Como buenos jugadores históricos de videojuegos, sabemos que las franquicias que se renuevan anualmente suelen tener un ascenso y un pico muy alto en donde la fórmula alcanza el punto justo donde la experiencia se hace inigualable. Ha pasado con FIFA, los PES, los Need For Speed y los Call of Duty.

Pero así como sabemos reconocer cuándo han llegado a ese punto, también sabemos entender que, quizá, el próximo paso sea el inicio de una larga caída hasta un fondo imposible de remontar. En este punto es donde podríamos ubicar a este MotoGP15.

La apuesta de este año, de la gente del estudio italiano Milestone, ha sido la de retocar muy poco lo alcanzado en cuanto a gameplay y sensaciones de manejo en entregas anteriores, y adornarlo de una efectiva campaña single-player, que acompaña la carrera de nuestro piloto a través de las distintas categorías y equipos, presentando posibilidades con sponsors, equipos, y campeonatos de todos los lugares del mundo en donde se disfrutan estas competencias. Lo tradicional a esta altura de la industria.

Al tratarse de un juego licenciado, MotoGP15 nos paseará por todas las pistas oficiales de las tres categorías que componen a estas carreras, con unas efectivas réplicas de cada pista, y con todos los competidores necesarios para redondear el espectáculo. Se le suman un interesante modo histórico que recrea competencias de distintos tipos de motorizaciones, y una simulación de la temporada 2014, con resultados y eventos particulares de todo el campeonato real.

Pero es un juego que no solo se enfrenta al problema de su pasado directo, sino que también tiene un contrapeso grande en un spin-off del mismo estudio. En primer lugar, cabe destacar que el gameplay es igual de efectivo -para bien o para mal- que en la anterior entrega, con la misma profundidad y sensación de velocidad que tan bien le sentó a esta serie. Sigue siendo divertido correr y experimentar con los distintos tipos de motos. Pero si tomamos como referencia MotoGP14, nos encontramos con tan solo una actualización de calendario y personalidades. El juego se siente igual.

La situación empeora cuando lo paramos al lado del espectacular RIDE -que nos deleitó con su variabilidad y nivel de detalles-, ya que pierde en estética, en opciones y hasta el locutor deja un poco más que desear, quedándose corto con respecto a los comentarios poéticos que nos presentaban a cada una de estas maravillosas máquinas en el spin-off. La intención de replicar las pistas oficiales también provoca un retroceso en la impresión visual, ya que en RIDE, al haber variantes de escenarios, con lugares naturales y pistas entre edificios, se veía una estética atractiva, de nueva generación, y en este caso, solo vemos pasto, asfalto, y diferencias muy a lo lejos, que no agregan variables de luz o sombras a lo detallado de los modelos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=9TxBYMG26NI]

A esta altura, cabe remarcar que MotoGP15 no es un mal juego, y es un buen lugar para arrimarse a la franquicia por primera vez, pero para quienes vienen siguiéndola desde hace algunas entregas, es bastante difícil de justificar. Parece que Milestone estuvo demasiado ocupado con el resto de sus proyectos, y en esta ocasión les alcanzó con cumplir.

Como corresponde, cuenta con todo el abanico de elementos oficiales de la licencia, incluyendo corredores, marcas, sponsors, vestimenta, y hasta guantes y cascos, que componen una verdadera experiencia MotoGP, alcanzando su mayor momento al participar de la mencionada campaña, que en la piel de un “Don Nadie” iremos participando desde las iniciales competencias de Moto3 (motos de cuatro cilindros, hasta 250cc de cilindrada) hasta escalar a los mayores desafíos del excepcional MotoGP.

Quienes sean acérrimos seguidores del campeonato mundial de motociclismo encontrarán un cálido rincón dedicado a replicar momentos de la vida real. Por un lado, podremos comparar nuestros tiempos de vuelta con la de corredores reales, a medida que se va desarrollando el campeonato de este año. Se le suma un interesante modo que propone escenarios de la temporada pasada, con objetivos a cumplir en dificiles situaciones de carrera; y un modo de competiciones clásicas, con motos de motores de dos tiempos.

Así como no se arriesga a innovar en nada, tampoco lo hace en el modo multijugador, que posee tanto opciones de pantalla dividida como hasta 12 jugadores en línea, con la misma división de categorías y el mismo catálogo de 18 circuitos.

Para los recien llegados, y al igual que su compañero de formula RIDE, MotoGP15 sigue siendo tan profundo como accesible en su gameplay y controles. Las opciones nos permiten ajustar el control de tracción, automatizar el frenado, y activar una línea de mejor recorrido y frenado para que vayamos aprendiendo a controlar estas bestias de dos ruedas, y si nos animamos, también podemos desactivar todas las asistencias para tratar de replicar toda la experiencia de manejo.

Con respecto a MotoGP14, la inteligencia artificial también ha sido ajustada para darles más naturalidad, con mayor posibilidad de encontrar errores de manejo a altas velocidades, posibilitando escalar puestos con mayor frecuencia, y así, entregándole más vértigo a la simulación. Los derrapes también serán más frecuentes, sobre todo al moverse en grupo sobre curvas cerradas, algo que casi ni pasaba en otras entregas.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=8Mc0rRyZ8ZY]

Es una lástima que, al tener la posibilidad de exprimir aún más a las nuevas consolas -solo mencionadas por su intención de multiplataforma- Milestone se haya conformado con reciclar una buena fórmula solo para cumplir con el contrato. MotoGP15 no es un mal juego, pero sufre de las comparaciones, y queda siendo solo recomendable para los que quieren jugar su primer buen juego de motos.

Para los acostumbrados a la serie es difícil de justificar, sobre todo por la exactitud con que se ha replicado MotoGP14 -salvo errores corregidos-, siendo tan solo una actualización con algunos nuevos modos irrelevantes. También es una pérdida de oportunidades, ya que no existen otro tipo de juegos que se ocupen de este segmento, así que para los fanáticos, es casi un año perdido.

MotoGP15 es una muestra más de lo que hacen los contratos de entregas anuales a franquicias con potencial de brillar, que en cambio, terminan siendo reversiones de si misma para poder cumplir y aparecer religiosamente en el calendario. Esta vez, es un buen juego para la oferta, porque para precio completo, es lo mismo comprar el anterior, que es casi lo mismo y ya está más barato.

MotoGP15 ha sido analizado con una copia comercial provista por Milestone.

MotoGP 15 - Review
Gameplay80%
Graficos70%
Sonidos70%
Multiplayer70%
Lo bueno:
  • Sigue siendo una experiencia profunda y divertida
  • Inclusión de una interesante campaña
  • Corrección de bugs y errores con respecto al anterior
Lo malo:
  • Sensaciones repetidas para quienes ya conocen la franquicia
  • Limitado número de motos con respecto a RIDE
  • Gráficos desactualizados
72%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
82%