En su evento “Día del Inversor” llevado a cabo la semana pasada, Intel confirmó que su octava generación de chips denominada Coffee Lake, que tendría un 15% más de rendimiento sobre Kaby Lake y se lanzará en la segunda mitad del 2017. El proceso de fabricación será nuevamente de 14nm, como Broadwell, Skylake y Kaby Lake, que salió hace solo tan solo un mes.

Intel abandonó su estrategia “Tick Tock”, donde cada tick representaba un encogimiento de la pastilla, y cada tock representaba una nueva microarquitectura en el 2016. En vez de eso, prometió un modelo de tres faces: Proceso, Arquitectura y Optimización. Ahora, con Coffee Lake, parece ser que también abandonó este nuevo modelo. Técnicamente, Kaby Lake es la “Optimización” de la “Arquitectura” de Skylake y el “Proceso” de Broadwell, lo que hace el lanzamiento temprano de Coffee Lake en 14nm algo raro.

La empresa no reveló la línea completa de CPUs Coffe lake, aunque es bastante seguro que incluirán bastantes modelos, desde los básicos doble núcleos, hasta los más alta gama de ocho y hasta diez núcleos para los entusiastas. Lo que si es seguro, es que la tecnología no nos está permitiendo disfrutar de nada.