¿Qué dudas nos quedan de que la década del 90 fue la era de oro de los juegos de Estrategia en Tiempo Real? Realmente ninguna. Franquicias legendarias como Warcraft, Starcraft o Age of Empires surgieron en estos años, así como otra innumerable cantidad de juegos ahora perdidos en el tiempo que supieron ser excelentes en su momento, como Dune o Total Annihilation. Dentro de esta ilustre selección, un título ocupa un lugar muy especial: Command & Conquer.

La historia de Command & Conquer como franquicia es una de glorias y tragedias. Desde sus fantásticos inicios de la mano de la querida Westwood estudios hasta su ocaso y progresiva bastardización en las manos de Electronic Arts, hace ya 10 años que no disfrutamos de un nuevo título de Command & Conquer que no sea un cash-grab para dispositivos móviles (y, además, cuanto menos recordemos de Tiberian Twilight… mejor).

De una forma u otra, estamos ante una familia de juegos que ayudaron a definir y popularizar al RTS, y que, como tales, se cuentan entra las franquicias más queridas por aquellos de 30 y tantos años que hayan crecido jugando a sus PCs en la década del 90.

[wpw_ba_viewer width=”auto” disable_intro=”false” alternate_skin=”true”]
[wpw_ba_img src=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Command-Conquer-Remastered-Screenshot-2020.06.15-13.40.36.77.jpg” data_alt=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Command-Conquer-Remastered-Screenshot-2020.06.15-13.40.38.84.jpg” title=””]
[/wpw_ba_viewer]

Ahora, en este 2020 caótico, EA hace su primer movimiento decente con la IP de Command & Conquer en varios lustros. Y esto se logra con la más simple de las estrategias: volver a los inicios. Bajo la producción de Petroglyph Games y Lemon Sky Studios, la legendaria saga regresa en la forma de Command & Conquer: Remastered Collection.

Para entender que vamos a encontrar en este paquete de contenido remasterizado hay que entender la naturaleza dual (o más bien triple, si contamos Generals) de Command & Conquer como franquicia. Desde sus inicios, Command & Conquer se dividió en dos familias de juegos similares y emparentados, pero diferentes en cierto sentido: la saga Tiberian y la saga Red Alert. Aquellos que sean veteranos de esta franquicia no van a necesitar una explicación de las diferencias, pero para aquellos jugadores que quieran sumergirse ahora en el mundo de Command & Conquer es necesaria.

La saga Tiberian, usualmente con un tono algo volcado a la ciencia ficción, nos ubica en un mundo donde dos facciones, la GDI (Global Defense Initiative) y la Hermandad de NOD, se baten en lucha por el control de un poderoso recurso alienígena, el Tiberio. Esta es la famosa saga que nos otorgó al fantástico villano Kane, líder de la Hermanda de NOD y que dio inicio a la franquicia con su primer juego, conocido en aquel entonces simplemente como Command & Conquer, y también como Tiberian Dawn, de forma retroactiva.

La saga Red Alert siempre fue dueña de un tono algo más disparatado de contenido histórico alternativo, en este caso, la ficción nos transporta a un mundo en el cual Albert Einstein logra viajar al pasado y, dirigiéndose a la década del 20, “remueve” a Adolf Hitler de la historia. Este acto genera una realidad paralela en la cual se da una suerte de “super Guerra Fría” que enfrenta a los aliados de la OTAN contra una renovada y poderosa Unión Soviética que no ha sufrido los embates del ahora inexistente Tercer Reich.

[wpw_ba_viewer width=”auto” disable_intro=”false” alternate_skin=”true”]
[wpw_ba_img src=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Desktop-Screenshot-2020.06.10-15.11.06.66.jpg” data_alt=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Desktop-Screenshot-2020.06.10-15.11.04.39.jpg” title=””]
[/wpw_ba_viewer]

Cada una de estas líneas de juegos hermanas contó con varias secuelas, expansiones y spin-offs, y cada una de ellas tiene su grupo de fanáticos y defensores acérrimos (por mi parte, “Team Red Alert”). Pero lo cierto es que ambas fueron muy bien recibidas por los usuarios y la crítica en cada una de sus entregas, con la excepción del mencionado e infame Command & Conquer 4: Tiberian Twilight, juego que por nuestra salud no volveremos a mencionar en esta reseña.

