Gilgamesh es tal vez el primer gran héroe de leyenda de la historia de la humanidad. Un líder y rey como ningún otro, protagonista de grandes aventuras y gestas épicas. Su real existencia histórica es un tema aún discutido hasta el día de hoy por los historiadores de todo el mundo. Claro que esto no nos impide tener a este enorme personaje como el líder de Sumeria en Sid Meier’s Civilization VI.

La aventura épica es la habilidad especial de Sumeria. Gracias a esta característica, cada vez que los soldados de Gilgamesh derroten a un campamento bárbaro, también recibirán una bonificación de aldea primitiva de forma aleatoria. Sumeria puede lanzarse a la búsqueda de bárbaros que aniquilar gracias a su poderosa unidad especial: el carro de guerra. Esta unidad móvil de la era temprana no sufre desventajas ante unidades de lanzas o anti-caballería y obtiene puntos de movimiento extra si comienza el turno en una casilla de terreno plano.

Mientras los egipcios construían sus pirámides en el valle del Nilo, los habitantes de la antigua Mesopotamia también entrenaban sus músculos con grandes obras de arquitectura. El Ziggurat es la mejora de casilla única de Sumeria en Sid Meier’s Civilization VI. Este edificio no puede construirse en una colina, genera ciencia y además cultura si se construye junto a un río.

Las aventuras de Gilgamesh nos cuentan de sus gestas con su fiel compañero Enkidu. “Aventuras con Enkidu” es precisamente la habilidad única de Sumeria. Con esta habilidad Sumeria y cualquier aliado que tengan en una guerra comparten experiencias y ganancias por pillaje cuando ataquen a un rival conjunto. Siempre y cuando las unidades aliadas se encuentren a al menos cinco casillas de distancia. Sumeria no recibe penalizaciones por guerra al declarar la guerra en conjunción con un aliado.

Sid Meier’s Civilization VI llegará a nuestras PCs el próximo 21 de octubre.