In Austria was a crown land ruled by a Duke. Aurora was his daughter. Child of a douchess mysterious.

Había una vez una princesa llamada Aurora que vivía felizmente con su Mama y su papá, el Duque de Austria. Inesperadamente la madre cae victima de una enfermedad y fallece al poco tiempo. No pasó mucho hasta que el monarca decide casarse con una sensual y sospechosa morocha para llenar su vacío amoroso y poder -de alguna manera- recuperarse de la triste y súbita pérdida de la Duquesa.

No obstante, la felicidad no duraría mucho para el Duque, ya que poco después de la boda con su nueva pretendiente, Aurora repentinamente es envenenada y se ve transportada al fantástico Reino de Lemuria, el cual para su sorpresa, ha sido despojado del Sol, las Estrellas y la Luna por la misteriosa y malvada Reina Oscura, Umbra.

Las cosas no parecen mejorar para la familia real austriaca. Por un lado la temerosa princesa se encuentra cautiva en un mundo oscuro, tenebroso y lleno de peligros, mientras que su padre se debilita por la ausencia reciente de su querida hija y poco a poco su vida pende un hilo.

Desesperada por volver a casa y preocupada por el bienestar de su padre, la joven princesa se embarcará en un viaje lleno de enemigos que impedirán que vuelva a los brazos de su padre y devuelva a Lemuria sus astros y estrellas. Por supuesto la modesta princesa no estará sola. A medida que exploremos los rincones de Lemuria, conoceremos diferentes personajes y criaturas mágicas que nos ayudarán en nuestra travesía y poco a poco Aurora se solidarizará con los habitantes del mundo de Lemuria para recuperar su luz y devolverle su color -objetivos a los cuales la princesa era reacia y un tanto indiferente en un principio.

For all intents and purposes, Aurora was dead. And yet… once upon a time, she awoke in a strange land instead.

Child of Light se presenta como una mezcla de géneros entre arcade de plataforma y elementos de RPG, rindiéndole homenaje al sistema Action Battle System tomado de la saga Final Fantasy, también muy similar a Grandia, pero con modificaciones que lo hacen sentir único y hasta me atrevería a decir, innovador.

Aurora estará acompañada de un pequeño orbe celestial llamado Igniculus que nos permitirá no solo retrasar la velocidad de ataque de los enemigos durante las batallas, si no también aprovecharlo para curar a los miembros del party. En caso de acabarse la energía de Igniculus, se podrá rellenar con deseos (plantas fosforescentes) que se encuentran en todos los escenarios dentro y fuera de combate. Hay que remarcar que Igniculus puede ser controlado por un segundo jugador, aunque solo en forma local. Sigo sin entender el porqué de la falta de soporte online para los juegos de Ubisoft (Rayman Origins/Legends), pero en este caso sería aburrido para el segundo jugador. Además usar a Igniculus con el mouse se siente muy natural y mucho más cómodo que usarlo con un gamepad.

Retomando el rol del bichito celestial, salvo algunos jefes o enfrentamientos que siguen los eventos de la historia, por lo general vamos a poder usar a Igniculus para cegar a los enemigos desparramados por los escenarios para luego emboscarlos y tener mejor iniciativa en las batallas.

Puede suceder que mientras estemos explorando el mapa, alguna flecha enemiga o criatura en la oscuridad nos agarre desapercibidos, pero las posibilidades son infimas o prácticamente inexistentes teniendo en cuenta la movilidad rápida y fluida de Aurora.

La mecánica base de combate se caracteriza por una barra de tiempo dividida en dos partes. Por un lado la celeste o de espera, y por otro la roja o de acción/interrupción. Tanto los miembros del party como los enemigos podrán ser o no interrumpidos o no dependiendo de que lugar ocupen al momento de ejecutar una acción ofensiva.

Igniculus es el twist innovador que agrega Child of Light ya que, como mencioné mas arriba, este bichito celeste nos va a permitir retrasar las acciones de los enemigos, beneficiandonos muchas veces para atacar primero, pero no siempre es conveniente usarlo. En algunas oportunidades es mejor dejar que los movimientos de acción del bando contrario que corra su curso en caso de que llegue a la zona de casteo y podamos interrumpirlos.

La velocidad de las batallas se podrá configurar para poder tener un mejor panorama, pero eso no impacta en la dificultad del juego -que dicho sea de paso, se puede cambiar en cualquier momento. También hay que tener en cuenta que tanto los miembros de nuestro party como los enemigos tienen counter-interrupt, lo cual puede ser o no beneficio dependiendo de la situación.

Truthfully, as jester neither of us is any good, but as warrior, we could have a cracker-jack joint.

Aurora y cada uno de los seis (temporalmente 7) acompañantes tendrán varias ramas de habilidades con hechizos, ataques, maleficios, buffs y demás acciones, que las aprovecharemos en diferentes ocasiones y contra diversos tipos de enemigos. Estando en combate, solo dos miembros del party se muestran en pantalla, pero podremos intercambiarlos (incluyendo a Aurora) en cualquier momento y no perderemos el turno como sucede en otros JRPG.

En cuanto a las habilidades, por el lado ofensivo tendremos aquellos van desde hechizos elementales (fuego, rayo, agua), daño contra criaturas oscuras, parálisis y ataques físicos, aumentar la velocidad de los ataques.

Por el lado defensivo, podremos curar, resucitar, proteger los miembros del party con armadura o resistencia a los maleficios, hacer que ignoren la interrupción; como también interrumpir y disminuir la velocidad de ataques de los enemigos.

A medida que adquiramos experiencia y subamos de nivel, podremos actualizar las habilidades en nivel (1/2/3) para hacer mas daño o que los efectos tengan más eficacia, pero el tiempo de casteo por supuesto será mayor.