Cabe denotar que estas dos líneas fueron creadas con la intención de formar parte de un mismo universo en un comienzo. Algo que notaremos si completamos las campañas de Red Alert. Aunque subsecuentemente, cualquier intento de unificar la saga Tiberian y la saga Red Alert fue abandonada en las secuelas.

Pero volviendo a lo que nos compete en esta reseña, cuando hablamos de Command & Conquer: Remastered Collection estamos hablando de un trabajo de restauración fantástico para cada uno de los juegos que dieron inicio a las dos sagas. Esto es, Command & Conquer: Tiberian Dawn y Command & Conquer: Red Alert. Cada uno de estos dos títulos, además, viene acompañado de los distintos paquetes de expansión que agregan misiones y mapas. Además de un excelente editor de niveles.

Una de las primeras cosas que hay que entender sobre este paquete es que no estamos ante remakes de los dos juegos clásicos, sino antes simples remasterizaciones gráficas con algún agregado de funcionalidad y facilidad de uso aquí o allá. En ese sentido, tanto Tiberian Dawn como Red Alert se juegan y se sienten como juegos de su época, de una era en la que el RTS estaba en pañales y donde muchas de las mecánicas que hoy damos por sentado todavía no habían hecho su debut.

Esta realidad arcaica de los juegos se hace patente, de manera más notoria, en el casi prehistórico sistema de pathfinding que usan nuestras unidades, así como los ejércitos de la IA. Según los desarrolladores, estos “problemas” no podían solucionarse sin arruinar el balance clásico de las campañas de juego, por lo cual no se oficiaron mejoras sobre este apartado. Cuando juguemos Command & Conquer Remastered Collection vamos a encontrarnos con unidades atascadas intentando cruzar un puente, con ejércitos de la IA que atacan siempre en el mismo patrón y con la imposibilidad de designar rutas para nuestras colas de producción. Y si, todavía es posible arruinar por completo a la IA usando sacos de arena en Tiberian Dawn, un infame glitch que no ha sido corregido.

En otros sectores, se han oficiado algunos cambios que mejoran la experiencia. La barra lateral, en la cual designamos la producción de nuestra infraestructura y de nuestros ejércitos, ha sido mejorada. Ahora es mucho más cómoda de utilizar y cuenta con la posibilidad de designar atajos de teclado a nuestro gusto. Otra mejora enorme ha sido efectuada sobre la funcionalidad del modo online, por lo que ahora es muchísimo más sencillo lanzarse a la arena multijugador y encontrar partidas en las que batirnos contra otros generales.

[wpw_ba_viewer width=”auto” disable_intro=”false” alternate_skin=”true”]
[wpw_ba_img src=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Command-Conquer-Remastered-Screenshot-2020.06.15-13.57.11.32.jpg” data_alt=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Command-Conquer-Remastered-Screenshot-2020.06.15-13.57.06.71.jpg” title=””]
[/wpw_ba_viewer]

En líneas generales, los cambios oficiados a las mecánicas de juego son más bien rudimentarios, y apuntan más a mantener el feeling clásico de estos dos grandes juegos que a reinventar la rueda. Se trata de una decisión de diseño que puede transformarse en un gran pro o una gran contra, dependiendo de las expectativas de cada jugador. Aquellos que busquen una experiencia de juego moderna no van a encontrarla aquí. Peor quienes quieran rememorar viejos tiempos, van a sentirse, una vez más, frente a los controles de su Pentium I, y mirando con asombro a su viejo monitor CRT de 14 pulgadas.

Donde el paquete de remasterización si ha recibido un lavado de cara más pronunciado es en todo lo que rodea al corazón jugable de ambos títulos. Desde sus inicios, la saga Command & Conquer se destacó sobre la competencia gracias a su enorme cuota de personalidad. Esta característica se veía puntualizada, por un lado, por una excelente y despampanante banda sonora, y por otro, por las fantásticas escenas de debriefing actuadas, que aunaban lo serio y lo disparatado de manera fantástica.

