Fanáticos de la serie del brujo canoso, pueden dejar de lloriquear. El final de la trilogía ha sido retrasado un poquito más, pero eso no significa que el juego esté en problemas.

A pesar que CD Projekt RED dejó en claro que lo pateaban un poco para adelante, para poder pulirlo lo más posible, mucha gente empezó a entrar en pánico y a creer que había problemas en el desarrollo de la entrega, y los fantasmas empezaron a aparecer.

Así que el co-fundador y CEO del estudio, Marcin Iwinski, le escribió al sitio Nerdacy para dejar las cosas bien en claro:

“Estamos quitando los bugs finales y seguimos ajustando la optimización en varias áreas. Esto resultará en una experiencia más suave y atrapante, y si, el juego se ve cada vez mejor en todas las plataformas. El contenido ya está cerrado, así que no haremos más cambios de contenido a partir de ahora. La escala del mundo abierto en The Witcher 3: Wild Hunt no tiene precedentes, así que no teman, hay suficiente gameplay para mantenerlos jugando por semanas.”

Esa es la palabra oficial diciéndoles que no cunda el pánico. The Witcher 3: Wild Hunt está bien de salud y será refinado hasta el más mínimo detalle, para que el día 19 de Mayo -nueva fecha de lanzamiento-, sea una experiencia intachable.