La búsqueda de un auricular versátil, lindo y duradero no suele ser tarea fácil en un mundo sobrepoblado de marcas y modelos que hacen de todo a cualquier precio. El camino corto sería apuntar a las marcas de elite y pagar el valor más alto para llegar a cubrir todas esas necesidades, pero la marca Adata -mediante su división de periféricos gamer XPG- ha sabido demostrar que sabe cómo funciona la balanza para poder conseguir la mayoría de esas cosas sin necesidad de donar un órgano.

El ejemplo de todo eso, que nos toca revisar hoy, es nada menos que el headset XPG Precog, un todoterreno de brillante estética, buenos materiales, y un set de prestaciones que serían la envidia de cualquier competidor contemporáneo.

Desde su packaging, este headset se presenta como un modelo único, digno de tener entre manos, ya que no viene precisamente contenido en una caja. Es el propio estuche de transportación lo que vamos a palpar cuando lleguemos a la góndola para ver de qué se trata. Lo recubre tan solo un cartón en forma de cinturón, con un diseño claro donde se puede ver la foto del dispositivo en el frente, y todo el set de datos técnicos en el dorso. Si bien la presentación es brillante, también debemos advertir que puede ser propensa a dañar el estuche si el distribuidor no fue lo suficientemente cuidadoso en el traslado.

De todos modos, la decisión de presentar así a la experiencia del XPG Precog también habla de la confianza que le tiene la marca sobre la durabilidad del estuche, que está construido con resistentes carcasas de plástico engomado, una fuerte banda de agarre y un cierre ziper de excelente calidad. De hecho, este estuche también se comercializa de forma separada, para quienes quieren completar el paquete de la versión sólo analógica del headset.

Una vez abierto el cofre, nos encontramos con el propio headset y su gran cantidad de accesorios alojadas en una de las tapas, en los bolsillos de red. Hay un módulo DAC para la entrada digital de terminal USB-C, un cable adaptador de USB-A a USB-C, un cable auxiliar analógico de plug de 3.5mm, un splitter para los dispositivos que separan el micrófono del sonido, y el micrófono desmontable. También acompañan una guía de inicio rápido, la garantía y un set de stickers.

Auriculares

  • Colores Negro y rojo
  • Dimensiones (L x An x Al) 69 x 237 x 198mm
  • Peso 362g
  • Unidad del transductor Transductores duales electrostáticos y dinámicos
  • Respuesta de frecuencia 5 Hz – 50,000 Hz
  • Impedancia N/A
  • Sensibilidad 102±3 dB/mW a 1 KHz
  • Tecnología de cancelación de ruido ENC (Environmental Noise Cancellation)
  • Efecto de iluminación LED rojo
  • Longitud del cable del controlador con cable tipo C 1.3m
  • Longitud del cable del controlador con cable en línea de 3,5 mm 1.25m
  • Longitud del cable Tipo A a C 1.25m
  • Longitud del cable divisor en Y 1.36m

Micrófono

  • Direccionalidad del micrófono Unidireccional
  • Respuesta de frecuencia del micrófono 20Hz – 20,000 Hz
  • Respuesta de frecuencia de los auriculares N/A
  • Sensibilidad del micrófono -38db±1.5db
  • Micrófono desmontable
  • Interfaz USB Tipo C/3,5 mm
  • Modos de audio Música/Virtual 7.1/FPS

El XPG Precog en sí mismo es de una estética excepcional. Si bien está directamente apuntado a los ojos de los gamers, el diseño de las carcasas y la vincha son de una elegancia inigualable. Los laterales llevan una especie de estética de turbina, con una diagonal cruzada para presentar el logo de la marca en rojo, rodeado por un aro decorativo. Las carcasas son del estilo pivotante, y toda la herradura que las sostiene y los terminales de la punta de la vincha están cromados.

El ajuste del headset se hace mediante un arco del tipo elástico de dos partes, de los que una parte interior de menor tamaño se desliza por unas guías exteriores, provocando presión sobre la cabeza. Gracias a esto, la adaptabilidad es inmediata, potenciada por la comodidad de la espuma viscoelástica forrada en cuerina que recubre el apoyo de la cabeza.

Las almohadillas de las orejas son de gran espesor, también forradas en una cuerina sintética de gran calidad, lo que en definitiva resulta en una excelente aislación a sonidos externos, y un realce de graves especial para jugar juegos de acción o ver películas.

La carcasa izquierda es la que lleva los terminales para conectar los diferentes accesorios. Mediante el puerto USB-C se puede utilizar el completo módulo DAC USB-C que permite elegir entre diferentes presets de sonido entre los que se encuentra la virtualización 7.1, un modo específico para first person shooters y un modo para música, pero además controlar el volumen, mutear el micrófono, activar la cancelación de ruido de entorno y apagar los LEDs; el puerto plug analógico también está disponible para conectar a dispositivos de forma más simple, con el que también se puede controlar el volumen y mutear el micrófono. Y finalmente está el puerto para conectar el micrófono desmontable.

