Luego de algunas pruebas y el análisis de los resultados, The Coallition ha decidido que implementará el crossplay entre Windows 10 y Xbox One para partidas competitivas en Gears of War 4.

En el estudio llegaron a la conclusión luego de ver la buena convocatoria de jugadores de PC que hubo durante las estapas de prueba, y como luego, al desactivar el crossplay, muchos jugadores de nuestra plataforma se la pasaban grandes períodos de tiempo esperando algun resultado de matchmaking, debido a la falta de otros jugadores en PC.

Para lograr la implementación, The Coallition se apresuró en tomar medidas de balance para poder hacer posible el cruce de plataformas. El primer paso de este cambio se dió hoy, con un cambio en las playlists, reduciendo la rotación a Team Deathmatch y King of the Hill en Core, y agregando el crossplay al Warm Up de Competitive, para empezar a analizar las diferentes soluciones de balance.

Una vez hechos todo los ajustes, el crossplay llegará a las partidas competitivas de manera definitiva a fin de año, en cualquiera de las playlists Core y Competitive. Ambas modalidades son la base de la experiencia multijugador de Gears of War 4, y the Coallition busca enriquecer los resultados de matchmaking, a la vez de ampliar la variabilidad y el estilo de los competidores.

Para gusto de los fundamentalistas de plataformas, el Ranked Crossplay no será obligatorio para Xbox One, pudiendo filtrar la manera en la que el matchmaking los empareja con otros jugadores, pero si quedará de forma definitiva en Windows 10, seguramente por la poca base de jugadores existente.

Pueden leer nuestro review en el siguiente link, como también ver nuestra galería de imágenes en 4k (de toda la campaña) en este otro enlace.