Una de las costumbres más nuevas que incorporé a mi vida videojueguil es aquella de volver a Kamurocho 1 vez por año. Descubrí todo lo relacionado a Yakuza hace 4/5 años con los remakes de los primeros títulos de la franquicia y no solo me enamoré de su universo sino que el hecho de volver a él cada cierto tiempo lo transformó en una ocasión especial de cada año. Casi casi como un “se acerca la época del año en la que debería ir arrancando un Yakuza nuevo, no?”.

A mitad del mes pasado decidí adquirir Game Pass exclusivamente para jugar Yakuza 4. Pagué, lo descargué, jugué los primeros minutos y lo cerré para seguirlo al día siguiente. Obviamente, a las poquísimas horas SEGA tuvo un stream de Yakuza por su aniversario y no solo anunció la localización remasterizada de Isshin, spin-off exclusivo de Japón hasta el momento, sino que también reveló al público el desarrollo de una nueva entrega numerada y una especie de side-story más chica. Cuando ya todos estábamos chochos, apareció el “ah, y una cosa más…. Judgment y Lost Judgment mañana estarán disponibles en PC”.

Judgment no es un Yakuza per se, pero comparte tantas pero tantas cosas que es difícil no ponerlos en la misma bolsa. Es hasta raro decirle spin-off, porque son cosas completamente independientes. Salió en el 2018 de forma exclusiva para PlayStation 4, y el año pasado tuvo un upgrade para consolas next-gen. En teoría, su llegada a PC era algo MUY complicado por… una razón bastante particular.

Resulta que Ryu Ga Gotoku Studio hace ya varios años viene contratando actores para que le presten su imagen a diversos personajes de sus juegos, similar a Norman Reedus en Death Stranding o a Keanu Reeves en Cyberpunk 2077. Sin embargo, Japón tiene una manera muy única de tratar con estos asuntos, y la agencia para la cual trabajan algunos de ellos pidió específicamente que no salgan en PC por miedo a que hagan cosas inapropiadas con la apariencia física que, en teoría, es de ellos y los puede perjudicar.

Si bien pasaron unos años, parece que SEGA logró convencer a la agencia y ambos juegos ya se encuentran disponibles en Steam. De más está decir que Yakuza 4 quedará en pausa para el año que viene y que el spot Kamurochístico este año va para estos juegos.

Para el que no está tan en tema, Judgment cruza de la vereda de la mafia japonesa y nos pone en el rol de un detective/ex-abogado. No específicamente de un policía (muy lejos de serlo, de hecho, varias veces ellos persiguen al protagonista), pero sí alguien del lado de la justicia y de lo moralmente correcto. Todo esto sin cambiar el core gameplay de lo que era Yakuza hasta en ese momento, puesto que las mecánicas RPG del Yakuza 7 tardarían en llegar 2 años más.

Kamurocho sigue siendo igual que siempre, sí. Hay minijuegos, hay arcades, hay dardos, hay mahjong, hay baseball, hay miles de lugares para comer y tomar, etc. No hay karaoke ni ningún tipo de modo musical, pero hay carreras de drones y una especie de juego de mesa con tableros y dados. Kamurocho también está lleno de matones que cuando ven al jugador, lo persiguen. Y cuando lo atrapan, comienza una pelea en tiempo real, pelea la cual puede llevarse a cabo usando varios estilos de combate que cuentan con diferentes ventajas, ventajas que pueden mejorarse a través de un skill tree.

De a poco se va entendiendo por qué digo que es difícil separarlos de un Yakuza. Además, que compartan tantas cosas relacionadas al gameplay y un contexto similar también adhiere a esto. Ahora, fíjense que dije “contexto similar”, y no “el mismo”. Ningún, PERO NINGÚN personaje relevante de Yakuza aparece en Judgment, y las únicas relaciones al canon son comentarios random y al aire de NPCs que bien se pueden perder entre muchos otros sin ningún tipo de esfuerzo, y a esto me refiero con que también es difícil llamarlo un spin-off, porque prácticamente ambos pueden existir sin el otro.

ALGO de distinto en el gameplay tiene que tener… ¿no? Sino solo sería Not-Yakuza. El juego está diseñado para tener un punto de vista más frío todo el tiempo, dejando siempre las piñas como una última medida para resolver un problema. La historia constantemente nos muestra qué pasa por la cabeza del protagonista y cómo va analizando cada situación, mientras que para avanzar en las misiones principales muchas veces nos vamos a encontrar buscando pistas en una escena de crimen o interrogando testigos de diversos delitos.

Además, no solo a nivel gameplay es que están los toques detectivescos, sino que la historia en sí siempre tiene esto muy en claro. Gran parte de los diálogos toman lugar en la oficina principal del protagonista y el humor clásico del estudio suele estar presente únicamente en los momentos de relax. La trama de por sí no cambia mucho ni de locación ni de tono, relegando esto un poco más a las famosísimas side quests que RGG Studio ama hacer.

Vale la pena aclarar que el jugador siempre está tomado de la mano en los momentos que son más “para pensar”. Realmente no hay penalidad por equivocarse (más que alguna que otra línea de diálogo graciosa) y los segmentos de investigación suelen ser bastante simples. No es nada que necesite guía o ayuda de cualquier tipo. Lejos está de ser una novela gráfica o de tener puzzles, Judgment es un juego de acción hecho y derecho con una trama que se caracteriza por ser un poco más tranquila en un universo que suele haber muchísimo caos.

