Como si se hubiera escapado de un cartucho de Super Nintendo en esteroides, para ser multiplicado exponencialmente por el espíritu de la Master Race, Super Time Force Ultra trae consigo toda la genialidad de la era dorada de los videojuegos en 16 bits, con la potencia y la dinámica que sólo permite el hardware moderno. Una premisa de shooter simple, unos retoques de gameplay, y una buena historia cómica, que ofrecen unas divertidas horas de juego.

Super Time Force Ultra recuerda mucho a los clásicos Contra, con su vista lateral y su lluvia de balas constante, pero para no ser uno más en la lista de genéricos, se apoya tanto en la diversidad de sus personajes como en la posibilidad de controlar el flujo del tiempo. Así como con Braid, el jugador puede “rebobinar” sobre sus pasos para corregir y multiplicar el efecto de sus ataques. Sin embargo, a diferencia de Braid, cada vez que volvemos en el tiempo acompañaremos a nuestro (o nuestros) Yo de líneas temporales paralelas. Esto permite que mientras atacamos con el personaje que hemos elegido en el “presente”, los demás personajes que hemos elegido segundos antes también seguirán atacando con sus propios disparos.

El efecto es más fácil de entender cuando se lo ve en juego que al explicarlo, y de la misma manera se aprende a usarlo. Un completo tutorial nos lleva por todos los pasos del funcionamiento de nuestras habilidades, pero no es hasta que caemos al campo de batalla donde aprendemos -casi instintivamente- a dominarlo.

Somos un grupo comando que viaja a través del tiempo para resolver los problemas de la humanidad, bajo el mando del Comandante Repeatski, quien siempre encuentra una buena razón para ir a modificar eventos en una era específica y así buscar resultados que [le parece] deberían ser totalmente distintos. Luego de salvar el mundo en los años 80s, este grupo comando y su jefe deciden acercarse a distintas épocas, para enfrentarse a situaciones que la propia historia de la humanidad ha contado, pero que no son del total agrado de nuestro cabecilla. Entre las ocurrencias de este particular “tuerto de ambos ojos” están las de evitar la extinción de los dinosaurios, adelantar la edad de su hija hasta que tenga siete años “porque los bebés no saben hacer cosas divertidas”, evitar el hundimiento de Atlantis y rescatar una cadena de comidas medieval.

A medida que vamos avanzando en las misiones, iremos encontrándonos con nuevos personajes que se suman a nuestro plantel inicial de tres combatientes. El escuadrón titular está compuesto por Jean Rambois, que es un clásico soldado de plataformero con ametralladora; Aimy McKillen, quien se encarga de usar un rifle de francotirador y puede atravesar plataformas con sus disparos; y Shieldy Blockerson, que cuenta con un escudo para detener disparos. A medida que vayamos desbloqueando a los nuevos personajes, perdidos en las distintas eras, completaremos un total de diecinueve, entre los cuales también se encuentran los exclusivos de Steam: Saxton Hale y Pyro del universo Team Fortress 2, y Zoey de Left 4 Dead.

A las clásicas mecánicas de shooter plataformero se les suma un ataque estilo Megaman, en donde -al mantener apretado el botón de ataque- cargamos un tiro especial, con efectos variados. Este ataque es un elemento fundamental a la hora de resolver combates, ya que causan muchísimo más daño y afectan al entorno de distintas maneras. Muchas veces nos encontraremos con la necesidad de ejecutar una línea temporal llena de ataques especiales, para volver atrás y sumar un nuevo personaje con otra linea temporal. Esto provoca múltiples daños y movimientos, que finalmente derrotarán al enemigo en segundos. Es la base de la mecánica del juego, y aunque parezca extraño, al hacer replay de los niveles, estos no durarán más de 120 segundos, porque estaremos reutilizando segundos todo el tiempo.

Una vez planteada la estructura de gameplay, Super Time Force nos permite navegar entre las distintas eras mediante un menú principal. En total son seis, con cuatro niveles y un boss cada una, y son tan variadas como el siglo séptimo, los 90s post-apocalípticos, el siglo 31 invadido por una corporación de internet, una de las tantas eras prehistóricas, la caída de la Atlantis y unos devastados años 80s. Finalmente, habrá un nivel completamente dedicado a una batalla final contra el Dr. Infinity, el villano de turno. Además, hay una larga lista de misiones de entrenamiento en forma de habitaciones de pruebas, que deberemos superar con una limitada cantidad de flashbacks, a manera de puzzles, y que finalmente nos permitirán desbloquear nuevos personajes. A simple vista parece tratarse de un juego fácil y corto, pero su rejugabilidad es enorme y brindará largas jornadas de juego a los complecionistas.

Como si tanta precisión en el diseño de gameplay y niveles fuera poco, Super Time Force destaca por su enorme calidad en el arte de píxeles. Con un look muy retro pero con unas animaciones impresionantes, no solo es muy atractivo visualmente, sino que tanto detalle no se interpone en la claridad de juego. Ni hasta en los momentos más cargados de personajes -como en el incontrolable jefe final- uno deja de entender lo que está pasando, o al menos, tener en claro cuál es el personaje que estamos controlando para atacar de manera estratégica y sumar a la línea temporal final.

Este es un juego más que demuestra que no existe el estilo visual y de gameplay correcto, sino que es cuestión de elegir y hacerlo lo mejor posible. Capy Games ha construido un enorme clásico que no solo se basa en estéticas con dos décadas de vida, sino que mira hacia el futuro e implementa recursos modernos, frescos y que brindarán horas de diversión, y aunque por momentos parezca muy fácil de terminar, quién busque completarlo de punta a punta deberá dedicarle muchísimo tiempo y esfuerzo.

Super Time Force Ultra - Review
Historia70%
Gameplay90%
Graficos90%
Música y sonidos70%
Lo bueno:
  • Gran cantidad de personajes
  • Excelente arte y animaciones
  • Gameplay original
Lo malo:
  • Poca dificultad
  • De corta duración si se busca una sola pasada
  • Algunos personajes no son demasiado útiles
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
80%