Ambientando unos años antes de los acontecimientos de Sniper Elite v2, esta precuela de la saga de Rebellión verá a Karl Fairburne batallando sigilosamente a lo largo del desierto africano para impedir la construcción de uno de los tantos poderosos dispositivos Nazi, llamados comúnmente Arma Maravillas o Wunderwaffen.

El objetivo de Fairburne es claro y conciso. Buscar información sobre el supuesto artefacto e impedir su construcción, supervisada por Vahlen, un general Nazi que buscará ganarse nuevamente el favoritismo del Fhürer.

Salvo alguna misión particular en la que presenciamos un complot Nazi para despachar a Vahlen, las misiones consisten en acercarse poco a poco a la fabrica de la misteriosa y temible artefacto y destruirlo, dado que podría darle a los alemanes la herramienta clave para dominar y aplastar el ejército aliado emplazado en el área.

En comparación a su predecesor, Rebellion ha refinado y mejorado muchos de los aspectos característicos de la saga. La sensación de movimiento tiene una sensación más árcade, se ha puesto énfasis en el sistema de sigilo más al estilo Splinter Cell o Hitman –con una pizca de Commandos– y el manejo de las armas, ítems y explosivos varios, es más intuitivo y accesible.

Otro aspecto más presente y casi emblemático en esta tercera parte, es la posibilidad de enmascarar los disparos usando elementos del entorno, ya sea rompiendo generadores que luego emiten ruidos explosivos o esperando a los disparos de torretas antiaéreas, caños de escape de camiones o maquinas dentro de las fábricas. También habrá que estar atento a otras oportunidades específicas de algunos niveles, tal como aviones que pasan regularmente, o los truenos de alguna que otra tormenta.

Estas variantes están presentes en todos los mapas, algunas cerca de nidos de francotirador, otras no tanto, pero están ahí para ser aprovechadas hasta no dejar ningún soldado Nazi en pie -al mejor estilo Vasili Záitsev de la película Enemigo al Acecho -y evitar por supuesto revelar nuestra ubicación.

Otro cambio significativo en SE3 son las misiones que se presentan con una modalidad open-world con objetivos secundarios dinámicos y variados, que sumado a una cantidad sustancial de collectibles desparramados a los largo de los mapas, sugiere estilos de juego que se adaptan a cualquier jugador, ya sea alguien que quiera avanzar a lo rambo y hacer solo el objetivo principal, o para aquel gamer paciente, sigiloso y perfeccionista que gusta de completar cada meta secundaria y recorrer cada rincón del nivel como si fuera un RPG.

Similar al componente online de muchos juegos, el arsenal de Fairburne durante la campaña se irá desbloqueando a medida que subamos de nivel. Para adquirir experiencia eficazmente habrá que avanzar en el juego de la manera en que uno supondría lógico dada la naturaleza de la saga. En otras palabras, seremos recompensados por eliminar sigilosamente a nuestros enemigos, ya sea en combate cuerpo a cuerpo o aprovechando cada oportunidad o ruido para enmascarar los disparos. Asimismo, practicar headshots a largas distancias nunca está de mas para el multiplayer competitivo.

Adquirir el Season Pass tiene sus ventajas, ya que rifles como el Mosin-Nagant y el Springfield M1903 no se pueden desbloquear a menos que compremos el DLC individual o el paquete completo, y en el multiplayer tener más zoom como en el caso del rifle ruso, es una clara ventaja. Las armas secundarias y terciarias de los DLC son muy entretenidos de usar (sobre todo la violenta Escopeta y la pistola M1911) pero contrario a Splinter Cell: Blacklist donde se premia a diferentes estilos de juegos, en Sniper Elite III el uso de armas ruidosas indican que no estamos haciendo las cosas bien -ademas de recibir menos experiencia y en muchos servidores las armas secundarias están deshabilitadas.

Tanto la campaña de ocho misiones como las misiones DLC se pueden jugar con un compañero en modo cooperativo, algo que definitivamente es un plus hoy en día y agrega un alto grado de re-jugabilidad (replay value). Por otro lado, aquellos que hayan finalizado la campaña y busquen algo diferente o más movido, tenemos dos desafíos extras: Supervivencia y Vigilancia (Overwatch).

Al igual que Kill Tally de Sniper Elite V2, Supervivencia consisten en repeler olas de enemigos similar y se pueden jugar solo o con un compañero, teniendo que prepararse adecuadamente en cada ola, plantando explosivos y minas en diferentes puntos de entrada. Overwatch también presente en SEv2, trata de misiones donde uno de los jugadores equipado con armas de corto alcance podrá ubicar enemigos y objetivos, mientras que nuestro compañero usará el rifle de francotirador.

Gracias a las modificaciones hechas al motor gráfico Asura (propietario de Rebellion), Sniper Elite III es definitivamente un paso adelante sobre Sniper Elite V2, sobre todo en ambientes cerrados donde se luce el sistema de iluminación y partículas. Lamentablemente la temática del desierto no fue la mejor manera de introducir los nuevos cambios.

Para muchos gamers, los niveles de arena en muchos juegos -al igual que aquellos bajo agua- no están precisamente entre los más agradables o carismáticos visualmente, o en cuanto a su portencial de nivel artístico. Sniper Elite III logra lucirse en muchos aspectos, tales como el sistema de iluminación mencionado, las sombras y efectos de viento -este último presente en algunos escenarios de la campaña y en otros tantos del multiplayer.

