Durante el evento Gamescom 2016 en Alemania, Blizzard no tuvo mejor idea que anunciar (oficialmente) el primer mapa post-lanzamiento para Overwatch, ambientado en las afueras de Stuttgart, Alemania.

En este escenario se llevó a cabo una de las más famosas batallas durante la Crisis Ónmica. Fue donde el líder de los Crusaders, Balderich von Alder junto a un puñado de sus mejores soldados, dieron última batalla contra al avasallante ejercito autómata.

Superados en unidades y armas, los Crusaders fueron asesinados durante dicho combate. Sin embargo, gracias a su valiente esfuerzo, el ejercito militar alemán pudo hacer retroceder a la ofensiva ónmica y, en última instancia, ganar la pelea.

En esta zona, conocida por ser la tierra natal de Bastion, un equipo deberá escoltar un ariete hasta el Castillo Eichenwalde para obtener los restos de Balderich de su lugar actual, mientras que el equipo contrario deberá hacer todo en su poder para frustrar la ofensiva.

Aquellos que asistan a la Gamescom 2016 podrán jugar Eichenwalde, pero el mapa se lanzará “pronto”.