Nunca faltan las pociones para llenar la vida, magia, incrementar el daño y la defensa, pero por suerte no tuve que usar ninguna jugando en dificultad normal. También encontraremos otros items que nos darán atributos permanentes y se pueden asociar a cualquier personaje -pero al menos yo se los di todos a Aurora.

Por otro lado, tendremos los Oculi, unas gemas que podremos equipar en cualquier miembro del party, pudiendo combinarlas en tamaño y clase para obtener otros tipos de beneficios en el ataques, defensa y tiempo de acción.

Tanto las gemas como las pociones las podremos obtener de la gran cantidad de baúles y cristales luminosos -muchos de ellos accesible solo con Igniculus– desparramados en los rincones y recovecos del mundo de Lemuria. Los únicos Collectibles son unas Confesiones que se presentan en forma de cartas, y si somos del tipo de jugador obsesivo que recorre todos los rincones del mapa, seguramente las encontremos a todas.

Muchos de los Oculi y pociones raras serán dados al completar algunas quests secundarias, algunas pertenecientes a los miembros del party como complementarias a la historia, otras simplemente serán encargadas por los ciudadanos de los diferentes pueblos o razas.

In the blue do we see any clues?

Aurora tendrá que descifrar una cantidad modesta de puzzles, que para el gamer promedio serán relativamente sencillos y fáciles de resolver. Muchos de ellos presentando un sistema de contraste entre luz y sombra, teniendo que usar a Igniculus para combinar símbolos luminosos con objetos estáticos. En otros, la princesa tendrá que mover palancas para hacer coincidir una serie de signos con los exhibidos arriba de algunas puertas.

En cuanto a la duración del juego, en dificultad normal y haciendo las quests primarias, Child of Light nos proveerá de unas 6 o 7 horas de juego. Si somos de los que nos gusta recorrer cada milímetro del los escenarios y hacer todas las quests secundarias, nos llevará el doble.

Once the sun shone upon a land, of sequined valleys and peaks of white. And at night, ruined castle glowed with alabaster light.

Usando UbiART Framework, Child of Light se presenta como un clásico cuento de Hadas. Colorido, vivo, con personajes únicos y memorables, y repleto de regiones con una ambientación que sobresale tanto en su áreas alegres y orgánicas, como en las oscuras y ominosas.

Sea donde sea, no hay rincón de Lemuria donde Child of Light no se luzca. Combinando ilustraciones a mano con técnicas de acuarela, pastel y un poco de CellShading, la variedad de tonos y paletas de colores en los escenarios es de lo mejor que ha visto en un juego, tanto 2D como 3D.

Lo raro o inusual de Child of Light en el apartado gráfico, es que el modelo de Aurora está hecho basándose en polígonos en vez de Sprites, pero el resultado es igual de agradable.

That melody, strong like armor.

La música al igual que la visual de Child of Light, es otro de los puntos excepcionales. Compuesta por Couer de Pirate (Corazón de Pirata) la banda sonora denota con extrema precisión y fidelidad los momentos tristes y desgarradores, al igual que aquellos alegres y esperanzadores a lo largo de la historia de Aurora y el reino de Lemuria.

Las melodías durante los combates tienen dos o tres variantes para los enemigos comúnes, y otras tres o cuatro para los diferentes jefes que enfrentaremos, y todas ellas son excelentes en todo sentido.

Entre pianos, arpas, la emblemática flauta, combinados en algunas ocasiones con coros eclesiásticos y tambores que intensifican los combates claves, pocas bandas se amoldan de manera tan perfecta como lo hizo Couer de Pirate en Child of Light.

Lo único reprochable en COL son los diálogos en forma de rimas que si bien tienen su encanto durante la primer hora de juego, después se tornan un tanto tediosos y empalagosos, muchas veces hasta nos veremos queriendo saltear muchas de las conversaciones entre miembros del party.

El hecho de que no haya voces tampoco ayuda, y es realmente una pena porque las condiciones eran perfectas dada la ambientación de los diferentes pueblo de Lemuria y la música, que con sus momentos tiernos y conmovedoros, se hubiera amoldado perfectamente a las voces de los peculiares personajes.

After all, a princess needs a castle.

Se mire por donde se mire, el nuevo título de Ubisoft Montreal es una excepcional obra de arte que logra atraer y acercar a cualquier gamer al género de los RPG japoneses de manera sutil, elegante y adictiva. La visual es sencillamente de lo mejor que se puede observar en un juego 2D hoy en día, y la música que lo acompaña no podría estar mejor adaptada.

Es posible que Child Of Light distancie a los jugadores hardcore del género -o cualquier gamer en general- dada la estética cálida y fabulesca, suponiendo un juego infantil y casual, pero créanme cuando les digo que más de uno se sentirá conmovido por los sucesos de la historia, y jugándolo en modo de dificultad difícil, los enemigos de Lemuria les darán a los jugadores hardcore un desafío que superará sus expectativas.

Por u$s 15, Child of Light es un robo, y se lo recomiendo a cualquier jugador fanático o no de los JRPGs, que busque un juego único con valores de producción de las grandes ligas, a un precio accesible y absurdo -en el buen sentido- teniendo en cuenta la atención al detalle que se la ha dado al reino de Lemuria y sus personajes.

Child of Light - Review
Historia85%
Gameplay91%
Gráficos92%
Música y sonidos90%
Lo bueno:
  • Excelentes gráficos y ambientación
  • Jugabilidad simple y adictiva.
  • Excepcional banda sonora
Lo malo:
  • Los dialogos en rimas pueden resultan molestos
  • Pocas variantes en las animaciones de los combates.
  • No tiene cooperativo online.
90%Nota Final