Hay una movida fuerte de teclados minimalistas y compactos que llega para destronar a la anterior movida de los “tenkeyless” (TKL) con la propuesta de ahorrar aún más espacio a cambio de solo ofrecer lo más esencial de nuestros dispositivos de entrada. Los llaman “teclados 60%” (debido al porcentaje de teclas que quedan disponibles) y Corsair no podía faltar a la fiesta con una revisión dedicada a uno de sus modelos más exitosos, el K65 TKL.

El K65 RGB Mini viene contenido en una pequeña caja de cartón de alta resistencia que incorpora el diseño clásico, de pleno amarillo, que caracteriza a los modelos modernos de Corsair. En el frente y el dorso se puede ver el modelo completo de este teclado compacto junto a detalles técnicos como la utilización de switches CherryMX con retroiluminación RGB para cada tecla, 8000Hz de polling rate mediante la tecnología propietaria Axon, y la posibilidad de ser utilizado tanto en PC y MAC como en Xbox (a pesar de que cualquier teclado universal USB puede ser conectado, esto se destaca en la caja).

En el interior nos encontramos con la primera vista del dispositivo que se encuentra contenido por un molde de acetato que no permite su movimiento dentro del cartón, y debajo de él, el manual de instrucciones y un interesante set de accesorios que complementan el paquete. En primer lugar, una de las mejores características de este teclado es que el cable puede ser removido gracias a la utilización de un puerto micro USB, lo cual habla a las claras de su espíritu portable. También se incluye una atractiva barra espaciadora alternativa, que le suma muchísimo a su personalidad; una tecla cuadrada con el emblema de la marca (probablemente para reemplazar a ESC) y un removedor de teclas.

Teclado Corsair K65 RGB MINI 60%

  • Peso: 0.58 kg.
  • Medidas: 294 x 105 x 44mm.
  • Retroiluminación del teclado: RGB de 16.8 millones de colores.
  • Diseño del teclado: EN.
  • Tasa de muestreo: Hasta 8.000Hz con AXON
  • Matriz: 61 teclas.
  • Conectividad del teclado: USB-C a USB-A de 1.82 metros.
  • Tipo de cable: Trenzado y desmontable.
  • Cambio de teclado: N-Key Rollover con 100% anti-ghosting.
  • Memoria incorporada: Si. 8MB para hasta 50 perfiles.
  • Reposamuñecas: No.
  • Software: Compatible con iCUE.
  • Cubierta superior: Plastico.
  • Teclas FN para bloqueo de tecla Win y Multimedia.
  • Keycaps: Teclas de doble disparo PBT resistentes.
  • Extras: Teclas Escape y Barra Espaciodora con keycaps ABS. Removedor de teclas. 

Interruptores Cherry MX Speed RGB

    • Distancia de actuación: 1.2mm.
    • Recorrido total: 3.4mm.
    • Fuerza:
      • Primeros 1.2mm: 30cN (35g).
      • De 1.2 a 3.4mm: 45cN (45g).

Fuera de la caja, el K65 RGB Mini brilla por su excelente diseño. Es compacto, como corresponde, y en el set de teclas se puede ver claramente la enorme cantidad de funciones alternativas que se pueden ejecutar al combinarlas con la tecla FN, empezando por el acceso a funciones multimedia, el seteo de diferentes presets de animación y brillo para el RGB, y llegando a lugares como el de emular el click de diferentes botones de un mouse.

La estética es muy minimalista, demasiado minimalista, y a causa de la implementación de una tipografía que casi se puede encontrar en cualquier marca de periféricos de cualquier tipo de nivel, el K65 RGB Mini pierde su personalidad al mezclarse con el resto de los accesorios de nuestro escritorio. Por suerte, gracias a la tecla que podemos cambiar con el logo de la marca, y a la brillante barra espaciadora alternativa que permite la translucencia del LED (que no se entiende por qué no viene colocada de fábrica) el teclado recupera algo de ese branding que tanto le gusta a los fanáticos de la marca, y lo hace con muy buen gusto.

La mejor noticia de todas es que, al traducir la experiencia del K65 a un 60%, Corsair no ha optado por reducir el tamaño de teclas como suelen hacer otras marcas, sino que simplemente mantiene toda la estructura de teclas como si al teclado de mayor tamaño le hubieran cortado un 40%, evitando toda la molestia que se genera al pasar de un teclado normal a uno de estos ejemplares “mini”.

