Luego de que Blizzard anunciara la quinta y última clase final para Diablo 4 (para el juego base, claro) junto con un lanzamiento programada para el 2023 en PC y consolas con soporte para crossplay y cross-save entre todas ellas, GameInformer publicó en exclusiva un nuevo video del juego, mostrando varios minutos de gameplay con el Necromancer, como también algunas peleas PVPs y un monstruoso y gigantesco jefe (World Boss).

«Estamos ansiosos por abrir las puertas del Infierno el año que viene: los miembros del talentoso equipo detrás de Diablo IV priorizan la experiencia de juego en todos sus proyectos y han creado la visión más grande y ambiciosa de Santuario hasta el momento», dijo Mike Ybarra, presidente de Blizzard Entertainment. «Este mundo en expansión toma mucha inspiración del pozo oscuro de los 25 años de historia de la franquicia y está diseñado en torno a la filosofía de elección del jugador, ofreciendo una aventura distinta de todo lo que los jugadores de Diablo han experimentado antes».

La versión de Diablo IV de Santuario es enorme y está lleno de oportunidades para la aventura. La personalización de personajes en el juego es más detallada y extensa que nunca, y los jugadores podrán dejar que su curiosidad (y tal vez su insensatez) los guíe a través de más de 140 calabozos y decenas de misiones secundarias en su búsqueda de la victoria sobre las fuerzas de Lilith… y de equipo cada vez más poderoso. Los poderosos jefes de mundo plantean un desafío adicional en Santuario y alientan a los jugadores a formar equipo con otros que encuentren en sus travesías para derrotarlos y obtener sus tesoros. Y por primera vez los jugadores podrán alterar para siempre el mundo que los rodea conquistando y transformando Ciudadelas corruptas en puestos aliados.

No hay un camino único a seguir en Diablo IV; los jugadores podrán progresar de la forma no lineal que prefieran. Esta experiencia abierta se extiende hasta el final del juego, donde los jugadores podrán probar sus habilidades en Calabozos de Pesadilla, disfrutar del caos combativo en zonas de JcJ designadas, crear Tableros Paragón para continuar avanzando y personalizando sus personajes más allá del nivel máximo, e interactuar con el Árbol de los Susurros para desbloquear más objetivos de mundo y misiones y obtener equipo legendario.

En Santuario, un reino asediado durante mucho tiempo por las devastadoras guerras entre los Cielos Superiores y los Infiernos Ardientes, han pasado décadas desde los sucesos de Diablo III: Reaper of Souls, pero el mundo sigue plagado por una fuerza siniestra y corrupta. Y ahora Lilith, la Hija del Odio, ha renacido en el mundo de los mortales y está decidida a gobernar Santuario una vez más.

Junto a las emblemáticas clases Bárbaro, Hechicera, Renegada y Druida se encuentra el legendario Nigromante, la quinta clase de personaje jugable, que regresa con mecánicas de nigromancia completamente nuevas. Los jugadores podrán usar el Libro de los Muertos del Nigromante, una habilidad completamente nueva de la clase que les permitirá dominar el campo de batalla con una personalización más profunda de su ejército de muertos. Lucha junto a Guerreros Esqueléticos agresivos, Escaramuzadores veloces, Defensores espadachines o Segadores con guadaña. Desata una letanía de hechizos de sombra, frío y sacrificio con los Magos Esqueléticos. Usa resistentes Gólems de Hueso, Gólems de Sangre que roban salud y Gólems de Hierro que arremeten contra los enemigos. O sacrifícalos a todos para absorber su poder.

Presentación: El Nigromante

Para los Sacerdotes de Rathma, a quienes los forasteros conocen como Nigromantes, la palabra “muerte” evoca una sensación de poder, o incluso entusiasmo, cuando llega a sus oídos. Estos invocadores legendarios obligan a la sangre, los huesos y la oscuridad a cumplir su voluntad, y dominan a las filas de no muertos para que obedezcan sus órdenes. Los adversarios desprevenidos que decidan enfrentar a esta clase que desafía la muerte descubrirán rápidamente que cometieron un error muy grave, ya que son la oscuridad encarnada.

