El 11 de marzo de 1995 SquareEnix, antes conocida como Squaresoft, lanzó a la venta en Japón el que sería uno de los RPGs más influyentes del periodo: Chrono Trigger. Se trataba de un JRPG que en su tiempo fue revolucionario por incluir varios finales, misiones secundarias que se entrelazaban con la misión principal y un sistema de batalla único. I am Setsuna, el nuevo título de la división Tokyo RPG dentro de SquareEnix, es un JRPG que se inspira en varias de las mecánicas y sensibilidades jugables de Chrono Trigger y los juegos de la saga Final Fantasy de aquellos años. Su misión: recuperar del baúl de la nostalgia una experiencia de rol única que en muchos aspectos parece haberse quedado perdida en aquel pasado ya bastante lejano.

La Historia de I am Setsuna nos sitúa en una tierra donde el invierno es permanente  y como si esto fuera poco, hay una creciente amenaza de demoniaca que se cierne amenazante sobre todos los habitantes de mundo. La única manera de apaciguar a estos demonios es a través de un ritual, este ritual consiste en un peregrinaje de una doncella y sus guardias hasta un sitio conocido como The Last Lands, para que la doncella se pueda sacrificar y volver a traer la paz a la tierra. El jugador tendrá el papel de guiar a Setsuna, que es el sacrificio, y a sus guardias a través de todo el mundo con el objetivo de apaciguar a las fuerzas del mal y asegurar la supervivencia de la humanidad.

Si bien la historia no es nada del otro mundo, está bastante bien llevada y ambientada, incluso los personajes se irán desarrollando y madurando  a medida que vayamos avanzando en la historia. Aunque deberíamos templar nuestras expectativas si esperamos una historia con tantos giros y sorpresas como las narrativas de Chrono Trigger o Final Fantasy VI. La historia de I am Setsuna es bastante clásica y lineal.

En donde si el juego se parece muchísimo a los clásicos ya mencionados es en la faceta de exploración, casi idéntica a la de los grandes JRPG de antaño. Tendremos una visión de mapa general o “Overworld”, donde veremos a nuestros personajes como gigantes en comparación con pueblos o árboles, mientras que dentro de estos pueblos o de las mazmorras los personajes se verán perfectamente acordes a la zona que estemos. Incluso el combate usado en este juego es el ATB (Batalla en tiempo activo) que fue clave en los juegos mencionados anteriormente.

Si bien es cierto que el juego comparte varias similitudes con otros títulos de Square-Enix, se han agregado varias diferencias tratando de innovar, aunque el resultado de esta innovación ha resultado algo dispar.

Para empezar, cada vez que subimos de nivel solamente se mejorara nuestros puntos de vida y magia, la única forma de mejorar nuestro daño es conseguir mejor equipo.  Solamente habrán tres cosas que nos podremos equipar, la primera son armas, estas funcionan como daño físico, daño mágico, defensa física y defensa mágica por ende no hay armaduras en este juego ya que las armas cumplen también el rol de armadura. En el transcurso del juego encontraremos varias armas para nuestros personajes, que se volverán cada vez más poderosas a medida que avance la historia. Pero además, tendremos a nuestra disposición un NPC que nos da la habilidad de mejorar nuestras armas, esto nos permitirá hacer que las armas que teníamos al principio estén a la altura que las que encontramos hacia el final del juego.

La segunda ranura de equipo de nuestros personajes está representada por los talismanes, estos nos proporcionaran la capacidad de equiparnos habilidades. Cada talismán tendrá distintos tipos de ranuras las cuales se distinguirán por las siguientes letras, A para todas las habilidades, C para las de tipo comando que se usan en las batallas y por ultimo serán las habilidades de soporte con la letra S. Además de las ranuras algunos de estos talismanes tienen un efecto como bonus y flux. El efecto de bonus se traduce en habilidades tales como la de poder ver la vida de los enemigos o poder obtener más experiencia al finalizar un combate. Mientras que con las mejores de flux podremos potenciar nuestras habilidades haciendo, por ejemplo, que consuman menos puntos de magia.

La última ranura de equipo está reservada para las habilidades que el juego llama “Spritnite”, Se trata de movimientos tales como ataques especiales, curación o mejora en las defensas, entre otras cosas. Pero la principal característica es que al equipar ciertas habilidades podremos hacer combos, estos nos darán ventaja en la batalla y podremos eliminar un grupo de enemigos en un abrir y cerrar de ojos. Estos combos solo se podrán realizar entre dos o tres personajes. Siendo los combos de “triada” o tres personajes los ataques más poderosos del juego.

Los “Spritnites” solo pueden obtenerse de dos maneras: encontrándolas ya sea por alguna misión o un cofre, o comprándolas a un vendedor. A la hora de comprar habilidades, sin embargo, no se nos pedirá dinero tradicional a cambio. Si no que los vendedores solicitaran ciertos drops de los enemigos. Estos drops son un dolor de cabeza para poder conseguirlos ya que hay que derrotar a un enemigo con algún tipo de daño especifico como fuego, luz o tiempo y por si fuera poco hay una gran cantidad de estos daños específicos haciendo dificultoso conseguir ese drop que tanto necesitamos.

Otro aspecto en el combate es el agregado de dos sistemas el Momentum y Flux.  Para poder usar Momentum hay que llenar un círculo que se puede ver en las batallas, el cual se va llenando a medida que hagamos y nos hagan daño, se podrá llenar hasta tres veces y habrá un indicador arriba del círculo con el que nos daremos cuenta si podemos usar el momentum o no. El momentum nos permitirá darle una mejora a la habilidad usada en la batalla, en el caso de habilidades de ataque podremos hacer más daño o hacer que se cargue la barra del ATB mas rápido mientras que las habilidades curativas nos curaran más.  También el momentum tendrá una pequeña chance de ejecutar el Flux, este nos permitirá darle a la Spritnite una mejora permanente según el Flux bonus que tengamos en el talismán.

En cuanto a su visual, el juego tiene unos escenarios muy bien ambientados y están llenos de pequeño detalles. No solo eso, si no que también son ricos en varios tipos de efectos como la nieve al caer de un árbol, o el sendero que dejamos cuando atravesamos la nieve. El problema principal de los escenarios es la poca variedad de estos, ya sean los pueblos y sus distintas versiones o las mazmorras que habrá un total de tres y las demás son todas parecidas a estas con apenas algunas leves variaciones.

El voice acting es prácticamente inexistente, solamente escucharemos las voces de los personajes en las batallas, fuera de esta no los escucharemos. Por otro lado, uno de los puntos fuertes del juego es su música la cual está completamente compuesta en piano, las melodías de este son acordes tanto a la historia como a la ambientación sombría del juego.

I am Setsuna no estará a la altura de los JRPG más importantes de las décadas pasadas pero lo que intenta lograr que es ser un JRPG de la vieja escuela con gráficos de esta generación lo cumple de una manera sobresaliente.  Recomendamos I am Setsuna a todos los amantes de los JRPG y a los que tengan la oportunidad de probarlo que lo aprovechen, el juego les dará unas 20 o más horas de diversión garantizada.

Este review fue realizado con una copia comercial proporcionada por Square Enix.

I AM SETSUNA - Review
Historia60%
Gameplay70%
Gráficos80%
Música y sonidos90%
Lo bueno:
  • La ambientación de los escenarios y sus detalles
  • Personajes carismáticos
  • La banda sonora
Lo malo:
  • La manera en la que obtenemos las habilidades
  • Historia muy lineal
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%