Electronic Arts y el estudio desarrollador sueco Zoink, conocido por títulos como Zombie Vikings y Fe, nos traen Lost in Random, su nuevo título que mezcla aventura y acción en un mundo donde todo se rige por la tirada de un dado negro a manos de una malvada reina, que ha logrado extinguir a todos los dados de este fantástico mundo ahora dividido en seis reinos.

Representados por las seis caras de un dado, estas áreas van desde el número uno en donde viven los pobres y marginados, hasta llegar al seis, que es donde vive la reina y otros ricachones. La historia comienza cuando nuestra protagonista Par (Even), decide ir tras su hermana Impar (Odd) luego de que esta fuera aleatoriamente elegida por el lado seis para vivir junto con la reina tras haber caído el temido dado negro en el número seis. Por supuesto, el sueño de muchos de los habitantes de Random es vivir en el sexto reino, pero hacerlo también implica separarse de sus seres queridos, como el caso de Impar.

Disconforme con las reglas y el caos del mundo de random, Par decide ir a buscar a su hermana y se encuentra con Dadelio (Dicey), un carismático dado blanco que ayudará a nuestra heroína a avanzar a través de estos oscuros y extravagantes pueblos repletos de personajes con personalidades asociadas de manera tan peculiar como graciosa a las seis caras de los dados.

En el reino número dos, por ejemplo, algunos de los bizarros individuos (sobre todo aquellos que nos darán quests tanto principales como secundarias) tienen dos personalidades completamente diferentes. A veces nos encontraremos con un hermano bueno y otro malo, o un personaje con un cuerpo con dos cabezas mostrando un conflicto de intereses debido a la dualidad de sentimientos o lógica. En otros personajes con un rol más protagónico la dicotomía se manifiesta de manera más extravagante tanto en tamaño como en moral. En el tercer reino, por poner otro ejemplo, tres hermanos se atacan entre si por el dominio del mismo sin importar las consecuencias, y cada uno de los ataques de los hermanos está por supuesto ligado a la tirada del dado de la reina.

Sin importar el número del distrito, todo está creado con un sensacional nivel de humor y un apartado audiovisual timburtoneano realmente admirable (muy al estilo El Extraño Mundo de Jack o American McGee’s Alice), que nos absorbe instantáneamente a los pocos minutos de juego. La ambientación de cada reino y la música que los acompaña, es tan mágica como intrigante, y el excelente trabajo de voces de cada una de los personajes, tanto primarios como secundarios, que definitivamente agrega un plus sobre todo considerándose de un título del sello EA Originals. De hecho hay varios títulos AAA (como los recientes Biomutant o Tales of Arise) en donde los personajes o quests secundarias presentan diálogos con el clásico gibberish para ahorrar presupuesto, lo cual mata un poco la inmersión.

Al igual que en muchos juegos recientes, el combate de Lost in Random cuenta con una mecánica de un mazo de cartas con el agregado de la aleatoriedad de la tirada de un dado. En principio, tendremos unas pocas cartas en el mazo (en el cual podemos llevar un total de quince), pero podremos ir comprando más cartas con monedas obtenidas del entorno del mundo (al destruir jarrones o mandar a Dicey a recovecos de donde salen muchas monedas) o adquiriendo cartas adicionales al completar misiones secundarias.

Al iniciar un combate, tendremos que destruir los cristales de los enemigos con nuestra gomera para obtener la energía necesaria para tirar a Dicey y obtener hasta cinco cartas aleatorias de las quince disponibles en el mazo. No es necesario juntar la energía para tirar las cinco cartas (puede ser una o cinco), pero lógicamente no podremos ganar un combate con una o dos cartas a menos que sean justo lo que necesitemos para sacarle el chiquito de vida que le queda a un enemigo.

Las cartas se dividen en cinco clases (trampa, daño, defensa, peligro y arma), cada uno con diferentes costos (excepto por algunas trampas que cuestan 0). El mazo se puede personalizar en cualquier momento, siempre y cuando sea previo a un combate. La jugabilidad, a pesar de que puede ser un tanto lenta y repetitiva al principio, va mejorando conforme avanzamos en el juego y obtenemos mejores cartas. Cabe remarcar que Dicey al comienzo del juego cuenta con dos caras de un dado (uno y dos) y luego se va actualizando con las otras caras del dado al tener que avanzar en los otros reinos, lo cual a su vez nos permite tener la posibilidad de que el dado caiga en un número mayor para poder utilizar más y mejores cartas.