El aspecto gráfico del juego ha sido mejorado en general. Durante cada misión, con solo presionar la barra espaciadora, podremos cambiar la visualización del pixelado modo “clásico” a los gráficos remasterizados con nuevos modelos para las unidades, nuevos efectos de explosiones y un visionado de los mapas que se ajusta a las resoluciones modernas. El cambio oficiado sobre el aspecto gráfico del juego no es uno transformativo, sino que apunta a comunicar de manera más clara lo que ocurre en pantalla al tiempo que se busca mantener la personalidad original del juego. Los diseños de las unidades siguen siendo simples pero llamativos, y cuando estalla la acción Command & Conquer nos recuerda porque fue uno de los grandes éxitos de los 90.

[wpw_ba_viewer width=”auto” disable_intro=”false” alternate_skin=”true”]
[wpw_ba_img src=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Desktop-Screenshot-2020.06.10-15.05.12.83.jpg” data_alt=”https://www.pcmrace.com/wp-content/uploads/2020/06/Desktop-Screenshot-2020.06.10-15.05.16.52.jpg” title=””]
[/wpw_ba_viewer]

Las fantásticas secuencias de debriefing también han recibido un lavado de cara, aunque en este caso algo más limitado. Se ha hecho un esfuerzo enorme por intentar mejorar la calidad de estos arcaicos videos, con resultados algo dispares limitados por la tecnología disponible. A pesar de esto, estas escenas grabadas con actores reales siempre han sido uno de los elementos más originales y divertidos de Command & Conquer, factor que tal vez alcanzó su momento cúlmine en Red Alert 3 con el genial Tim Curry intentando con todas sus fuerzas no estallar de la risa al leer su famosa línea acerca de escapar a “The one place that hasn’t been corrupted by capitalism…. SPACE!”  (Que bueno sería que ahora se propongan remasterizar las secuelas).

Y no podemos dejar de mencionar en excelente trabajo de remasterización oficiado sobre la fantástica banda sonora de Command & Conquer. Obviamente, la joya de la corona aquí es el legendario tema “Hell March” de Red Alert, tal vez uno de los temas más icónicos en la historia de los videojuegos. La remasterización eleva la calidad no solo de este tema, sino de toda la banda sonora de Tiberium Dawn y Red Alert, ambas excelentes.

El paquete de contenido incluye otros elementos que harán las delicias de los aficionados a la saga: Galerías de imágenes, videos con curiosidades o detalles sobre la producción original de los juegos, temas descartados de la banda sonora y mucho más. Para el fan de Command & Conquer, estamos hablando de una verdadera arca de tesoros.

También es necesario mencionar la excelente decisión de los desarrolladores de liberar el código fuente de Command & Conquer a la comunidad modder. El RTS es un genero que se asienta fuertemente en las producciones de los aficionados, y que los modders cuenten con todas las herramientas disponibles para ponerse a toquetear y modificar el juego seguramente dará sus frutos en los meses y años venideros.

En líneas generales, Command & Conquer Remastered Collection es un paquete de contenido construido con un enorme nivel de cariño y respeto para con estos legendarios juegos de estrategia. Aquellos que busquen una experiencia de juego transformativa y adaptada a los tiempos que corren seguramente se irán decepcionados, ya que los problemas de IA y Pathfinding de los juegos originales persisten. Pero quienes, por el contrario, aborden a esta colección en la búsqueda de pegarse un baño de nostalgia, se encontrarán sentados frente a sus monitores con una sonrisa de oreja a oreja.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Electronic Arts.

Command & Conquer: Remastered Collection – Review
Gameplay75%
Gráficos80%
Música y Sonidos 100%
Multiplayer90%
Trabajo de Remasterización90%
Lo bueno:
  • - Un paquete con dos de los más grandes clásicos de la historia del RTS.
  • - La fantástica banda sonora remasterizada.
  • La liberación del código fuente a la comunidad modder.
Lo malo:
  • - Los viejos problemas de la IA y el Pathfinding no han sido abordados (aunque si esto se corrigiese, tal vez estos juegos dejarían de ser lo que son).
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
66%