A mediados de Mayo, ZeniMax Media y su subsidiaria, id Software, habían presentaron una demanda contra Oculus VR y su fundador Palmer Luckey por apropiación indebida de secretos comerciales relacionados con tecnología de realidad virtual, violando los derechos de autor y marca registrada. ZeniMax también mencionaba incumplimiento de contrato, enriquecimiento sin causa y competencia desleal contra los acusados. La demanda fue presentada en la Corte federal del Distrito norte de Texas.

En el día de hoy, Oculus ha respondido a Zenimax sosteniendo lo anteriormente especulado, tanto por la gente como por la misma empresa. Zenimax sólo presentó la demanda trás la adquisición de Oculus por parte de Facebook, no antes. Aún así, los alegatos de presentados por Zenimax son falsos:

«Las acusaciones completamente falsas alegando propiedad intelectual sobre la tecnología de Oculus VR, no son más que es un intento evidente de querer aprovecharse de la venta de la empresa a Facebook. No hay ni una sola linea de código perteneciente a Zenimax o cualquiera de sus tecnologías en el producto de Oculus VR»

La respuesta continua describiendo cómo Luckey desarrollo Oculus Rift, incluyendo fotos de prototipos y detalles específicos sobre la relación de Lucky con Carmack.

«Zenimax tuvo su oportunidad para invertir en Oculus VR y decidieron pasar la oferta. Ahora Zenimax trata de enmendar la gran oportunidad perdida a través de una litigación sin merito.»

Pueden leer la respuesta completa en Inglés en este link.

PROTOTYPE