Por otro lado, si bien las cinco cartas que nos tocan al tirar el dado son aleatorias, podremos usar unos pines dorados (obtenidos luego de comprar varios packs de cartas en el shop) que nos permitirán fijar uno o varios pines a cartas para que en la próxima tirada las podamos utilizar. Esto es sumamente útil dependiendo del tipo de enemigo que estemos enfrentando. Si bien la mayoría se pueden derrotar de varias maneras, ya sea con armas de rango (algunas con un número limitado de proyectiles), armas cuerpo a cuerpo (espadas, martillos, etc.) que tienen una vida útil determinada, bombas u otros gadgets, es primordial analizar la baraja previo al combate y saber qué pines asignar para que los combates no se hagan tan largos y tediosos.

Además de los combates regulares, cuya cantidad y variedad de enemigos se incrementa con cada reino que visitamos, tendremos que abrirnos pase a través de una especie de juegos de mesa constituidos por varias arenas, en la que la pieza del tablero avanza según la tirada del dedo y ciertos comodines (que hacen avanzar más lugares). Podremos obtener determinadas ventajas en caso de que la pieza caiga en ciertos lugares del tablero, tales como pájaros con bombas para eliminar enemigos o sacos de monedas, armas de diferentes tipos, entre otros.

Por supuesto, cada reino cuenta con un jefe final, que si bien el gameplay en esencia no cambia en cuanto al combate, hay variantes de mecánicas como rimas de diálogos (que se puede ver en el video de la pelea contra el jefe Royam, por ejemplo) que agregan un poco de humor y de paso sirven para tomarnos un descanso de la aleatoria monotonía del combate que, una vez más, somos nosotros los que le daremos el ritmo y la diversión dependiendo de la mala o buena elección de cartas y fijación pines.

Una vez más, la visual de Lost in Random tiene todos los ingredientes de un título AAA, como si se tratara de una especie de Pshychonatus 2 pero con una temática gótica y oscura, y con una alta dosis de humor. Realmente no se podría pedir más en cuanto a presentación sabiendo que se trata de un juego de u$s 29.99. En cuanto a la optimización, Lost in Random no es un juego muy exigente a pesar de contar con escenarios bastante atractivos y detallados. Con un procesador y placa de video de gama media (Core i5 de 8va Generación y una GTX 1060/RX 580 por ejemplo) el juego funcionará a 60 FPS en 1080p en todos los reinos. Siempre habrá algún que otro punto del mapa en donde la tasa de cuadros bajará un poco (a 50-55), pero por lo general está muy bien optimizado.

También lo probamos con la laptop Rog Zephyrus G14 “GA401IV” de ASUS (que cuenta con una RTX 2060 Max-Q) y no tuvimos problemas tampoco en mantener los 60 FPS en 1080p. En 4K, lo jugamos con Core i9-9900KS y una RTX 3080 y el juego lógicamente nunca bajó 60 FPS. Probablemente con placas de video de gama media (RTX 2070 o RX 5600 XT), Lost in Random tampoco tenga problemas en alcanzar y/o mantener los 60 FPS en todos las zonas del juego en 4K.

Es una pena y es realmente llamativo que no cuente con ningún tipo de opciones gráficas en PC. Solamente podremos configurar la resolución, la sincronización vertical, la escala de resolución (que no ayuda mucho ya que es 1 o 2) y nada más, y la falta de opciones para modificar la visual podría ser un obstáculo para alcanzar los 60 FPS con placas de video de gama más baja del tipo GTX 1050 o RX 560.

En pocas palabras, Lost in Random es una aventura única en un mundo realmente memorable, gracias al excelente guión escrito por Ryan North (creador de Dinosaur Comics, el cómic de Hora de Aventura y The Unbeatable Squirrel Girl de Marvel) cuya historial principal nos atrapa de principio a fin, al mismo tiempo que la excentricidad de los personajes secundarios nos llenan de intriga con sus inusuales peticiones. Quizás el gameplay podría haber sido un poco más rápido y dinámico al comienzo del juego, pero una vez que le agarremos el gusto y encontremos nuestro mazo de cartas ideal, el juego se podrá disfrutar íntegramente y nos dejará en definitiva con una experiencia inolvidable.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Electronic Arts y los desarrolladores Zoink/Thunderful. Lost in Random ya se encuentra disponible en PC vía Steam/Origin, Nintendo Switch, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One y Xbox Series S|X por u$s 29.99 o precio regional. Pueden ver más de nuestras imágenes y videos de gameplay en 4K en esta publicación.

Lost in Random - Review
Historia80%
Gameplay75%
Gráficos85%
Música y Sonidos90%
Lo bueno:
  • El gran elenco de personajes y la gran cuota de humor que los acompaña.
  • Mecánica de combate original y por momentos desafiante.
  • Excelente ambientación y banda sonora.
Lo malo:
  • El combate puede tornarse un poco repetitivo y hay batallas más largas de lo que deberían ser.
  • Problemas de sincronización labial en algunos personajes.
  • No cuenta con opciones gráficas en PC.
82%Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
67%