Luego de que varios miembros del equipo de Crytek renunciaran al estudio por falta de pagos, la empresa alemana fundada por los hermanos turcos Yerli, poco después admitió que estaba en problemas financieros y que se dedicarían al desarrollo de juegos free-to-play. Entre ellos Arena of Fate y HUNT: Horrors of the Gilded Age.

Así es como Deepsilver (Koch Media) adquirió todos los derechos la franquicia Homefront y los assets de Homefront: The Revolution, anunciado el pasado 2 de Junio.

El desarrollo de Homefront: The Revolution estará a cargo del recién formado estudio Dambuster con base en Nottingham.

«Estamos muy contentos de ver otra gran IP unirse al universo de Deep Silver. Creemos que Homefront: The Revolution tiene un gran potencial y confiamos en el trabajo de este nuevo equipo para continuar haciendo grandes títulos».