Siguiendo al aviso sobre el grave problema que evitaba seguir la partida guardada de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, si utilizabamos a Quiet como compañera en las misiones 29 y 42, Konami lanza el correspondiente parche para solucionar el bug.

Bajo la versión 1.006, y pesando tan solo 74MB, esta nueva actualización nos ahorra el mal trago y evita que tengamos que pensar en donde Quiet va a arruinar las horas de juego que le pusimos hasta esa mision.

El parche también arregla un raro bug que, durante el tutorial de la FOB, y al utilizar el gamepad, el juego terminaba por congelarse, pero no era tan grave como el de Quiet.

Todavía quedan por solucionar los enormes problemas de conectividad que está sufriendo el juego en su aprtado online, aunque solo sea utilizado para comandar unidades a las bases de otros jugadores, algo que termina no siendo tan relevante para la experiencia.