Monolith Studios, el estudio reconocido por sagas como Blood, No One Lives Forever y F.E.A.R, abandonan momentáneamente la perspectiva de los first person shooters y nos traen este nuevo título en tercera persona ambientado en el fantástico mundo de Tierra-Media, combinando la jugabilidad open-world de los Assassin’s Creed con la mecánica de combate inspirada en los Batman Arkham, e implementando el novedoso sistema de Nemesis como principal rasgo distintivo.

En Shadow of Mordor encarnaremos a Talion, un Ranger de Gondor, que durante el ataque del ejército de Sauron a la puerta oscura (Black Gate), es atrapado y asesinado junto con su mujer e hijo, y posteriormente resucitado por Celebrimbor, el gran elfo forjador de los Anillos de Poder.

De esta manera, la historia se expone desde un principio con una transparencia y un objetivo que inexorablemente compartirán ambos personajes. Luego de percatarse de la situación, veremos a Talion exaltado y furioso por la maldición que lo une ahora al poderoso herrero, y como consecuencia no puede llegar a unirse a su familia en la otra vida.

El gran Rey elfo rápidamente le ofrecerá la oportunidad de vengar a sus seres queridos -cruelmente ejecutados por la Mano Negra de Sauron- y el ranger no tendrá otra alternativa más que aceptar la oferta para vindicarlos.

YOU´RE BANISHED FROM DEATH

Shadow of Mordor no teme en presentarse como una equilibrada mezcla de los juegos anteriormente mencionados. Imitar o tomar inspiración de otros títulos no es siempre algo necesariamente malo. El tema es hacerlo bien, y Monolith ha cumplido con creces al emular estos aspectos, agregando a su vez algunas ideas propias y elementos ligeros de RPG.

El dúo dinámico contará con un interesante y agresivo popurrí de habilidades, runas para las armas y upgrades para su respectivo armamento. Sin embargo, lo primero que uno cuestiona es la estructura de rama de habilidades que -ademas de precisar de puntos de experiencia- obligan al jugador a realizar misiones tanto primarias como secundarias y sumar Puntos de Poder -detallados más adelante- para poder acceder a ciertas skills.

En este sentido, la experiencia open-world se siente similar a la de Far Cry 3, en donde uno tiene que cumplir desafios y jugar misiones de la campaña para desbloquear nuevas habilidades. Esto puede resultar molesto para quienes quieran disfrutar de todas las habilidades de Talion y Celebrimbor sin ataduras, como también puede manifestarse simplemente como algo pasajero e inherente de la modalidad open-world para aquellos -como yo- que están acostumbrados a completar todos los objetivos secundarios.

En cuanto a su gameplay, es similar al de juegos como Batman Arkham, Sleeping Dogs o Remember Me, pero dada la temática del Señor de Los Anillos y los controles precisos tanto con T&M como con gamepad, masacrar Uruk-Hais y otras criaturas de Mordor, es verdaderamente brutal y gratificante -al margen de la baja dificultad y automaticidad del combate. Sin embargo, puede suceder que al invadir una fortaleza, no podamos evitar que suene la alarma y nos encontremos rodeados de unos 30 o 40 orcos en cuestión de segundos, haciendo que se nos dificulte el combate.

Por suerte siempre habrá cerca barriles explosivos, fogatas, nidos de moscas y hasta podemos atraer Caragors -bestias montables- para facilitarnos el trabajo. Algunas habilidades como las flechas de fuego de Celebrimbor, que aumentan el radio y fuerza de las explosiones, son realmente salvadoras en situaciones complicadas.

Si bien la campaña principal no es muy larga (7-8 horas de juego), tendremos un numero moderado de objetivos complementarios y collectibles para entretenernos, que nos darán entre 10 y 15 horas de juego adicional. Los primeros consisten en rescatar esclavos o hacer un número de misiones para actualizar nuestras tres armas (espada, arco y daga), y atributos como vida y concentración que se adquieren con Mirian, la moneda corriente que podrá obtenerse de varias formas.

Los collectibles también se separan en dos categorías: Artefactos, que luego de ser encontrados activarán un dialogo entre Talion y Celebrimbor; y por otro lado los Ithildin, marcas brillantes élficas que poco a poco formarán una imagen similar a la de “Speak Friend and Enter”, que conduce a Moria en las películas del Señor de los Anillos. Estos últimos son como los glifos de Assassin’s Creed II o Brotherhood, pero sin el dolor de cabeza de resolver los puzzles.

También tendremos unos 10 desafios de cacería y supervivencia. Como indica su nombre, los primeros consisten en cazar criaturas raras de Mordor, mientras que los segundos se reducen a recolectar diferentes tipos de hierbas y plantas.

THIS IS SHRAKH! WE WILL MEET AGAIN AND WI WILL HAVE MY REVENGE!

Debido a que Shadow of Mordor se ubica en la linea de tiempo entre El Hobbit y El Señor de los Anillos, sabemos que el inminente avance del ejército de Sauron es inevitable. Asentamientos y grupos de Uruk-Hais rebeldes y sedientos de poder se rigen por la ley del más fuerte, el más ambicioso, o el más traicionero, buscando siempre ascender en su estrato social.

En otras palabras, el sistema de Nemesis consiste en enemigos aleatorios con rasgos y características únicas. Ya sean simples soldados, capitanes (quienes también pueden actuar como guardaespaldas de caciques) o caciques, todos ellos pelearan entre si para trepar a lo más alto de la jerarquía de los campamentos de Sauron.

Al eliminar cualquiera de estos Orcos o Uruk-Hais -o intervenir en sus contiendas- obtendremos los mencionados Power Points para ir desbloqueando ramas de habilidades. Habiendo desbloqueado todas ellas, podremos seguir actuando como mediador de sus revueltas para hacer que suban de rango, y tener la posibilidad de obtener mejores runas para las armas -en combinación con la habilidad Amenaza de Muerte que incrementará las chances de una runa épica.