Si bien el diseño de mapas es excelente, la visual artística en muchos de ellos se siente un tanto cruda y poco terminada –que sumada a la escasez de efectos climáticos- no terminan de convencer gráficamente. Otros detalles como las explosiones carecen de realismo y el agua observada en contadas ocasiones, parece, por falta de palabras, plastificada y muy poco dignas del resto de las modificaciones al motor gráfico.

Es lógico pensar que en el desierto no vamos a encontrar escenarios donde abunde agua, pero en los pocos en que se hizo presente -al costado del nivel de Siwa por ejemplo- quedé espantado. Quizás esté siendo demasiado técnico e injusto con sus puntos flojos, porque como podrán ver en las imágenes y videos, Sniper Elite III se ve muy bien y con una visual extremadamente nítida. Es realmente una pena que hayan elegido el desierto como lugar de batalla. El mismo juego ambientando en Berlin o Rusia hubiera sido mucho más atractivo, dado que Sniper Elite III se luce más de noche que de día -similar a lo que sucede con Watch Dogs.

Por otro lado, teniendo un SLI de 780Ti, me vi forzado a bajar la resolución de 1600p a 1080p, porque de lo contrario el juego se colgaba por altas temperaturas de GPU, un tema de discusión en los foros de Steam que aún no ha sido resuelto por Rebellion, y probablemente no lo hagan por favorecer a AMD con Mantle -me causó gracias que al saltar o esconderse en un obstáculo usarán la palabra mantle -en inglés. Al margen de mi no preferencia visual por el marrón suave, también me he encontrado con algunos bugs en la física.

Enemigos que mueren de forma rara (cuerpos que graciosamente entran en shock como sucedia a veces con Unreal Engine 3) otros que gritan después de morir, y muchas veces me pasó de que dos soldados se superponen -resultando favorablemente en un double kil. Los casos son costados con los dedos de una mano, pero pueden sucederles a cualquiera, sobre todo éste último que lo he visto al menos 2 o 3 veces.

Lo que más llama la atención sin embargo, es la falta total de esvásticas en todo el juego. Ya sea en cajas, vehículos, bolsas, banderas o cualquier objeto con la emblemática insignia, se encuentra el águila Nazi sosteniendo un circulo vació, como si lo hubieran cortado o arrancado las esvásticas. No quiero que esta observación suene a comentario neo-nazi, pero la realidad es que la ambigüedad nazis/aliados se ve disminuida y hasta da la sensación de estar peleando con nazis de segunda clase. Porqué Rebellion decidió no incluir esvásticas -en contraste a Wolfenstein: The New Order– es algo que no logro entender.

En cuanto a su apartado sonoro, la música se presenta al principio y final de cada misión, haciendo también su aparición en ocasiones especificas, como cuando nos descubren y tenemos que esperar a que los enemigos terminen de investigar un área para luego relocalizarnos. No hay nada que objetar a los sonidos de las armas y la sensacional crudeza de la cámara X-Ray, o la voz confiada y determinada de Karl Fairburne.

Por último, el modo competitivo multiplayer presenta modos clásicos como Deathmatch, Team Deathmatch, Distance King, Team Distance King y un quinto modo llamado No pasar. La jugabilidad sigue siendo igual de tensionante y con un alto grado de incertidumbre constante con cada movimiento que hacemos. Quienes no hayan jugado a los previos títulos de la saga, no esperen un Call of Duty, sino todo lo contrario. Prepárense para un autentico -y relativamente aburrido- duelos de francotiradores. Muchos servidores no permiten armas secundarias -ni tercerias en algunos de ellos- así que si jugaron la campaña a lo Rambo, no esperen poder jugar online de la misma manera.

En pocas palabras, a pesar de su temática desértica -relativamente atractiva- y una jugabilidad que presenta todas sus cartas en los primeros niveles de la campaña, Sniper Elite III es un excelente juego en tercera persona que combina acción y sigilo sin ahuyentar al gamer que busca algo arcade, y por otro lado atrae a aquellos jugadores hardcore que buscan un verdadero reto en dificultades altas -en el última dificultad no se puede salvar por ejemplo.

Con una campaña que nos durará entre 8-12 horas (dependiendo del nivel de dificultad) y complementándose con los desafíos extras y el multiplayer competitivo, por u$s 50, Sniper Elite III: Afrika es un paquete que superó mis expectativas, y lo recomiendo tanto para el gamer que busca algo de acción, como para aquel jugador paciente y sigiloso que disfruta de la autenticidad del manejo de un rifle de francotirador.

Sniper Elite III está disponibles en PC via Steam, Playstation 3, Playstation 4, Xbox 360 y Xbox One.

Sniper Elite III: Afrika - Review
Historia72%
Gameplay86%
Graficos81%
Música y sonidos81%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Excelente mezcla de elementos de sigilo y francotirador
  • Campaña cooperativa y modos de juego extra
  • Misiones open-world con objetivos secundarios variados y collectibles
Lo malo:
  • Bugs en las físicas de los modelos
  • En algunos niveles, la visual de día un poco cruda.
  • Mala optimización y sobrecalentamiento del GPU
82%Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
70%