, este teclado presenta un rendimiento excepcional tanto para los momentos de trabajo como para los de competir en los más vertiginosos juegos, gracias a sus largamente probadas dimensiones, un diseño claro de la tipografía de cada tecla, la inclusión de los originales switches Cherry MX, y una retroiluminación pareja y consistente a través de todos sus sectores.

Por suerte, esta versión del teclado de Corsair también resuelve uno de los problemas más incómodos que pudimos ver en el Strafe MKII cuando tuvimos la oportunidad de probarlo: el diseño gráfico de las teclas respeta un estándar reconocido y han evitado poner los símbolos de shift en la parte inferior de la tecla, lo que nos obligaba a pensar si estábamos poniendo los dos puntos (:) o el punto y coma (;) al acompañarlo de la tecla de cambio. Era un problema realmente ridículo, y por suerte, alguien se dio cuenta en la empresa de la carabela.

El diseño de la estructura de aluminio cepillado vuelve a repetir su efectividad en este modelo, pero además es acompañado de una delicada línea de retroiluminación en la parte superior que acompaña al esquema ajustado para las teclas. Por otro lado… literalmente por el otro lado, debajo, el K95 también ofrece el extremadamente útil acanalado en forma de X por el que se puede pasar cableado para que no interfiera con el tipeado, especialmente el de auriculares.

Como lo hemos mencionado más de una vez, el iCUE ha alcanzado un nivel de diseño y rendimiento realmente envidiable, sin interferir de ninguna manera en el uso cotidiano del sistema, y asistiendo en las actualizaciones de firmware de todos los dispositivos que lo soportan prácticamente sin necesidad de hacer más que apretar un botón. Acompañando a su diseño intuitivo y ágil también hay que sumar su característica primordial: en un ecosistema de productos Corsair, no hace falta tener un programa cargado para configurar cada uno de los dispositivos, y eso no tiene precio.

Quizás no haga falta aclararlo, pero con iCUE podemos configurar el color de cada tecla en forma individual, como también elegir varios patrones de efectos de iluminación, junto con su velocidad y nivel de iluminación. Gracias a su compatibilidad con periféricos, sistemas de refrigeración, ventiladores y otros productos de la marca (como las barras LED RGB iCUE LS100 y las recién lazadas torres de iluminación RGB iCUE LT100, que analizaremos en breve), podremos sincronizar la iluminación de toda nuestra PC y sus periféricos.

Por supuesto, con iCUE también podemos configurar las teclas macro (con una práctica herramienta que detalla los milisegundos entre cada acción) y otros ajustes varios al activar la tecla de bloqueo de Windows (tales como deshabilitar Alt+Tab o Alt+F4). Los LEDs indicadores de bloqueo, brillo y los -cinco- perfiles también se pueden personalizar. Estos últimos pueden quedar almacenados por hardware en la memoria de 8 MBs del teclado.

Mediante el software Stream Deck se les puede dar a estas teclas una funcionalidad similar a la del accesorio Elgato Stream Deck (que cubrimos en este mismo sitio anteriormente), para las que se pueden asignar macros o actividades especiales como la de abrir una aplicación específica o ejecutar una acción en el software de transmisión de turno, como X-Split u OBS, y para todo el resto – como el control de la retroiluminación LED RGB, los macros tradicionales y el guardado de las configuraciones en la memoria interna del periférico – hay que recurrir al efectivo iCue de la marca.

La única contra de esto, es que estaremos obligados a instalar un segundo software sólo para este propósito. Quizás Corsair pueda integrarlo en iCUE en algún futuro, pero por el momento tendremos que tener ambos instalados en caso de querer disfrutar de este práctico beneficio.

En línea generales, Corsair se aferra a su tradicional fórmula de diseño sobrio pero impactante y funcional, acompañado de un rendimiento y durabilidad excelentes, pero ahora da un paso más hacia los requerimientos de un mercado que ha pasado de las competencias online profesionales a sumarse al mundo de las transmisiones constantes a través de Twitch y YouTube.

Lamentablemente, estas nuevas adiciones siempre renuevan el nivel de categoría premium de este tipo de productos, lo cual termina alcanzando al precio en el que se ofrece, pero Corsair cumple con cada una de sus promesas con un periférico robusto, elegante y efectivo.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Corsair Latinoamérica.

Teclado Corsair K95 RGB Platinum XT - Review
Diseño90%
Construcción90%
Prestaciones90%
Packaging80%
Precio75%
Lo bueno:
  • El confiable diseño del K95 Platinum llega a nuevos niveles.
  • Completo set de accesorios.
  • Nuevo descanso para muñecas de goma espuma.
Lo malo:
  • Un poco caro comparado con sus competidores.
  • Los clips de enganche del apoyamuñeca son algo débiles
  • La compatibilidad con Stream Deck nos obliga a instalar dos software.
90%Nota Final