Hablando de side quests, cualquiera que haya jugado un Yakuza sabe que este aspecto es uno de los que más logra retener jugadores. Entre que los diálogos suelen ser súper cómicos, que las recompensas suelen ser buenas, y que ninguna es muy larga como para volverse tediosa, hay que admitir una vez más que RGG se las arregló de forma increíble para generar un sistema de misiones secundarias adictivo y “rewarding”, que no es algo para nada fácil hoy por hoy. Es imposible luchar contra las side quests cuando están tan bien posicionadas con lo divertidas que son. En más de una sesión de juego me vi haciendo side quests por horas sin avanzar con las misiones principales en lo más mínimo.

Hablando un poco más a grandes rasgos, la historia y la trama general me parecieron muy sólidas. No son una locura, no se comparan con la historia de los primeros Yakuza, pero de igual manera es sumamente disfrutable. Está bien escrita, tiene buenos personajes, buena dirección de cutscenes, buenos plot twist, buen ritmo y buen final. Sabían que no podían hacer historias muy “grandes” porque no podían afectar el canon de Yakuza, y se las arreglaron muy bien para hacer algo memorable de igual manera. Mi única crítica es que a la mitad mezclan algunas misiones secundarias con las principales, y se nota que es una manera bastante forzada de alargar la historia principal. No es algo malo, pero a veces se pierde un poco la tensión.

Usa el mismo Kamurocho hecho en el Dragon Engine que vimos en los Yakuza Kiwami y en los últimos numerados con alguna que otra diferencia y hay animaciones y assets reciclados por todos lados, pero cualquiera que esté algo metido en la franquicia sabe que Yakuza es una de las pocas franquicias a la que se le perdona esto por lo mucho que logran reinventarse de entrega a entrega. De todos modos, sí hubiese estado bueno que no sea un solo mapa porque es inevitable no caer en la repetición en las horas finales. Por esto es que juego un Yakuza cada tanto, porque esa sensación de deja vu llega mucho antes si no hay espacio en el medio. Dicho sea de paso, en la secuela, Lost Judgment, sí hay dos (¿o más?) mapas.

Hablando de caer en la repetición, Judgment implementó dos mecánicas nuevas que no envejecieron bien a medida que iba avanzando. En primer lugar, las persecuciones. En resumen, en diversos contextos el jugador tiene que perseguir a algún enemigo que intenta escapar, y esto se lleva a cabo en secuencias on-rails que consisten en esquivar obstáculos via quick time events. Al principio están buenos pero, después de 20 horas, las persecuciones son siempre en los mismos lugares, con los mismos recorridos, y sin nada que las haga ni más fáciles ni más difíciles.

En segundo lugar, las partes “stealth” en las que también perseguimos a alguien pero esta vez a escondidas y caminando. Si bien nunca me gustó el stealth, la velocidad en la se mueven los personajes a los que hay que seguir simplemente lo hacen aburrido. No es difícil, si te ven no pasa nada (para perder hay que estar parado enfrente del otro y por varios segundos), y tampoco es divertido, puesto que lo único que hay que hacer es tener al NPC en cámara y ya. Eran los momentos ideales para revisar el celular y responder algún que otro chat.

Gráficamente está muy bien, incluso para ser un juego de la generación anterior. También está recontra bien optimizado y no pide mucha máquina para lo bien que se ve. Una de las mejores representaciones de una ciudad movida de Japón, con una cantidad de gente, luces, y carteles super exacta. Sí creo que estuvieron un poquito flojos a la hora de hacer cutscenes, algo que es raro, puesto que Yakuza tiene muchas cutscenes y todas muy buenas siempre, incluyan acción o no. Me hubiese gustado ver algunas expresiones faciales más y esos slowdowns épicos de las boss battles.

La música, como siempre, es muy buena. RGG siempre supo manejar este aspecto de manera perfecta. Hablando de lo sonoro, Judgment tiene -por algún motivo- un dub en inglés que no me gustó para nada, más allá del excelentísimo dub japonés. La presentación general también es muy buena, desde la mismísima title screen, pasando por el opening (con un tema de Alexandros, gran banda japonesa), hasta el ending que muestra a los personajes en situaciones cómicas que dejan al jugador pensando “los voy a extrañar”.

En conclusión, la verdad que me parece super recomendable este juego. Si te gusta Yakuza o sabes algo de RGG, no hay forma de que esto no te guste. El gameplay tiene muchísimas similitudes y la historia toca varios temas similares. Si bien no es un juego perfecto, no creo que las cosas malas (la repetición y las persecuciones) sean lo suficientemente negativas como para poner la balanza a su favor. Si nunca jugaste nada de este estudio, lo recomiendo de igual manera porque realmente no hace falta saber nada y hasta diría que es una gran puerta de acceso a la franquicia.

Este análisis fue realizado con una copia de prensa proporcionada por SEGA/Ryu Ga Gotoku Studio.

Judgment - Review
Historia85%
Gameplay80%
Gráficos85%
Música y Sonidos90%
  • Muy buena narrativa principal, además de presentar misiones secundarias divertidas y adictivas.
  • Combate y exploración geniales.
  • Muy bien optimizado.
Lo malo:
  • Algunas secuencia se vuelven repetitivas y aburridas bastante rápido.
  • Un solo mapa.
  • Soporte FSR pero no DLSS, aunque se puede reemplazar con un mod.
85%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
89%

Dejar una respuesta