Metro 2033 había logrado entrar al pequeño círculo de los juegos que más exprimen al hardware, y por consecuencia, que mejor se ven en pantalla. Aunque salió previamente, comparte época con Crysis 2 y Battlefield 3, y no ha sido corrido de esa cima hasta la salida de las secuelas de esas mismas franquicias, y hasta su propia continuación, con Last Light.

Durante el ciclo de desarrollo de Metro Last Light, el pequeño estudio 4A Games ha logrado avanzar mucho en la tecnología de su motor gráfico, con la inclusión de efectos mucho más modernos –al nivel de Crysis 3– y una gran optimización. Esto ha ocasionado que las versiones de consolas de generación pasada -de su último juego- hayan tenido que ser recortadas en un gran porcentaje, y con el lanzamiento de una nueva generación, han encontrado la excusa perfecta para relanzar estas nuevas versiones que se asemejan más a la gloria gráfica y de performance que se pudo ver en PC. Así que, en parte, debemos estas reediciones a que las consolas se parecen cada vez más al hardware de la Master Race, y seguramente no ha sido nada difícil hacer los ports.

Pero el pack Redux trae una agradable sorpresa para el fanático de nuestra plataforma, ya que Metro 2033 Redux en consolas no es solo una versión 1080p a 60 cuadros por segundo del viejo juego, sino que ha sido recreado sobre el motor de Last Light, con el sistema de iluminación nuevo, el mejorado Per Object Motion Blur, y modelos de personajes mucho más detallados. Y hasta se han rediseñado algunos de los mapas, como para pulir aún más esta experiencia.

Como bien sabemos, en PC ya se podía llegar a correr en resoluciones un poco más altas que 1080p, y con un hardware adecuado, se podía llegar a los 60fps sin problemas. Lo grande de toda esta movida consolera por hacerle justo honor a estos dos juegos es que la reversión de PC de 2033 también incluye esos cambios, haciendo de un gran juego, una experiencia aún mayor, y visualmente más impactante. Además, ambos Redux incluyen el completo catálogo de los DLCs, haciendo de estas las versiones definitivas de ambos juegos.

Pero, aunque para los gamers consoleros ver a Last Light a 60fps sea toda una novedad, para el Master Race es más de lo mismo, así que terminamos con un producto que, a final de cuentas, es media recompensa: Metro 2033 fue retocado y mejorado en un gran número de aspectos; Last Light vendría a ser una versión GOTY, como la ya lanzada “Complete Edition”.

Así que, como de Last Light ya no queda nada nuevo por decir, y queda sólo relegado al catálogo del coleccionista, habrá que enfocarse en las novedades de 2033, que hasta habiendo jugado a la versión original, merece una repasada con estas nuevas tecnologías y opciones de gameplay.

Metro 2033 Redux no solo presenta retoques en la resolución de texturas, una mejor iluminación, nuevos modelos de personajes y hasta mapas mejor adaptados a la experiencia adquirida en los meses de desarrollo de Last Light, sino que semejante cambio también representa un redondeo final a un concepto al que el estudio parece no haber alcanzado en un primer momento. Quizá por falta de experiencia, de conocimientos de programación, o por limitaciones propias de la época.

Todo esto que han podido implementar muestra un gran avance en la creación de sus juegos, y 2033 Redux está compuesto del conocimiento estructural aplicado a Last Light, pero manteniendo siempre la esencia de esa primer experiencia, que a la distancia se lo puede considerar un mejor survival que su continuación.

Lo bueno es que si estamos muy acostumbrados a la dinámica de la secuela, esta reedición del primer juego también tiene un modo Spartan que nos deja jugar más libremente, con muchos más recursos y munición, para no ser tan survival y convertirse un poco más en shooter. Algo parecido a lo que hizo la BFG Edition con Doom 3. Pero para los puristas, también existe el modo Survival, que es como se pensó en un primer momento.

Muchos de los retoques de gameplay, aplicados a toda la extensión de la franquicia, hacen que el navegar por esta Moscú post-apocalíptica se sienta mucho más orgánico. Desde la facilidad para revisar el reloj con timer, sin tener que sacar la mirada del entorno, hasta la inclusión de armas personalizables en el primer juego, hacen que recorrer Metro haya adquirido una suave dinámica que le hacía falta. Ajustes en la inteligencia artificial de los enemigos, sobre todo los mutantes, hacen que 2033 también haya crecido como juego y -una vez más- era algo que le hacía mucha falta.

En el ámbito de la optimización, el terreno se pone un tanto ambiguo. Ahora que ambos juegos corren sobre el mismo motor, dependiendo de las configuraciones de hardware pueden verse tanto beneficiados como perjudicados. Los usuarios con una sola placa de video de gama media o alta, verán exprimidos al máximo sus recursos, pero los que tienen configuraciones SLI o Crossfire, no solo tendrán problemas para mantener los 60fps constantes -debido a que no se usan los GPUs por completo- y siguen existiendo los característicos problemas de stuttering, propios del engine.

Y para los menos afortunados, con placas de gama media que no alcanzan a mover a los juegos de una manera decente, Redux viene con un anti-aliasing Super Sampling que funciona tanto para mejorar la calidad visual, como para mejorar el rendimiento – aunque con un costo bastante importante: El SSAA 0.5 disminuye la resolución interna de buffer a la mitad de la nativa de nuestros monitores. Esto hace que alguien que no llegue a correrlo bien, y juegue en 1080p, en realidad esté corriendo al juego en 960p, mejorando en gran medida la performance.

En resumidas cuentas, las versiones Redux parecen ser una jugada acertada. Se desvaloriza un poco como productos separados: 2033 Redux es una excelente versión, que merecen jugar tanto los que ya lo han terminado, como los nuevos jugadores; Last Light Redux es exactamente el mismo juego que hemos podido disfrutar en el lanzamiento original, y quizá no valga tanto la pena comprarlo por separado.

Si Redux hubiera salido como un compilado único, como pasa con las versiones físicas -que seguramente nunca veamos en nuestro país-, hubiera sido mucho más valorable. Igualmente, es un buen gesto de 4A Games darnos la posibilidad de elegir si tener uno solo de los juegos, y así gastar mucho menos.

Metro: Redux - Review
Gameplay85%
Graficos90%
Musica y Sonidos80%
Lo bueno:
  • Excelente reversión de Metro 2033
  • Retoques de gameplay mejoran la dinámica
  • Dos grandes juegos con muchas horas de campaña
Lo malo:
  • La versión de Last Light no presenta demasiado beneficio
  • Problemas de SLI y Crossfire
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (12 Votes)
87%