Tenemos muchas noticias mortales para compartirte sobre el modo en que la clase Nigromante diezmará y reanimará a los demonios en Diablo IV. Echa un vistazo a la actualización trimestral del blog de Diablo IV de junio de 2022, que llegará mañana a las 10:00 h (hora del Pacífico), para obtener más información sobre las nuevas mecánicas de la clase, como el Libro de los Muertos, con el diseñador principal de clases, Adam Jackson.

Tú decides

Diablo IV se basa en las decisiones del jugador. No hay una sola manera de jugar; los jugadores forjarán su propio camino a medida que avanzan y moldearán su destino de la forma no lineal que elijan. Esta filosofía se extiende a la personalización de personajes, las habilidades del jugador, la exploración del mundo abierto compartido de Diablo IV, sus sistemas sociales y, por supuesto, el juego avanzado. Adentrémonos en estos sistemas de juego y algunas de las opciones que ofrecen.

«Estamos ansiosos por abrir las puertas del Infierno el año que viene: los miembros del talentoso equipo detrás de Diablo IV priorizan la experiencia de juego en todos sus proyectos y han creado la visión más grande y ambiciosa de Santuario hasta el momento», dijo Mike Ybarra, presidente de Blizzard Entertainment. «Este mundo en expansión toma mucha inspiración del pozo oscuro de los 25 años de historia de la franquicia y está diseñado en torno a la filosofía de elección del jugador, ofreciendo una aventura distinta de todo lo que los jugadores de Diablo han experimentado antes».

Personalización de personajes

La población de Santuario es muy diversa. Quisimos que esa diversidad se viera reflejada en el héroe al que TÚ le das vida. Por lo tanto, ya sea que emprendas tu camino en Diablo IV como Bárbaro, Druida, Nigromante, Renegada o Hechicera, tendrás una plétora de opciones disponibles gracias a un desarrollado personalizador de personajes. Este grado de elección del jugador no se limita a lo estético; también se ve en los amplios árboles de habilidades de cada clase, que ofrecen infinitas maneras de aniquilar a las fuerzas de los Infiernos Ardientes con tu héroe.

La versión de Diablo IV de Santuario es enorme y está lleno de oportunidades para la aventura. La personalización de personajes en el juego es más detallada y extensa que nunca, y los jugadores podrán dejar que su curiosidad (y tal vez su insensatez) los guíe a través de más de 140 calabozos y decenas de misiones secundarias en su búsqueda de la victoria sobre las fuerzas de Lilith… y de equipo cada vez más poderoso. Los poderosos jefes de mundo plantean un desafío adicional en Santuario y alientan a los jugadores a formar equipo con otros que encuentren en sus travesías para derrotarlos y obtener sus tesoros. Y por primera vez los jugadores podrán alterar para siempre el mundo que los rodea conquistando y transformando Ciudadelas corruptas en puestos aliados. 

No hay un camino único a seguir en Diablo IV; los jugadores podrán progresar de la forma no lineal que prefieran. Esta experiencia abierta se extiende hasta el final del juego, donde los jugadores podrán probar sus habilidades en Calabozos de Pesadilla, disfrutar del caos combativo en zonas de JcJ designadas, crear Tableros Paragón para continuar avanzando y personalizando sus personajes más allá del nivel máximo, e interactuar con el Árbol de los Susurros para desbloquear más objetivos de mundo y misiones y obtener equipo legendario.

Explora tu camino

Como ya dijimos, no hay una sola manera de recorrer Santuario en Diablo IV; dejaremos que tus motivaciones decidan eso. Es un mundo vasto en escala, que alberga cordilleras gélidas, cañones arrasados por la arena, tierras rebosantes de pestilencia y muchos otros biomas. Y en todos ellos habrá montones de peligros demoníacos al acecho y secretos por descubrir. No recorrerás un mundo vacío en Diablo IV: cada rincón está hecho para el combate.

