Durante la Gamescom 2015, Blizzard detalló el nuevo modo Comandantes Aliados, acompañado de nuevas imágenes y un trailer de gameplay. Comandantes Aliados se estrenará con Legacy of the Void, agregando un set de misiones cooperativas a la campaña del último capítulo de la historia de Starcraft II.

En Comandantes Aliados, jugaremos como uno de los varios líderes heroicos del universo de StarCraft II. Cada uno vendrá con un arsenal de poderes y habilidades, al igual que un grupo selecto de tipos de unidades que podrás usar para componer a tu ejército. Todas estas herramientas vuelven al uso de cada uno de estos comandantes una experiencia única.

Los comandantes Terran presentan poderosas máquinas de guerra consigo a la batalla, como el Hiperión, los comandantes Zerg tiene control sobre poderosos héroes como Kerrigan, y los comandantes Protoss pueden desatar habilidades destructivas desde sus naves en la alta órbita. Podrás elegir cuál estilo te acomoda más.

Encontraremos misiones que se llevan a cabo a lo largo de un gran número de mundos distintos y vastamente diferentes con una variedad de objetivos. Los objetivos podrían variar desde defender masivas fortalezas planetarias de su aniquilación, hasta interrumpir las líneas de abastecimiento de las fuerzas híbridas de Amon. Sin la ayuda de un compañero, muchas de estas misiones serían imposibles de realizar.

Adicionalmente, antes de empezar cualquier misión, se nos dará la opción de elegir el nivel de dificultad. Esto nos permitirá personalizar la experiencia para que se ajuste al nivel de habilidad de los jugadores.

En caso de querer desafiarnos a nosotros mismos, tendremos tendrás la opción de cumplir objetivos adicionales durante las misiones. Intentando cumplir estos objetivos puede añadir un nivel de dificultad adicional significativo al juego, pero con gran riesgo vienen grandes recompensas, y encontrarás que el pago de estas misiones será mucho mayor por ello.

A medida que completes misiones en Comandantes Aliados, tus comandantes alcanzarán niveles más altos, desbloqueando así nuevas unidades y mejoras que podrás usar en el campo de batalla.

Estas pueden abarcar desde cosas más simples como ser capaz de llamar escuadrones de vehículos, hasta la devastación completa que puede ser desatada por un bombardeo masivo orbital.