Durante el evento Xfest 2022, Microsoft anunció una serie de mejoras para su popular plataforma de streaming en la nube, Xbox Cloud Gaming, la cual se estrenó recientemente en Argentina y Nueva Zelanda, y que se puede jugar desde varios televisores de Samsung (y de otras marcas mediante el instalador APK de Android) mediante una nueva App. En Latinoamérica, los juegos en la nube solo están disponibles para Argentina, Brasil y México mediante el servicio Xbox Game Pass Ultimate.

En la presentación, el ingeniero de software de Xbox Game Streaming, Morgan Brown, detalló algunas de las mejoras que pronto se implementarán en el servicio Xbox Cloud Gaming. Una de ellas fue el sorpresivo anuncio de que los juegos pronto contarán con soporte para teclado y mouse, de modo que aquellos que prefieran o estén acostumbrados a usarlos, lo puedan hacer desde cualquier dispositivo o pantalla que soporten el servicio.

Además, se habló de las mejoras que se realizarán para reducir la latencia, como también herramientas adicionales para desarrolladores que les permitirán que los jugadores tengan una mejor experiencia «nativa». Hasta este año, el stack de transmisión capturaba fotogramas del hardware HDMI en los servidores de Xbox y los codificaba/descodificaba. Este proceso tenía como resultado hasta 74 ms de latencia. Con la nueva o mejorada API o las mejoras a su Stack (que se llamará Captura Directa) básicamente se eliminará la latencia que produce VSync, el almacenamiento en búfer y el escalado de imágenes, los cuales no son necesarios en una transmisión frente a una pantalla de TV. Con estos cambios, el resultado de latencia será de tan solo 2-12 ms en contraste a los 8-74 ms actuales.

Otro aspecto es que los streams de xCloud serán de manera predeterminada en 720p en mobile y 1080p en PC y consola (pero podría cambiar a futuro según las condiciones de conectividad). Morgan Brown explica que para reducir la latencia necesaria para escalar una imagen de 4K a 1080p, habrá una API que determinará si un juego se está reproduciendo en una pantalla de transmisión en lugar de una pantalla local, y así poder hacer que un  juego se procese a dicha resolución. Esto significa que se le puede indicar a un juego en 4K dinámico que se renderice a 1080p fijo para que no se necesite un paso de escalado de transmisión sumado a la reducción de carga de GPU necesaria que podría destinarse a otras mejoras gráficas.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.