[:es]Muchos son los videojuegos que nos entran por los ojos, sin tener que rebuscar tanto en ellos, pero son pocos los que complementan todos sus apartados para entregarnos un producto sólido, eficiente y pulido, y eso es lo que recibiremos de este singular título desarrollado por Thunder Lotus Games, tras un exitoso Kickstarter a sus espaldas. Supieron balancear todos sus apartados de manera magistral, apostando por una historia ambientada en la mitología nórdica, llenándola de grandes personajes y lugares que, a más de un amante de la literatura e historia, les resultará asombrosa.

Nuestra aventura nos pondrá en el papel de Thora, una guerrera nórdica que por fuerzas del destino, y en mayor parte de la naturaleza, recibió una muerte desafortunada, que cualquier nórdico la consideraría deshonrosa. Es por ello que los dioses decidieron darle una segunda oportunidad, en la cual tendrá que cumplir unos desafíos impensables para alguien ordinario, por lo que deberemos probar nuestra talla y demostrar que merecemos llegar a las eternas puertas del Val-hala.

Es allí cuando tomaremos el control de nuestra heroína, que emprenderá un viaje solitario, desolador, y que podrá resultar imposible, acompañada solamente por su fiel hacha, y su afán de alcanzar la gloria eterna junto a Odin. Deberemos hacer frente a mundos olvidados por la civilización, inexplorados e inhabitados, y en ellos solo encontraremos peligros, desolación, tristeza, muerte y grandes bestias titánicas, a quienes deberemos hacerle frente para impresionar a los Dioses.

En cuanto a la jugabilidad, Jotun se presenta como algo básica -tal vez demasiado-, pero aun así, no deja de sentirse fluidez en cada tramo de la aventura. Tan solo contaremos con los conocidos golpe débil, fuerte y rodar, pero es todo lo que necesitaremos para escapar de las garras de las bestias, propiciar unas buenas palizas y en ocasiones, para resolver curiosos pero muy perspicaces puzzles.

El viaje está compuesto por cinco mundos y cada uno de ellos subdivido en dos zonas. El principal objetivo de estos lugares será encontrar una runa especial que nos dará acceso al jefe del mundo en el que nos encontremos. Podríamos decir que cada lugar se encuentra muy bien diferenciado del otro: algunos apostaran por bosques y prados venenosos, otros por grandes ruinas nevadas donde seremos presas de fuertes tormentas de nieve y ventiscas; o por lugares etéreos como un cielo boreal. Debido a esas diferencias es que se da la particular forma de hacernos avanzar en cada lugar. Si bien en algunos puntos solo bastará con tirar para adelante por cuanto camino encontremos, otros nos harán cumplir pequeños puzzles, y en otros casos deberemos utilizar a los enemigos para lograr continuar.

Cada escenario hace un énfasis y nos relaciona de manera especial con elementos de la mitología, de tal manera que por momentos nos encontraremos en Ginnungagap (el gran vació) o con personajes como Ratatöskr (la ardilla), Jörmungandr (la serpiente), o Veðrfölnir (un halcón sobre un águila) sin contar los escenarios como Yggdrasil,(el árbol del mundo) es por ello que durante cada paso que hagamos por adentramos en estos vastos mundos no perderemos esa increíble ambientación.

A cada mundo lo podríamos dividir de dos maneras: una es la exploración, que es de lo que más se nutre este juego, entregando lugares muy bien enrevesados pero con múltiples caminos, y que en más de una ocasión nos harán perder el rumbo o terminar en el mismo lugar dando vueltas, razón por la cual deberemos darle un uso especial al mapa, que si bien no nos enseñará con un puntero nuestro lugar en él, será una útil guía, y algo necesario en ocasiones para poder avanzar paulatinamente sin perder el ritmo, como si no fuera suficiente con lo laberintico de sus locaciones.

También nos encontraremos con trampas que, en más de un momento, nos harán suspirar y tal vez hasta echarnos para atrás, desde pequeñas zonas infestadas por veneno hasta fuertes y hostigadores rayos, son algunos de los elementos que podremos encontrarnos en esta aventura.

Pero no todo tiene que ser algo malo y dañar obligatoriamente a nuestro personaje. Más allá de la típica runa a encontrar, habrá ciertos puntos de interés donde también contaremos con elementos útiles como unos peculiares arboles con unas manzanas, que aumentaran nuestra vitalidad, como así también pequeños pozos -manantial de Mimir- donde podremos recuperarnos y servirán como punto de control.

También contaremos con la ayuda de los Dioses que se encuentran en forma de estatuas, brindándonos ciertas habilidades especiales, desde la recuperación automática de vitalidad, unos imbatibles escudos que propiciaran protección, hasta el todopoderoso martillo de Thor que todo lo destruirá. Portando todos estos elementos deberemos darle caza a los Jotun, unas bestias titánicas y primitivas, presentando diferentes batallas. En todo momento deberemos de ser conscientes de los tiempos de movimiento de nuestro personaje, ya que al ser una pequeña y simple mortal, seremos mucho más lentos, pero una vez que logremos hacer caer al primero, sabremos que tenemos lo necesario para ir a enfrentar al siguiente.

Dejando de lado su jugabilidad, lo primero que notamos al ver Jotun es su impresionante apartado visual. Como si de una película animada se tratase, cada escenario contará con sus particulares detalles y vistosos elementos en pantalla, sumados a una excelente puesta en escena u ocasionales alejamientos de la cámara, para resaltar un mundo inimaginable, lleno de momentos dignos de un sinfín de wallpapers.

Pero como todo tiene que estar al mismo nivel y sin dejar nada de lado, Jotun también nos presenta una banda de sonido que, si bien no es perfecta, cumple, y nos hará adentrarnos en nuestra aventura haciendo uso de unas tonalidades tranquilas pero al mismo tiempo emocionantes, que nos exaltarán ya que gracias a esos pequeños detalles de sonido, podremos saber qué es lo que nos aguarda tras cada rincón del mapeado.

Tal vez podríamos echar en falta un poco más de variedad en el sistema de combate, ya que resulta cíclico en ocasiones, o tal vez la cantidad de jefes resulte escasa. Si bien son diferentes y cada uno cuenta con una habilidad en particular que hará las batallas diferentes e interesantes, no deja de sentirse que Jotun es una joya que no termina de explotar todo su potencial, más teniendo en cuenta la temática de mitología nórdica que pretende abarcar.

Aun así, al final de cuentas, es una experiencia digna de vivir, ya sea por su apabullante apartado gráfico, o por las increíbles batallas -en las que más de uno recordará a Shadow of the Colossus o el actual Titan Souls-, se convierte en experiencia memorable y fantástica, durante las casi 5 a 6 horas que pueda llegar a durar.

Actualmente podemos encontrar a Jotun en la tienda digital de Steam a un precio de $15

Este review fue realizado por una copia comercial provista por Thunder Lotus Games.[:]

[:es]Jotun - Review[:]
Historia80%
Gameplay80%
Gráficos90%
Música y sonidos85%
Lo bueno:
  • El lore, la mitología nórdica.
  • Visualmente, resulta muy impresionante.
  • Los bosses, cada batalla será particularmente especial.
Lo malo:
  • El sistema de combate puede resultar muy tosco en ocasiones.
  • Los escenarios si bien no son enormes, pueden resultar laberinticos y enredados.
  • Duración, poco más de 5 horas.
84%Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Voto)
77%

Sobre El Autor

Análisis y redacción.

Concepción, Tucuman, Argentina

Dejar una respuesta