Lamentablemente, esta reducción de espacio y parafernalia también afecta a otras características básicas de un teclado de primera marca. En K65 RGB Mini descarta el marco de aluminio anodizado de su hermano mayor para reemplazarlo por un marco plástico de dos piezas, que funciona como una especie de bandeja para todo el dispositivo, y que no cuenta con patas de elevación como cualquier otro teclado que se precie de tal.

Donde no escatimaron en gastos es en la incorporación de switches mecánicos de alto nivel, pudiendo optar por los inigualables CherryMX Red o la más moderna variante Speed, que propone el mismo tipo de experiencia que los rojos pero con un recorrido menor, ampliando mucho la velocidad de respuesta al presionar la tecla. Esto -en ciertas ocasiones- puede llegar a generar presiones de teclas involuntarias, pero es más por costumbres de las manos que por falencias en el diseño de estos modernos switches.

Los switches del teclado que analizamos son los Silver o Speed Silver, los cuales llegaron por primera vez al mercado en el 2016 de la mano de Corsair y  son muy similares a los Cherry MX Red. De hecho, requieren la misma fuerza de accionamiento, que es de 45cN (45.89g). Los MX Red tienen un recorrido de 2mm, mientras que los MX Silver tienen un recorrido de 1.2mm, siendo esta la mayor diferencia. En pocas palabras, están destinados en mayor medida al gaming, ofreciendo una actuación más rápida que las MX Red.

Como se mencionó al principio, el K65 RGB Mini cuenta con un polling rate de 8000Hz que ya es estándar entre las marcas más importantes de periféricos, pero el escaneo de tecla lo hace en 4000Hz a través de su procesador Axon, lo cual es definitivamente imperceptible para cualquier usuario pero sin dudas hay que aclararlo. Todo esto puede ser ajustado mediante el versátil software iCue, que permite llegar hasta un valor de polling de 125Hz, si el usuario así lo desea.

Debido a la filosofía de integración de la marca, esta no va a ser la primera ni la última vez que hablemos del iCue, el cual ha recibido una completa actualización reciente y definitivamente es la herramienta complementaria indispensable para este tipo de dispositivos de funcionalidades reducidas, ya que expande toda la experiencia de gran forma gracias a la posibilidad de cambiar la asignación de cualquier tecla del dispositivo, crear nuevos perfiles tanto por software como para almacenar en el hardware, y un sinfín de combinaciones de temáticas RGB gracias a la posibilidad de ajustar el comportamiento de cada tecla independientemente.

Sin lugar a dudas, el K65 RGB Mini es la versión más compacta y portatil de un modelo que ya es un éxito en el catálogo de la marca, y cumple con un segmento que todavía les quedaba pendiente. Debido a su gran calidad, poco tamaño y que evita implementar trucos de reducción de espacio que suelen perjudicar la experiencia en favor de una portabilidad, este teclado propone continuar con la experiencia de tener un teclado mecánico en otras partes, ya sea para competencias LAN (cuando se puedan hacer) como para moverse del trabajo remoto a la oficina.

Como siempre, también hay que poner en la balanza el precio final que alguien pueda llegar a pagar por estos dispositivos para ver si vale la pena hacer la adopción, sobre todo en economías tan golpeadas como las de Latinoamérica, pero al tratarse de un modelo de características algo reducidas, se puede conseguir a un valor bastante accesible, que traduce los 110 dólares de origen en unos 15000 pesos finales para Argentina, lo cual lo posiciona por sobre los modelos más baratos pero con una calidad y un diseño inigualables, que no solo se pueden palpar en el propio dispositivo, sino también por las posibilidades del excelente software iCue, el cual no tiene comparación actualmente y definitivamente hace la diferencia en cuanto a prestaciones.

El K65 RGB Mini no es un lujo ni un capricho, sino un teclado que encaja justo en el mundo en el que vivimos, que ya nos está dejando volver a reunirnos en competencias y el trabajo pero sabiendo que las actividades a distancia llegaron para quedarse en nuestras vidas, y gracias a esa excelente portabilidad, cumple con creces con esa adaptabilidad.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Corsair Latinoamérica.

Teclado Corsair K65 RGB MINI 60% - Review
Diseño85%
Construcción85%
Prestaciones75%
Precio85%
Lo bueno:
  • Todas las funcionalidades de un teclado completo en un 60%.
  • Construido con altos estándares
  • Baja latencia.
Lo malo:
  • No incluye patas de elevación.
  • Un poco costoso.
85%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
76%