A pesar de pasar muchas cosas deslumbrantes por fuera del XPG Precog, quizá lo más excepcional pasa por dentro. Este modelo se destaca de cualquier competencia porque cuenta con la particularidad de llevar dos tipos de drivers dentro de las carcasas. Combinando un driver electromagnético con uno dinámico, el Precog divide las tareas para tener agudos limpios y claros por un lado, y bajas y medias frecuencias potentes por otro.

Esto no solo hace que el rango de frecuencias sea mayor a la competencia (5 a 50,000Hz) sino que también resulta en un volumen notablemente más alto, llegando a un tope que no llegan otros y sin perder la claridad del sonido o sufrir clipping en los máximos. Eso sí, como el volumen alto es realmente alto, se recomienda nunca llegar a esos niveles.

Los modos de sonido del módulo DAC son bastante interesantes para tener un ajuste de frecuencias inmediato, sin necesidad de tener que explorar las configuraciones de ningún software adicional. El modo 7.1 exacerba los graves y el volumen en general, lo que puede convertirse en algo tedioso cuando se trata de juegos de acción con constantes tiros y explosiones. Es quizá ideal para experiencias más cinematográficas, tanto de juegos pausados como para ver películas.

Para el vértigo es ideal el modo FPS, que baja un poco la intensidad de volumen y los bajos, resultando en una experiencia mucho más clara y focalizada para resaltar detalles que son funcionales para los que juegan competitivamente. Y obviamente, al contrario del modo 7.1, este no sirve demasiado para las experiencias cinematográficas, ya que su estridencia puede resultar incómoda en las transiciones de la calma a escenas de acción.

Por suerte, respaldando su naturaleza todoterreno, el Precog cuenta también con el modo Música, que deja de lado todas las capacidades de emitir sonido Surround para enfocarse en el estéreo tradicional con una elevación del volumen y un realce de un grupo específico de frecuencias para poder disfrutar de cualquier género musical sin ningún problema y con un efecto realmente placentero.

Lamentablemente, toda la experiencia se pierde bastante al intentar utilizar el headset de forma analógica, ya sea en la propia computadora o en dispositivos que no soportan la conexión mediante USB. En cierto modo, la ausencia del módulo DAC hace que todo el brillo y la potencia del Precog queden en el camino, y peor aún, tampoco está disponible la cancelación del ruido externo, lo que nos deja con un modelo muy inferior a lo que es el dispositivo en su mejor versión. El volumen baja considerablemente, no hay frecuencias potenciadas, y tampoco podemos aprovechar diferentes presets para diferentes experiencias. El modo analógico es un adicional para poder llevarlo a todos lados, pero está lejos de ser una experiencia ideal.

Ante semejante conglomerado de prestaciones, el XPG Precog no podía ofrecer un micrófono que no esté a la altura de las circunstancias, y por suerte el que trae hace todo lo necesario para no restarle puntos al conjunto. El receptor alcanza un rango de frecuencias estándar, de 20 a 20,000Hz, pero la calidad de sonido es realmente buena debido tanto a la inclusión del filtro anti-pop que evita los golpes de aire, como al excelente sistema de cancelación de ruido que filtra absolutamente todo lo que no salga de nuestras bocas.

Sin dudas, el trabajo de XPG para este Precog ha sido de una maestría envidiable. Desde el packaging hasta la experiencia de uso diario para todo tipo de funcionalidades, este headset cumple con una excelente calidad de sonido, un gran micrófono, y sistemas adicionales que no hacen más que elevar su prestigio cada vez que lo necesitamos. Además, aún al tratarse de un modelo gamer, el Precog es un headset elegante, atractivo y de unos materiales de gran durabilidad. Probablemente sea uno de los modelos más recomendables de los últimos años, tanto por todo lo que ofrece, como por el rango de precio en el que compite.

El XPG Precog, cuyo precio original era de u$s 250 dólares en EE.UU. (ahora u$s 100 en Amazon), se puede conseguir en Argentina por tan solo $12.000 en Compragamer y $15.000 en Mercadolibre, mientras que su contraparte estéreo, los XPG Precog Analog, cuestan $11.000 en Argentina, lo cual no tiene sentido si comparamos las prestaciones de uno y otro, y con respecto a la calidad general de otros headset del mercado del mismo costo. Así que si están a la búsqueda de un buen headset con varias opciones de conexión y compatibilidad con PC, consolas y móviles, buena estética y excelente calidad de sonido, el Precog del segmento gamer de Adata, es una gran opción a tener en cuenta.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Adata Argentina.

Headset XPG PRECOG 7.1 - Review
Diseño100%
Construcción95%
Prestaciones95%
Packaging90%
Precio89%
Lo bueno:
  • Completo set de caracteristicas para un headset de gama media
  • Excelente estética
  • Calidad de sonido realmente destacable
Lo malo:
  • El modo analógico lo degrada a los niveles más bajos del segmento
95%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
89%