Konami se ha apresurado a anunciar que hay un grave problema con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain que hace que se rompa el archivo de partida guardada, en un punto muy avanzado de la campaña.

El efecto se produce cuando llevamos de compañera a la francotiradora Quiet, a las misiones número 29 o número 42, y por el momento, la única solución que tienen para ofrecer es evitar reclutarla para dichas tareas.

Como ha pasado en el lanzamiento del juego, con el error que evitaba que jugadores con CPU sin soporte para SSE 4.1 pudieran jugar, Konami está trabajando rápidamente para solucionarlo, y quizá, también ofrezcan la posibilidad de sumarse a una beta a través de Steam, para probar el próximo parche.

El problema sucede en todas las plataformas, así que no es una cuestión de incompatibilidad, lo que permitirá identificarlo más rápidamente. Los mantenemos informados.