Psyonix anunció que un nuevo modo gratuito estará llegando a su juego vehícular de futbol, Rocket League.

Dropshot es un nuevo modo de juego en donde se introducirán pisos que se rompen y una pelota electrificada, todo dentro de los confines de una nueva arena hexagonal llamada Core 707. En vez de empujar la bola en el arco de tu oponente, el objetivo será destruir los paneles del piso enemigo, y marcar goles en esos agujeros.

Junto con los stats como goles, asistencias y salvadas, Dropshot introduce el daño como una estadística. Mientras más daño hagas, más paneles del piso se romperán y más fácil será realizar un gol. Cada panel podrá ser golpeado por la bola dos veces; la primer vez activa el panel, y la segunda lo rompe.

La nueva bola tiene tres diferentes fases, cada una más poderosa que la anterior y determina cuanto daño se hará cuando la bola golpea los paneles del piso. La segunda y tercer fase se activan con múltiples golpes de los autos, por lo tanto mientras más tiempo esté en el piso, más poderosa será. Mientras que la primer fase de la nueva bola solo daña un solo panel en su impacto, la segunda y tercer fase pueden dañar hasta 7 y 19 paneles respectivamente.

El nuevo modo de juego Dropshot estará disponible el 22 de marzo, junto con nuevos cambios en Rocket League, como nuevos logros/trofeos, rocket trails y pinturas, una nueva jerarquía de habilidad, el fin de la temporada competitiva 3 y mucho más.