El estudio Moon Spider debuta en Steam con Harold, un complejo y adictivo juego de carreras al mejor estilo sidescroller 2D con una mecánica de juego nueva y fresca, presentando fabolusas animaciones y una historia un tanto peculiar.

Harold es un personaje torpe pero determinado, un corredor inexperto con nulas habilidades y por quien nadie apostaría. Nosotros tomamos el rol de Gabe, un ángel y estudiante ejemplar quien tan solo necesita el tercer puesto para obtener una prestigiosa beca en la escuela de arcángeles. Pero el destino es cruel, y para obtener nuestra mejor nota deberemos ayudar a Harold a ganarle a sus competidores: atletas de elite capaces de dar grandes saltos y eludir trampas mortales sin mucha dificultad. Para mal de peores, estos atletas de elite son ayudados por sus propios ángeles guardianes: nuestros competidores.

Nuestro incansable amigo no dejara nunca de correr, a menos que muera. Nosotros deberemos hacerlo saltar para eludir trampas de arenas movedizas, cocodrilos, pinches mortales o simplemente caer al precipicio, entre otras adversidades. También es lento, por lo cual simplemente no podremos ganar de manera legítima. El titulo cuenta con “puff powers” y los mismos cuentan con dos propósitos: El primero es hacerlo correr un tanto más rápido. El segundo, es poder revivirlo. Y esto es importante: si caemos en una trampa mortal y no tenemos un poder puff, perdemos. Y si simplemente corremos, nunca ganaremos.

Para recolectar estas habilidades tenemos también dos opciones: la primera es recolectar auroras que estarán sueltas por el mapa, la segunda es hacer uso de las intervenciones. Estas últimas funcionan de la misma manera con la cual ayudamos a Harold: haciéndolo saltar más lejos, levantándole puentes, acercándole terrenos o rompiéndole obstáculos, pero de manera inversa. Deberemos ser rápidos con los dedos y dificultarle el camino a otros competidores para poder ganar intervenciones y, por ende, puff powers.

Por si esto no fuera poco, nuestros competidores también pueden realizar intervenciones para dificultarnos la carrera, y es acá donde un simple juego de carreras en 2d se transforma en una dificultosa experiencia que requerirá pensar rápido, dedos agiles y mucha memoria.

Digo pensar rápido porque como dijimos antes, Harold nunca frenara a menos que muera. También menciono dedos agiles porque no solo tenemos que hacer saltar a nuestro inútil amigo, también tendremos que ralentizar a sus adversarios, tendremos que interactuar con distintos objetos y trampas y por lo general tendremos más de un camino a elegir.

Finalmente, digo memoria porque para poder acceder a las carreras, tendremos que terminar satisfactoriamente el modo de práctica. Este modo existe para cada carrera, y la misma está dividida  en secciones, una por cada obstáculo que nos espera. Para poder hacer las cosas un poco más divertidas, cada sección tiene 3 estrellas, y ellas nos guían por la ruta más rápida, y nos dan ciertas pistas de los caminos que tendremos que elegir, cuales evitar, y donde habrá atajos especiales. Si completamos todas las secciones recolectando todas las estrellas, podremos obtener un puff power adicional para comenzar la carrera con un poco de ventaja. Si esto no les resulta suficiente, cada carrera también tiene un modo desafío que también pone a prueba nuestros dedos.

Hasta acá todo más o menos claro y esa es la idea principal del juego. Con unos gráficos propios de una serie de dibujos animados para niños menores, el titulo nos cuenta su mejor mentira: no es un juego para chicos. Las carreras son largas, son difíciles, son estresantes, requieren muchísimas combinaciones de todo lo aprendido y será muy, pero muy difícil obtener el primer puesto. Muy. Difícil. Y voy a decirlo una vez más: El juego es MUY DIFICIL.

Otro aspecto a destacar es el sonido, la música y el voice acting: todo parece encajar a la perfección. El instructor de ángeles guardianes nos ira contando la historia de una manera grata y tomando con humor los problemas de sus alumnos que parecieran ser simples alumnos de un colegio común y corriente, si no fuera porque son ángeles. La música es propia de otros arcades que hicieron historia como Rayman, pero con efectos angelicales que también se mezclan muy bien en el entorno.

A modo de cierre, solo me resta decir que es un juego extremadamente recomendado para quienes disfruten de juegos que requieren mucha agilidad y pensar rápido. Las carreras son complejas, los obstáculos abundan y las intervenciones agregan un toque extra interesante, aunque muchas veces frustrante cuando ya no nos quedan poderes y debemos volver a comenzar.

Harold - Review
Historia80%
Gameplay90%
Gráficos80%
Música y sonidos75%
Lo bueno:
  • Mecánica de juego adictivas
  • Variedad de caminos para evitar el estrés de no terminar en primer puesto.
Lo malo:
  • Sería bueno incluir distintos niveles de dificultad.
  • Poca o nula rejugabilidad.
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%