El género de los beat ‘em ups supo tener su era dorada durante los años 90s. Desde el brillante Final Fight, hasta cosas más modernas como Scott Pilgrim vs. The World (que no tuvimos el agrado de tener en PC), pasando por aberrantes intentos con motores gráficos en 3D, fue un estilo de juego atrapante, pero exigente.

No era fácil terminarlos sin perder varias vidas, y no daban la posibilidad de tomarse 15 minutos del almuerzo para avanzar un poco. Empezar un beat ‘em up era comprometerse a pasar un par de horas frente a la pantalla, hasta derribar a ese boss final que tantos golpes se merecía llevar.

Fist of Jesus: The Bloody Gospel of Judas es una nueva especie de beat ‘em up que se pone en el medio de los clásicos originales y los juegos casuales, que se dejan toquetear por tan solo unos minutos, para abandonarlos rápidamente y dejarlos esperando hasta el próximo descanso. Está basado en una película independiente española del mismo nombre, con más merchandising de lo que parece merecer.

La idea es que Jesúss y su compañero Judas vayan deteniendo hordas de zombies en pequeñas arenas con distintos objetivos. A medida que avanzamos, se acrecentará la dificultad y la cantidad de premios que conseguiremos, con los que podremos comprar ataques y mejoras a través de la campaña. Eso también sería su pequeña cucharada de RPG.

Posee una estructura similar a la de juegos casuales de celulares donde, dependiendo de nuestra destreza para conseguir los objetivos, iremos completando hasta tres estrellas por nivel. Esto no solo hace que nuestro personaje vaya consiguiendo nuevas cosas, sino que nos permite seguir avanzando en el mapa que nos ofrece cada uno de los niveles. También podremos repetirlos, para mejorar nuestra performance, y así obtener más beneficios.

En un primer momento parece ofrecer una experiencia monótona y aburrida, pero a medida que avanzamos, los enemigos empiezan a tomar distintas formas, y hasta las habilidades de nuestros héroes empiezan a mejorar. Jesús y Judas se aventuran juntos, pero los deberemos alternar en la batalla, cambiando tanto las habilidades como las barras de vida, para tener un poco más de posibilidades en los momentos en que la cosa se pone seria. Es una sorpresa agradable ver como los movimientos especiales tienen un acertado toque de parodia que hace referencia a otros juegos de acción.

Entre las ejecuciones nos encontraremos con cosas como arrancarle el corazón con la mano al enemigo, arrancarle la cabeza junto a la columna vertebral, estilo Sub-Zero, y sacar una motosierra de algún lado para cortarlo al medio, al estilo Gears of War. También hay cosas como el Jesusploxion, que hace volar a los enemigos en el aire, y la Judaskameha, que no es más que una graciosa referencia al kamehameha de Dragon Ball.

Como no podía ser de otra manera, los jefes de nivel son personajes bíblicos con personalidades y ambiciones basadas en lo que la historia ha sabido contar… aunque la epidemia zombie la inició Lázaro… hay seres mitológicos como el Kraken, y algún que otro romano pasado de esteroides. Poseen habilidades de ataque únicas, que profundizan un poco más a la estructura de gameplay y exigen del uso de ciertas estrategias para poder vencerlos. Están esparcidos a través de los 60 niveles.

Gráficamente tiene una presentación muy atractiva, con pequeños personajes estilo “chibi” que suelen desarmarse a medida que los vamos golpeando. Los jefes y algunos enemigos importantes poseen un tamaño mayor, y nunca pierden el elemento aniñado del estilo artístico que han buscado. En general es una experiencia muy agradable, y tiene unos muy buenos momentos acompañados de un humor bastante ocurrente.

Lo más flojo de todo el paquete es que no tenga un modo cooperativo local ni online, como uno da por sentado al adentrarse a jugar un beat ‘em up. Fist of Jesus es para una sola persona, que simplemente se deberá conformar con ir alternando a los dos protagonistas. Es una pena que esta linda experiencia no se pueda compartir, ya que sería algo que seguramente le de unos puntitos extras. Habrá que esperar a alguna nueva entrada en la serie, donde los desarrolladores decidan que es uno de los elementos primordiales en el género.

Fist of Jesus: The Bloody Gospel of Judas - Review
Historia60%
Gameplay80%
Graficos80%
Música y sonidos69%
Lo bueno:
  • Graciosos personajes
  • Estilo artistico adecuado y bien ejecutado
Lo malo:
  • Tarda un rato en ponerse interesante
  • Flojo en el apartado sonoro
  • Ausencia de modo cooperativo
70%Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
68%