Electronic Arts anunció los resultados de ganancias para su determinante periodo de fin de año y, lamentablemente, no fueron tan buenos como la compañía esperaba.

Uno de los títulos que no logró cumplir los objetivos de ventas fue Battlefield V, el shooter de Segunda Guerra Mundial que generó mucha controversia por la inclusión de mujeres (no por misoginia, sino por falta de autenticidad) y los elementos free-to-play, el RTX que -en un principio- no justificaba la pérdida de rendimiento, sumado a la ausencia de las facciones más emblemáticas del conflicto militar que se llevó a cabo entre 1939 y 1945, que se agregarán a lo largo del año.

No obstante, EA logró vender 7.3 millones de unidades entre su fecha de lanzamiento de noviembre y fin del año, pero el publisher había proyectado al menos un millón más para los últimos días del 2018.

El CEO de EA, Andrew Wilson, dijo que a la campaña de marketing falló en capturar la atención de los fans de la serie. La misma carecía de un ‘centro creativo” afirma Wilson, sin dar otros detalles al respecto.

Wilson agregó que el retraso del juego de octubre a noviembre hizo que Battlefield 5 estuviera cara a cara con otros competidores lanzados durante noviembre y diciembre, o títulos que ya contaban con grandes descuentos en dicho periodo. Además, mencionó a Fortnite, Call of Duty: Black Ops 4, and Red Dead Redemption 2 como rivales que se “comieron” a Battlefield V, en cierto modo.

Por último, Wilson sugirió que la decisión de EA de priorizar la campaña single-playe sobre el modo Battle Royale ‘Firestorm’ (que estará disponible en marzo), sin dudas afectó negativamente las ventas -ya que Black Ops 4 se lanzó con el modo Blackout.

Battlefield V será el primer título en contar con soporte para raytracing y DLSS, el cual ya no será exclusivo para 4K, y se espera que la próxima actualización lo incorpore.

Pueden leer nuestro review de Battlefield V en este enlace. También pueden ver nuestra galería de imágenes en 4K con detalles al máximo con y sin raytracing.