Desarrollado por el estudio español Deconstructeam, Gods Will Be Watching es una aventura gráfica point-and-click que presenta un estilo gráfico minimalista combinado con una jugabilidad muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados Telltale con sagas como The Walking Dead o The Wolf Among Us.

A lo largo de sus siete capítulos, Gods Will Be Watching cuenta la historia de cómo el Sargento Burden y su tripulación especializada en diferentes talentos, intentarán detener a Xenolifer, un grupo de extremistas que desean liberar a  un conjunto de razas alienígenas (aunque no son tan altruistas como parecen) que a su vez son oprimidas por la Federeción Constelar.

Los capítulos van desde robar un arma biológica o sobrevivir en la intemperie, hasta resistir una sesión de tortura. Todos los capítulos tienen puzzles en los que deberemos afrontar dilemas morales, ya sea tratando de salvar a todos, sacrificando a uno o más integrantes para alcanzar el objetivo –lo cual hace que pasar el nivel sea más fácil o todo un desafío.

Cada uno de estos escenarios tiene una sola condición de victoria para pasar al siguiente capítulo pero se puede llegar a ese final de varias  maneras posibles. Una vez que concluido un capitulo se muestran las decisiones que el jugador para llegar a cada final, al igual que tomadas por otras personas –que es de alguna manera muy similar The Walking Dead.

El juego tiene 2 niveles de dificultad el Original (Normal) y fácil, cuya diferencia radica en el valor de las decisiones que se toman. Aquellos que deseen probarlo, pueden jugar el cuarto episodio (modificado) desde la versión web de Deconstructeam.

Para explicar la mecánica del juego, vamos a proceder a detallar el primero capitulo del juego, en donde protagonizaremos a cuatro integrantes del equipo –cada uno con funciones especificas – que deberán infiltrarse en un complejo científico para robar un arma biológica.

Un personaje se encargará de mantener la fuerza de seguridad del complejo ocupada para que el Hacker pueda sustraer el artefacto. El Anti-Hacker ayudará a este último a obtener los datos con más rapidez, mientras que el cuarto y último se ocupará de mantener y cuidar a los rehenes.

Dado que el Hacker hace su trabajo en forma independiente, tendremos que usar los otros tres para completar la tarea, y si no le prestamos atención a la seguridad del complejo esta se puede acercar a nosotros y ofuscar la misión. En caso de darnos cuenta de la situación podemos usar un rehén para mantener a la seguridad a raya.

Si los rehenes se ponen muy cómodos pueden tratar de pelear con los captores para escapar. Por otro lado, si se ponen muy tensos estos pueden pensar que pueden escapar e intentarlo, los que nos da la opción de matarlos o liberarlos. Todas las circunstancias mencionadas tienen formas de solucionarse de varias formas. Si un rehén está muy cómodo se le puede gritar, pegar o hasta matar para ponerle el ejemplo a los otros rehenes. Caso contrario, podemos hablarles para calmarlos. Como verán, hay que estar atento a cada situación y detalle si pretendemos completar cada capitulo con relativa facilidad, aunque a decir verdad, facilidad no es un término aplicable a Gods Will Be Watching.

En cuanto a la visual no hay mucho que decir, ya que el juego está hecho con pixeles y no presenta ninguna opción gráfica para modificar. La ambientación de los niveles esta caracterizada por tener colores bien nítidos y detallados que representan cada uno de los escenarios, ya sean desiertos, naves espaciales, bosques, galpones o cuevas.

La música por otro lado, se caracteriza por ser instrumental o de ambiente teniendo violines, teclados, baterías creando así temas oscuros y de suspenso que se complementan de una manera excelente a la ambientación del juego. Se puede desbloquear una música alternativa para cada capitulo una vez el nivel en cuestión haya sido superado.

La parte negativa del juego es que la dificultad puede llegar a ser bastante alta, hasta incluso frustrante ya que el juego no perdona los errores. Uno puede pasar horas en un mismo nivel, más que nada por todos los intentos que toma para completarlo exitosamente, o por el factor más de suerte que determinados niveles tienen haciendo así que el usuario se frustre.

En pocas palabras, Gods Will Be Watching es una aventura con tintes oscuros que nos obliga a decidir el destino de mucha personas, ya sea bien o para mal. Es un juego que requiere de analizar con detenimiento cada acción que realizamos y es muy probable que más de una vez nos equivoquemos, pero de eso también se trata el juego. Errar y fallar hasta encontrar la solución correcta teniendo en cuenta la aleatoriedad de los elementos son alterados en cada nueva partida.

Si están dispuestos a experimentar una aventura con una jugabilidad diferente a la convencional, una buena historia, donde la moralidad de nuestras acciones tiene un fuerte peso sobre los resultados, y los elementos azarosos pueden hacer que nos arranquemos algunos pelos, este es su juego.

Gods Will Be Watching se encuentra en español, inglés, alemán, francés y Portugués Brasilero. Se puede adquirir vía Steam por u$s 9.99 la edición común o u$s 19.99 la versión coleccionista que incluye el soundtrack, un artbook y un comic.

Autor: Malco Grosso

Edición: Pey

Gods Will Be Watching - Review
Historia80%
Gameplay70%
Gráficos70%
Música y sonidos80%
Lo bueno:
  • Varias caminos para alcanzar un mismo objetivo
  • El apartado sonora se complementa bien con las situaciones planteadas
Lo malo:
  • La aletoriedad de los elementos
  • Por momentos puede resultar frustrante
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
88%