Phoenix Labs anunció hoy que la expansión para su RPG de acción cooperativa, titulada ‘The Coming Storm’ ya se encuentra disponible en PC

The Coming Storm llega para mejorar la historia de los jugadores en las Shattered Isles. Todo comienza cuando un Dreadnaught Ostiano, lleno de poder industrial y una tripulación indignada, se estrellan en Ramsgate, el lugar central de Dauntless, dando nueva forma a la gran ciudad e introduciendo una variedad de nuevos NPCs, historias y misiones para los jugadores.

Un nuevo Behemoth, Koshai, el Soberano de las Espinas, se mueve más allá del horizonte. Los miembros de la facción Ostiana también traen con ellos nueva tecnología. Los jugadores podrán crear y usar nuevas armaduras y armas para eliminar la amenaza Behemoth, incluyendo nuevas granadas explosivas y la primera arma completamente de rango, los repetidores Ostianos.

Nuevos Behemoths y desafíos letales no son nada nuevo para la ciudad de Ramsgate, pero los Slayers veteranos y los eruditos de Orrery creen que Koshai es algo más que una nueva manifestación de poderes destructivos. Si estás buscando llegar al fondo de lo que está sucediendo, tendrás que derrotar al Soberano tu mismo. Los Slayers que se enfrenten a estos desafíos deberán probarse a si mismos contra Koshai antes de que le haga a la formación Ram lo que le hizo a Ostia.

Los jugadores notaran un cambio distinto -y letal- al ecosistema de los Behemoth en The Coming Storm, dado que la introducción de Koshai causa que otras bestias evolucionen y cambien su comportamiento y forma normal.

Nuevos desafíos también llaman a nuevas herramientas. Los Slayers que miren a los Behemoths desde un gran rango tendrán acceso a los Repetidores Ostianos. Golpear de lejos no significa seguridad, y los Slayers que elijan los repetidores tendrán que ensuciarse las manos. Estas maravillas mecánicas vienen directo de las forjas de Ostia, y el resultado es un par de armas con partes intercambiables, permitiendo a los Slayers personalizar los diferentes aspectos de sus repetidores para ajustarse a sus necesidades.