La Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) anunció un acuerdo con Nvidia y la multa que la compañía deberá pagar por rehusarse a revelar el impacto de las criptomonedas en las ventas de GPUs para a lo largo del 2017. Como muchos recordarán, el 2017 un gran boom de la minería de criptomonedas, habiendose vendido millones de GPUs, tanto de Nvidia como de AMD.

Según el comunicado, Nvidia pagará 5.5 millones de dólares para resolver los cargos por oscurecer ilegalmente cuántas de sus tarjetas gráficas se vendieron a mineros de criptomonedas. El documento afirma que Nvidia engañó a los inversores al informar un gran aumento en los ingresos relacionados con el gaming, ocultando cuántas GPUs fueron destinadas al mercado de las criptos. Nvidia no admite haber actuado mal como parte del acuerdo, pero acepta detener cualquier falla ilegal en la divulgación de información.

Los cargos se derivan de los informes financieros del año fiscal 2018 de Nvidia. La SEC señala que Nvidia vio una gran incremento en las ventas relacionadas con la criptominería en 2017, cuando las recompensas de la minería de Ethereum crecieron dramáticamente. Se informó detalladamente que la criptominería fue una de las causas de la escasez de GPU, y Nvidia lanzó una línea CMP separada específicamente para la minería, intentando evitar la escasez para los gamers. Pero los empleados aparentemente reconocieron que muchas GPU para juegos todavía iban a los mineros. “El personal de ventas de la compañía, en particular en China, informó lo que creían que eran aumentos significativos en la demanda de GPU para juegos como resultado de la criptominería” según se menciona en el comunicado de la SEC.

Dada la naturaleza del auge y la subsecuente caída de la criptomoneda en ese entonces, esto significaba que las cifras de ventas de Nvidia no indicaban necesariamente un crecimiento futuro confiable, lo que hacía que invertir en ella fuera más riesgoso. «Los analistas e inversores de Nvidia estaban interesados ​​en comprender hasta qué punto los ingresos de GPUs para juegos de la empresa se vieron afectados por la criptominería y preguntaron de forma rutinaria a la alta dirección sobre la medida en que los aumentos en los ingresos de gaming durante este período de tiempo fueron impulsados ​​por la criptominería», alega la SEC.

A pesar de esto, Nvidia no mencionó las ventas relacionadas con la minería como un factor del éxito de su división de juegos. Mientras tanto, mencionó a las criptomonedas como un factor importante en otros mercados, lo que sugirió a la SEC que estaba siendo deliberadamente engañosa. Y las preocupaciones de los inversores resultaron estar bien fundadas. El crash de las  criptos a fines de 2018 (junto con un mercado chino debilitado) lo llevó a recortar sus proyecciones de ganancias trimestrales en u$s 500 millones y provocó una demanda de los accionistas.

«Las fallas de divulgación de NVIDIA privaron a los inversores de información crítica para evaluar el negocio de la compañía en un mercado clave», dice Kristina Littman, directora de la Unidad de Criptoactivos y Cibernéticos de la SEC. «Todas las sociedades emisoras, incluidas aquellas que buscan oportunidades que involucren tecnología emergente, deben asegurarse de que sus divulgaciones sean oportunas, completas y precisas».

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.