A esta altura todos sabemos que Ubisoft intencionalmente saboteó la versión de PC -la plataforma principal de desarrollo- para que no se pusiera en evidencia una disparidad gráfica tan marcada entre la versión de PC y la de las consolas “next-gen”, evitando así perder muchas ventas en los sistemas de Microsoft y Sony. Por suerte, con la ayuda varios modders de Guru3D y la suite SweetFX, Watch Dogs en PC hoy en día se ve muy similar a lo que se mostró en la E3 2012, pero como en todo juego, los gráficos no son todo.

La historia de Watch Dogs protagoniza a Aiden Pierce, un hacker que dio sus primeros pasos bajo la tutela de su ambicioso y problemático socio Damien Brenks. Durante una misión en el Hotel Merlaut, los planes no salen según lo previsto para el dúo dinámico y un hacker anónimo se infiltra en su operación. Mientras que Damien insiste en continuar para encontrar la fuente o ubicación del misterioso pirata, Aiden decide cancelar operación dado el riesgo que representaba en ese momento.

Como resultado, un asesino a sueldo es contratado para eliminar a Pierce por temor a que se filtrara la información descargada en el Hotel, y lamentablemente su sobrina de 6 años, Lina Pierce, fallece en el atentado. Desde ese momento, Aiden jura -al mejor estilo Man on Fire- eliminar a todos aquellos que estuvieron involucrados en el incidente contra Lina. Por supuesto, el recorrido hasta encontrar al sujeto que dio la orden obviamente no será fácil.

Nos encontraremos con un par de hackers que se nos unirán a nuestra cruzada y otro par de enemigos, y quizás ese sea el verdadero problema del single player. La cantidad de personajes con los que uno puede interactuar se pueden contar con los dedos de una mano, marcando un contraste casi vergonzoso comparado con la diversidad de grupos y etnias en la saga Grand Theft Auto. Es una pena porque las voces están muy bien actuadas, pero el guión no acompaña para nada, dando vueltas sobre el mismo tema una y otra vez hasta llegar a punto donde uno juega el single player por inercia y no por esperar algún twist que nos deje con la boca abierta.

Gracias a sus habilidades como hacker y mediante el uso de su Smartphone y otros dispositivos digitales, Aiden y otros piratas informáticos tendrán a acceso ctOS, un sistema operativo centralizado que conecta a la gran ciudad de Chicago.

Watch Dogs mantiene la estructura y diseño de juegos como Grand Theft Auto u otros títulos de Ubisoft como Assassins Creed o Far Cry, pudiendo realizar misiones primarias, complementadas por un gran popurrí de misiones secundarias, mini juegos y demás desafíos.

Al completar dichos objetivos, Aiden irá acumulando puntos de experiencia que podrán ser distribuidos en una amplia rama de habilidades, pero muchas habilidades -e inclusives ramas completas- se sienten un tanto superfluas o irrelevantes en cuanto al desarrollo del juego y la jugabilidad misma. Sólo aquellas relacionadas al hacking son las más beneficiosas, permitiéndonos hacer explotar caños de vapor y transformadores, levantar barreras, realizar apagones y hasta desactivar helicópteros, ideal para cuando estamos siendo perseguidos por la policía u otros enemigos -mercenarios conocidos como Fixers.

Sin embargo, muchas de las últimas habilidades de sus respectivas ramas están bloqueadas por el progreso en la historia, y para poder utilizarlas tendremos que cumplir una cierta cantidad de misiones secundarias, que no solo fallan en su originalidad si no que en última instancia tampoco logran incentivar al jugador -ya sea antes o después de haber completado el single player, como sucede en Far Cry 3 por ejemplo.

Sumado a que uno puede completar el modo historia sin disparar una sola bala, las mejoras encontradas en la rama de habilidades de las armas se siente innecesaria y hasta como si estaríamos desbloqueando una suerte de easy mode. Como si esto fuera poco, la píldora de focus para relentizar todo al estilo Max Payne, hace las cosas aún más fáciles. Donde la dificultad tienda a aumentar -llegando a situaciones irrisorias– es durante las misiones que tenemos que hackear a individuos estando cerca del auto -pero sin eliminarlos- o escapar de la policía en las primeras misiones del juego cuando no disponemos de muchas habilidades con nuestro celular.

El crafting es otro de los aspectos principales de Watch Dogs, pudiendo crear señuelos, bloqueadores de señal, identificadores de personas y diferentes tipos de explosivos. El sistema funciona similar al visto en Assassins Creed: Revelations, precisando de una serie de ingredientes físicos o digitales, dependiendo del dispositivo a fabricar. El uso de estos gadgets no está mal implementado, pero adquirir los elementos necesarios para su creación es tan fácil como entrar a una tienda y comprarlos, y de esta manera bloquear constantemente la señal a los policías para no ser detectados, o minar una calle con explosivos para detener un convoy, hacen que algunas misiones pierdan un poco el sentido de la palabra dificultad.

Uno de los aspectos más entretenidos de Watch Dogs no lo encontraremos ni en las misiones de la historia ni en los objetivos secundarios, si no en los viajes digitales (Digital Trips) y otros mini juegos coloridos e inocentes, o puramente destructivos y violentos.

Entre los más sangrientos se encuentra el del Tanque Araña en donde tendremos que cumplir una serie de metas eliminando a policias y patrulleros, y por otro lado, el modo Madness que consistirá atropellar zombies con un auto, muy al mejor estilo Carmageddon.

Otras variantes más psicodélicas y sencillas modos para juntar monedas al estilo Mario Bros (Cash Run) saltar sobres flores (Psicodelic) o disparar a bichitos espaciales con diferentes armas futuristas jugando NVZN. También hay un modo de sigilo en donde tendremos que restaurar apagones en diferentes áreas, cuidandonos de no ser detectados por unos robots sanguinarios.

