Durante la Blizzcon 2019, Blizzard anunció oficialmente que Diablo IV es una realidad y nos lo presentan con un trailer cinemático que muestra a Lilith, la nueva villana de turno –tal como se había filtrado en el arte conceptual del Libro de Arte de Diablo.

«Diablo IV ocurre muchos años después de los acontecimientos de Diablo III, cuando millones han sido masacrados por las acciones de los Altos Cielos y los Infiernos Abrasadores por igual. Para cubrir el vacío de poder, un nombre legendario surgirá de nuevo.

Lilith ha regresado a Santuario, invocada por medio de un ritual oscuro luego de eones de exilio. Su regreso abre paso a una era de oscuridad y sufrimiento.»

Además, Blizzard exhibió un trailer de gameplay mostrando la ambientación oscura característica de la saga (excepto por Diablo III) y las primeras tres clases confirmadas (Bárbaro, Hechicera y Druida) en acción. Por el momento Diablo IV se lanzará en PC, PlayStation 4 y Xbox One, y contará con PVP en su lanzamiento. Ampliaremos en breve.

«Diablo IV es la última entrega del ARPG que definió el género. Nuevas características infernales, desafíos brutales, y un indiscutible retorno a la oscuridad esperan. Aquí está el fruto de nuestro duro trabajo, echa un vistazo al terror que los espera.

Un sinfín de demonios que masacrar. Amplia personalización por medio de talentos, puntos de habilidad, runas y botín legendario. Calabozos aleatorios dentro de un mundo abierto dinámico. Sobrevive y conquista la oscuridad… o sucumbe ante las sombras.»

Los primeros tres campeones están listos para enfrentarse a los horrores abominables que asolan esta tierra. Piensa bien antes de elegir; tu mundo depende de eso.

  • El Bárbaro tiene una fuerza sin igual y blande con habilidad todo un arsenal en combate, con un arma para cada ocasión. Utiliza gritos de guerra intimidantes y lanza golpes que sacuden el suelo para hacer temblar a las hordas que se avecinan.
  • La Hechicera moldea los elementos hasta crear la forma necesaria para garantizar la victoria: lanza rayos, empala a sus oponentes con púas de hielo afiladas o hace que meteoros ardientes caigan del cielo.
  • El Druida es un cambiaformas salvaje que se transforma con fluidez en un oso enorme o un hombre lobo feroz para luchar junto a las criaturas salvajes. También controla el poder de la tierra, el viento y las tormentas, y desata todo el poderío de la naturaleza con efectos devastadores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.