A medida que exploras y observas las heridas que el retorno de Lilith infligió en la tierra, encontrarás un nuevo tipo de mal: Ciudadelas. Estas son las ubicaciones que los esbirros de los Infiernos Ardientes han capturado, y están envueltas en una oscuridad que deberás despejar. Al despejar las Ciudadelas, se producirá un cambio permanente en estos lugares, que se repoblarán con vidas no demoníacas y te otorgarán botín. Es posible que al despejar una Ciudadela también se revelen nuevos calabozos para explorar y otras experiencias ocultas. Hablando de los calabozos, Diablo IV contiene casi 150 calabozos detallados, experiencias de combate cuerpo a cuerpo donde deberás erradicar el mal a lo largo de la línea de gesta principal y en otras aventuras. Cada vez que entres en un calabozo, su diseño y distribución de adversarios variará, lo que mantendrá intacto el desafío, pero también te permitirá pensar una estrategia para superar los peligros que te esperan adentro.

Santuario está vivo… ¡y hay muchos demonios por eliminar! Además de los peligrosos calabozos y las Ciudadelas fuertemente protegidas, habrá eventos locales para completar en solitario o con un equipo en la búsqueda de gloria y recompensas. Y, para los héroes osados que ansíen un desafío especialmente difícil, habrá jefes de mundo imponentes que recorren el mundo con deseos de eliminar a quienes los enfrenten. Agrúpate con otros defensores de Santuario para derribar a estos titanes de pesadilla.

Explora tu camino

Como ya dijimos, no hay una sola manera de recorrer Santuario en Diablo IV; dejaremos que tus motivaciones decidan eso. Es un mundo vasto en escala, que alberga cordilleras gélidas, cañones arrasados por la arena, tierras rebosantes de pestilencia y muchos otros biomas. Y en todos ellos habrá montones de peligros demoníacos al acecho y secretos por descubrir. No recorrerás un mundo vacío en Diablo IV: cada rincón está hecho para el combate.

A medida que exploras y observas las heridas que el retorno de Lilith infligió en la tierra, encontrarás un nuevo tipo de mal: Ciudadelas. Estas son las ubicaciones que los esbirros de los Infiernos Ardientes han capturado, y están envueltas en una oscuridad que deberás despejar. Al despejar las Ciudadelas, se producirá un cambio permanente en estos lugares, que se repoblarán con vidas no demoníacas y te otorgarán botín. Es posible que al despejar una Ciudadela también se revelen nuevos calabozos para explorar y otras experiencias ocultas. Hablando de los calabozos, Diablo IV contiene casi 150 calabozos detallados, experiencias de combate cuerpo a cuerpo donde deberás erradicar el mal a lo largo de la línea de gesta principal y en otras aventuras. Cada vez que entres en un calabozo, su diseño y distribución de adversarios variará, lo que mantendrá intacto el desafío, pero también te permitirá pensar una estrategia para superar los peligros que te esperan adentro.

Santuario está vivo… ¡y hay muchos demonios por eliminar! Además de los peligrosos calabozos y las Ciudadelas fuertemente protegidas, habrá eventos locales para completar en solitario o con un equipo en la búsqueda de gloria y recompensas. Y, para los héroes osados que ansíen un desafío especialmente difícil, habrá jefes de mundo imponentes que recorren el mundo con deseos de eliminar a quienes los enfrenten. Agrúpate con otros defensores de Santuario para derribar a estos titanes de pesadilla.

Propuestas para el juego avanzado

El cierre del capítulo final de la historia principal de Diablo IV será un momento épico, pero no significará en absoluto que el viaje de tu héroe se termine. Queremos que los jugadores vean el juego avanzado de Diablo IV como un nuevo comienzo, lleno de decisiones que determinarán lo que vivan después. Primero, tal vez quieras probar los Calabozos de Pesadilla: estarán transformados y rebosantes de peligros demoníacos avanzados, y una dificultad aumentada en forma de nuevos objetivos y más aflicciones. O tal vez quieras desviarte por otro camino, por ejemplo, para forjar tu futuro. Tenemos lo que estás buscando: el Árbol de los Susurros es un sistema de juego avanzado que te ofrecerá objetivos de mundo que cambian con frecuencia y misiones que te otorgarán equipo legendario, experiencia, materiales de creación y mucho más.

En Santuario, hay peligros implacables y omnipresentes que te esperan en cada rincón. Para superar lo que se te cruce en los Infiernos Ardientes, deberás fortalecerte. Cuando alcances el nivel máximo, se desbloqueará el Tablero Paragón y, junto con él, cientos de caminos opcionales para personalizar más la configuración de tu héroe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.