La porción multijugador de Watch Dogs sigue la misma mecánica de algunas de las misiones secundarias, pudiendo correr carreras o hackear otros jugadores , ya sea siguiéndolos o buscándolos en un radio específico. El problema es que al igual que con las misiones secundarias, se pone repetitivo al poco tiempo y los problemas de conexión y bugs -más de una vez los retadores se encontraban fuera del radio– hizo en mi caso que la porción multijugador pasara al olvido al poco tiempo, al igual que el MP de los Assassins Creed.

Al estar integrado -similar a Dark Souls– en el mismo juego es más accesible, pero no por eso resulta atractivo ni mucho menos adictivo. Es una experiencia que no siempre es pareja para ambos jugadores, a veces beneficiándonos, otras veces perjudicándonos, dependiendo del lugar donde respawneemos -y en definitiva perder o ganar un poco de experiencia no es un gran aliciente tampoco.

Como mencionabamos al comienzo del review, la visual de Watch Dogs en PC fue rebajada intencionalmente por Ubisoft y al margen de que las versiones de consolas Next-Gen sean el equivalente a detalles Altos en PC, púdiendo configurar algunas opciones en Ultra en PC -junto con algunos efectos exclusivos de Nvidia Gamerworks como HBAO+ y TXAA- la diferencia con el build mostrado en la E3 2012 es abismal.

Por supuesto, gracias al trabajo de modders de Guru3D como TheWorse, Lunayah, MaLdo, hoy en día los gamers de PC pueden disfrutar de Watch Dogs con gráficos y efectos casi idénticos a los mostrados en la E3 2012. De hecho muchos efectos de la E3 se habían sido ocultado por Ubisoft, quienes en un ridículo comunicado de prensa, afirmaron que se había procedido de esa manera por cuestiones de optimización, cuando en realidad el impacto de rendimiento con los mods es relativamente bajo. Por otro lado, el juego con SLI es prácticamente injugable (y estoy hablando de un SLI de 780ti) debido al constante stuttering y el inconstante uso de GPU.

Los efectos del agua -similares a los de Assassin´s Creed IV: Black Flag– la lluvia y los reflejos que contrastan en la calle durante la noche y el amanecer, indudablemente son las estrellas del espectaculo. Los efectos de luces dinámicas, viento, la profundidad de campo y otros efectos agregados vía mods le dieron a Watch Dogs ese toque distintivo que se encontraba ausente en su versión vanilla. Hay que remarcar las diferencias de ambientación y paisajes en los distintos rincones de la ciudad de Chicago, observando áreas urbanas, industriales y country, todas ellas exhibiendo un gran nivel de detalle y una identidad muy perceptible en el comportamiento de sus habitantes y sus activivades.

Es muy llamativo que ni el entorno ni sus personajes se reflejan en espejos y vidrios, algo realmente flojo dada la capacidad del engine. Probablemente haya sido otra de las victimas del downgrade dada la falta de potencia en las consolas “next-gen”. Las explosiones han mejorado con los mods, pero la cantidad de partículas no es exactamente la misma que la mostrada en la E3 2012.

Al igual que Sleeping Dogs, Watch Dogs se luce más de noche que de día, pero gracias a sus mods, se puede argumentar que el titulo de Ubisoft Montreal tiene un potencial muy desaprovechado, hasta me atrevería a decir que es poco probable que Grand Theft Auto V -al menos hasta que aparezcan esos milagrosos mods similares a los que se han visto en GTA IV- lo pueda superar en cuanto a visual y algunos aspectos gráficos. Es una pena que la política de mods en títulos de Ubisoft sea tan cerrada -o basicamente nula.

Donde más se luce de OST de Brian Reitzell (conocido por su labor en la serie Hannibal) es durante las misiones, presentando melodías de suspenso, muy al estilo de las películas de Bourne mezclado con toque de Mass Effect. El Ost Utiliza muchísima tecnología digital, sintetizadoras y pistas generadas, producidas digitalmente -que combinada con mucha distorsión- genera ambientes oscuros pero modernos y muy ambientales.

Al margen del evidente downgrade visual en la versión de PC, lo que en última instancia hace que Watch Dogs no sea un titulo llamativo, es su jugabilidad genérica y sus misiones sin creatividad, no sus gráficos.

El hecho de poder interactuar con la ciudad de Chicago resulta por momentos entretenido, pero Ubisoft Montreal se quedó cortó de ideas en el desarrollo de las misiones del single player y las misiones secundarias. Quizás la franquicia evolucione con Watch Dogs 2 -el cual ya esté en desarrollo-  pero tal como se presenta, Watch Dogs no es más que un clone de  Grand Theft Auto con poco para ofrecer en el terreno de los juegos open-world, pero que de alguna manera, tiene mérito propio por algunas de sus ideas y los gráficos -gracias a los diferentes mods.

En pocas palabras, si buscan una alternativa decente a Grand Theft Auto V, Watch Dogs los va a entretener unas cuantas horas, de lo contrario, esperen a fin de año a que Rockstar demuestre nuevamente porqué es el rey de los juegos open-world.

Watch Dogs - Review
Historia69%
Gameplay78%
Graficos89%
Musica y Sonidos84%
Multiplayer68%
Lo bueno:
  • Los gráficos, gracias a los modders.
  • Gran nivel de interacción en cada rincón de la ciudad.
  • Los viajes digitales son más entretenidos que el single player.
Lo malo:
  • Trama con pocos personajes y misiones poco originales y repetitivas.
  • Pésima optimización y problemas de Stuttering/SLI
  • Haber saboteado intencionalmente la versión de PC.
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (27 Votes)
51%