Hace ya casi un año que Firaxis nos entregó la última novedad dentro de su franquicia estrella. Sid Meier’s Civilization Beyond Earth resultó ser un juego 4X competente, con muchos de los ingredientes que se pueden esperar en una producción de un estudio como Firaxis. Pero por otro lado, encontramos que aquel juego pecaba de algunos problemas serios, entre los más destacables: una importante falta de personalidad y un parecido demasiado pronunciado con su antecesor inmediato en la saga: Sid Meier’s Civilization V.

Fiel a su historia, todos sabíamos que Firaxis no iba a dejar las cosas así. La primera expansión para Beyond Earth, titulada Rising Tide, está a punto de hacer contacto con nuestras PCs en las próximas semanas.

Además de la gran novedad que representan las ciudades acuáticas, Rising Tide promete agregar una gran cantidad de mejoras jugables, estéticas y estratégicas a un juego que de por sí ya era bastante profundo. Y muchos de estos agregados parecen estar apuntados en dos direcciones: Agregarle personalidad a Beyond Earth y brindarle una identidad propia en comparación al resto de la franquicia.

En los últimos meses, Firaxis nos presentó a tres de los nuevos cuatro sponsors presentes en esta expansión: Al Falah, una facción de peregrinos arábigos que no utilizó criogenia en su viaje interestelar; La Alianza del Mar del Norte, una coalición de países nórdicos con poderosas ventajas en el juego marítimo; e INTGER una facción germánica de diplomáticos y librepensadores.

Hoy introducimos al cuarto y últimos sponsor de Rising Tide: la misteriosa organización de Chungsu, liderada por su aún más enigmático líder Han Jae Moon, “el joven sabio”. A diferencia de otros sponsors en Beyond Earth, Chungsu es una organización clandestina con base en la península coreana cuyos objetivos están envueltos en las sombras. A nivel de juego, esto se verá reflejado en la capacidad especial de esta facción a la hora de manipular y explotar el uso de los agentes de operaciones secretas, obteniendo una puntuación extra de ciencia por cada misión ejecutada con éxito.

Otro elemento novedoso introducido en Rising Tide será la posibilidad de desarrollar caminos de afinidades combinados. Ya no contaremos solo con las tres vías “puras” de la Armonía, La Pureza y La Supremacía. Ahora además vamos a poder combinar estas filosofías de desarrollo de distintas maneras, lo que nos dará acceso a nuevas unidades y edificios especiales. Estos elementos novedosos se suman a varios más, tales como la presencia de un nuevo recurso: el capital diplomático, que promete ser la base de un sistema de diplomacia mejorado y mucho más complejo que en el pasado.

A escasos días del lanzamiento oficial, esperamos que Rising Tide logre corregir muchos de los problemas que provocaron que Beyond Earth no cumpliera con las expectativas generadas. Conociendo la historia de Firaxis a la hora de crear grandes expansiones para sus juegos, esperamos el arribo con ansias.