El tiempo que todos estábamos esperando llegó. El NDA de los benchmarks de terceros para los nuevos AMD Ryzen fue levantado, y debajo podrán ver algunos de ellos. Por lo que se puede ver, el R7 1800X de u$s 499, el nuevo CPU tope de gama de AMD, es sin dudas un gran producto, pero no puede igualar al 6900K y al 7700K en juegos.

Según GamersNexus, «el Ryzen 7 1800X es una decepción, y no es un procesador que es recomendados para los jugadores considerando el precio. Si lo llegas a comprar, deshabilita SMT para los juegos. Pero si, el 1800X es un gran competidor del 6900K en producción, dado su precio. Si recomendamos el 1800X antes que el 6900K para aquellos que de verdad usan aceleración de software. No es tan bueno para juegos, y las GPUs superan a ambos CPUs de AMD e Intel en renderizado acelerado.»

Guru3D también tuvo resultados similares, comentando que el Ryzen 7 1800X no rinde bastante bien comparado con el 6800K/6900K al momento de realizar benchmarks en juegos.

De manera similar, Tom’s Hardware encontró que el AMD Ryzen 7 1800x rinde un 5 a 10% menos que el Intel Core I7 7700K y el i7 6900K en juegos.

Está claro que los Ryzen de gama media/alta no son lo prometido, dado que están por debajo del rendimiento del último Core I7 de Intel. Habrá que esperar a la nueva linea R5 y R3, que según AMD, «estarán más optimizados para juegos». Por el momento, al menos en latinoamérica, un 6700k o 7700k sigue siendo más baratos que un 1700X en cuanto a precio/rendimiento -ni hablar un 1800X.