A seis meses de su lanzamiento en Steam, Square Enix, Eidos-Montréal, Crystal Dynamics y Nixxes software, anunciaron hoy que la tercera y última entrega del reboot de la saga TOMB RAIDER, ahora cuenta con soporte para las tecnologías Deep Learning Supersampling (DLSS) y sombras mediante ray tracing en tiempo real, para lo cual habrá que descargar una actualización del juego.

Aquellos que quieran probarlo, deberán tener Windows 10 con la actualización 1809, junto con los drivers 419.35 y el juego actualizado a la versión de hoy. Los otros dos títulos que cuentan con ambos DLSS y ray tracing en tiempo real, son Battlefield V y Metro Exodus.