El Agente 47 se enfrenta a su misión más difícil en esta nueva temporada de Hitman cuando debe viajar a Colorado para infiltrarse en territorio enemigo. Hasta aquí, este Hitman episódico había hecho gala de unos eficientes sistemas de infiltración, combate y asesinato, pero no había demostrado una gran variedad a la hora del diseño de escenarios.

Los niveles en Paris y Bangkok fueron efectivos pero muy similares en su estructura. La misión en Marrakech falló a la hora de explotar su potencial. Y el nivel en Sapienza, que fue sin dudas hasta aquí el punto alto de la temporada, tampoco sacudió demasiado la fórmula. Colorado es diferente. En esta ocasión el Agente 47 no contará con la seguridad y libertad de acción que le otorgaban las “zonas públicas” en los episodios anteriores.

Luego de la revelación a la que llegaron 47 y Diana en el episodio anterior, la Agencia decide tomar cartas en el asunto con el misterioso cliente fantasma. 47 es enviado a un complejo rural en Colorado, USA, donde distintos tipos de milicias y luchadores por la libertad se están reuniendo en pos de un objetivo que no queda del todo claro. La milicia enemiga se compone de un ecléctico grupo de mercenarios, soldados de elite, fuerzas de seguridad y ciberterroristas. Con la excepción de los hackers, todos los demás enemigos de la zona son soldados entrenados y se encuentran armados hasta los dientes, por lo que la opción de entrar a los tiros queda descartada casi por completo.

Además, el territorio es 100% hostil y los milicianos están esperando algún tipo de infiltración o represalia. Por lo que si 47 es descubierto será atacado de inmediato. Esto hace que el nivel se enfoque mucho más en las mecánicas de infiltración. Al menos hasta que consigamos el primer disfraz (algo que no es tan sencillo como en los otros escenarios) deberemos intentar pasar desapercibidos por todos los medios disponibles.

El escenario también se presenta diferente en otros dos elementos. El primero de ellos es la naturaleza abierta de la zona. Lejos de las opulentas mansiones o los laboratorios subterráneos el nivel en Colorado nos ofrece un campamento montado en una antigua granja. La vieja casa de la granja y el granero son los únicos dos edificios de tamaño considerable, pero ni se acercan a la mansión de Paris o al hotel de Bangkok. El resto de la zona está compuesto por carpas, campos de entrenamiento y zonas de cultivo. Esta naturaleza abierta del nivel hace que sea mucho más difícil realizar acciones hostiles o sospechosas sin ser detectado, y agrega una capa extra de tensión a la acción.

La otra gran diferencia es que en este caso no serán dos los objetivos de asesinato, sino cuatro. Cada uno de estos líderes de milicia cumple una función en el campamento y tiene su propio itinerario. Usualmente todos ellos están rodeados por varios guardias y realizan sus tareas a plena luz del día, por lo que encontrarlos con la guardia baja será algo realmente difícil de lograr. Lamentablemente, el nivel no refleja esta variedad en las oportunidades de asesinato. A pesar de ser el escenario con más objetivos, Colorado es también el que presenta menos oportunidades. De hecho, algunos de los blancos contarán con solo una oportunidad, y si queremos probar otra cosa tendremos que hacer las cosas más “a la antigua”. Esto no quiere decir que las oportunidades de asesinato presentes no sean entretenidas, algunas son realmente muy ocurrentes, pero se echa en falta algo más de variedad.

Desde un punto de vista gráfico el escenario de Colorado es otro punto alto en la temporada. El escenario es enorme y presenta un fantástico nivel de detalle. Una vez más IO Interactive ha logrado construir un nivel que no solo se siente efectivo y divertido, sino como un lugar real. Es cierto que las rutinas de la IA se ponen repetitivas si uno se sienta a observar. Pero si uno suspende la incredulidad por un momento el campamento se siente como un lugar realmente vivo y hostil. Desde el punto de vista sonoro, por esta vez el problema de los acentos no molesta, ya que la acción ocurre en los Estados Unidos. Veremos que ocurre el próximo capítulo cuando 47 viaje a tierras japonesas.

El episodio 5 de Hitman además nos deja con un interesante cliffhanger de cara al capítulo final de la temporada. Hasta aquí la historia se había sentido algo inconexa y confusa, pero tras las revelaciones de la misión en Bangkok, la misión en Colorado nos presenta aún más respuestas y misterios. Misterios que no solo enlazan todas las misiones de esta temporada, sino que extienden sus raíces al pasado de la saga (con referencias a misiones en juegos pasados) y al origen mismo del enigmático Agente 47.

Este review fue realizado con una copia comercial proporcionada por Square Enix. Pueden leer nuestros reviews de los cuatro previos episodios en este link.

HITMAN: Episodio 5 'Colorado' – Review
Historia90%
Gameplay80%
Gráficos85%
Música y sonidos80%
Lo bueno:
  • Escenario hostil e innovador
  • Mayor énfasis puesto en la infiltración
  • La historia finalmente explota su potencial
Lo malo:
  • Pocas oportunidades de asesinato
  • Se mantienen algunos bugs y glitches gráficos
88%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%