El sistema de Nemesis sin dudas es original, pero no todo termina ahí. Mediante la habilidad Branding de Celebrimbor, podremos controlar la mente de orcos y urak-hai -y otras criaturas- para asistirnos durante cualquier batalla, y en mayor medida, convertir capitanes y caciques para contrarrestar el avance de señor del mal.

Una vez que todos estén bajo nuestro yugo no habrá mucho más por hacer en Mordor -salvo juntar runas épicas- pero llegar a capturar los 10 caciques (5 de cada área) y sus capitanes, nos pueden llevar un buen tiempo.

Debo admitir que Shadow of Mordor es una de las grandes sorpresas del 2014 en cuanto a gráficos. Los escenarios de Mordor, juntos con sus personajes -sin dejar de lado los enemigos- ofrecen una visual nítida y con un nivel de detalle pocas veces visto. Ambas áreas del mapa de Mordor tienen colores muy vibrantes, diferentes entre si y se presentan con una atmósfera sumamente realista e inmersiva.

Dejando de lado el exorbitante requerimiento de los 6GB de VRAM para el paquete de texturas Ultra, Shadow of Mordor corre perfectamente en PCs de gama media con los detalles en alto, y dado el nivel visual que han logrado, definitivamente la optimización es otro de los puntos a favor.

Los efectos de fuego y charcos de agua se reflejan a la perfección con los entornos y personajes, y los ciclos de día y noche, acompañados por lluvias torrenciales y de granizo son un festín visual. Las animaciones de los personajes es indudablemente otro de los puntos a favor y no dejan de maravillarnos. Siempre insisto en que todo personaje principal de un juego en tercera persona debe verse y moverse bien, y ver caminar a Talion con la capa rasgada y sus armas es digno de alabanza. Ese nivel de prolijidad es soberbio.

Las voces de Talion (Troy Barker) y Celembrimbor (Alastair Duncan) son sencillamente impecables, y la de los cientos orcos no se quedan atrás. Otro punto a destacar es la perfección del lipsync y los coros y tambores de guerra que acompañan las entradas a la peleas contra caciques. Durante el combate, los sonidos viscerales y brutales al realizar ejecuciones nos lleva a un frenesí incesante que nos motiva a querer seguir masacrando enemigos una y otra vez.

THIEF? IT WAS MINE TO KEEP!

No hace falta ser un mago como Saruman para darse cuenta que Monolith se inspiró en muchos juegos a la hora de crear Shadow of Mordor, pero aún así logra reunir esos componentes a la perfección y pulirlos de manera excepcional y gratificante, agregando el novedoso sistema de Nemesis y una rama de habilidades que simplemente no tiene desperdicio.

Shadow of Mordor quizás no sea el juego del año, pero indudablemente es un título digno de la saga del Señor de Los Anillos y un claro ejemplo de calidad y buen combate, con algunas ideas nuevas y una atención al detalle sorprendente. En definitiva, si te gustan los juegos de acción, los open-world o simplemente sos un fan de los libros de Tolkien, “you shall not pass (it)” es lo que Gandalf diría con respecto a esta joya de Monolith.

Middle-Earth: Shadow of Mordor - Review
Historia70%
Gameplay88%
Gráficos90%
Música y sonidos85%
Lo bueno:
  • Combate pulido y gratificante
  • Excelentes gráficos y ambientacion
  • El sistema de nemesis y las voces
Lo malo:
  • Historia predecible y sin profundidad
  • Poca originalidad en el contenido
  • El combate es poco desafiante
85%Nota Final
Puntuación de los lectores: (14 Votes)
82%

Sobre El Autor

Editor en Jefe. PR.

Rosario. Santa Fe. Argentina

8 Respuestas

  1. Cesar Julian Papagiani

    que bueno que a vos no te parecio muy dificil, pero yo me comi unos pijasos barbaros cuando se juntan dos capitanes y una horda de orcos

    Responder
    • SiliciusEscipion

      Jaja, Me ha pasado lo mismo y es lo que me encanta del juego. Que, a diferencia de muchos otros donde luego de un tiempo uno es tan poderoso que es capaz de matar a un dragón con un escarbadientes, en este casi siempre estamos en inferioridad numérica rodeado de un mundo vivo y salvaje. Y a pesar de mi poderío, después de unas 15 horas y que ya me permite matar con relativa sencillez a los capitanes, cada dos por tres se juntan dos o tres de estos y bue… a correr y trepar como un loco porque la horda siempre parece hambrienta… 🙂

      Responder
      • Pey

        Pasa que yo soy del tipo que primero hace todo lo secundario y despues hago las misiones de la campaña, entonces así te parece más fácil :p

      • SiliciusEscipion

        Jaja, igual. Llevo +15 horas y recién encontré a Gollum por primera vez. Es que ya no tenía más nada que hacer así que no me quedó más que mandarme al escudito amarillo… jeje Y sí, estoy bastante poderoso y más de la mitad desbloqueado y una banda de runas. Calculo que no me será tan difícil a partir de ahora. Pero bue, siempre me pasa lo mismo. Aunque es algo que busco.

  2. SiliciusEscipion

    “Las voces de Talion (Troy Barker) y Celembrimbor (Alastair Duncan) son sencillamente impecables, y la de los cientos orcos no se quedan atrás” Súper cierto. Pero te falto hablar de Gollum… IM.PRE.SIO.NAN.TE tanto la animación como la voz, que si bien no está hecha por Serkis, Liam O’Brien hizo un estupendo trabajo… http://www.youtube.com/watch?v=eunXlO0148I

    Responder

Dejar una respuesta