Voksi, el búlgaro de 21 años, héroe de los piratas, parece estar en graves aprietos. En el día de ayer, la policía búlgara allanó su vivienda y se llevó todo su equipamiento, incluyendo su PC y su servidor.

Luego del hecho, Voksi se enteró que la compañía austriaca Denuvo, la desarrollada del software anti-manipulaciones implementado en muchos títulos de importantes publishers, lo está demandando. El búlgaro ofreció una resolución pacífica al conflicto, pero por el momento, Denuvo va a seguir con el caso.

Por ende, Voksi afirma que momentáneamente ya no se podrá dedicar a hacer cracks, y alienta a otros a continuar su lucha para eliminar los DRMs de los juegos. Revolt, otro cracker encargado de lanzar fixes multiplayer para Steam, tampoco podrá continuar su labor por el momento.

Voksi también pide ayuda de abogados o simplemente gente que quiera colaborar con su causa. Aquellos que lo quieran contactar, lo pueden hacer en su en el canal de Discord Voksi#3486.

Los últimos cracks de Voksi incluyen a Sonic Mania PlusShining Resonance RefrainInjustice 2 y el más esperado de todos, Dragon Ball FighterZ.