Riot Games y Radiant Entertainment, el estudio fundado por los hermanos Tom y Tony Cannon, compartieron hoy un adelante de cómo se verá y se jugará Project L (título tentativo), el nuevo juego de lucha ambientado en el mundo de Runeterra, que al parecer no se lanzará hasta el 2023.

«Antes de entrar en detalles, una aclaración rápida: el clip de gameplay que transmitimos en Undercity Nights sigue siendo lo que la industria del gaming llama un ‘vertical slice’. Creamos esto para perfeccionar el aspecto final del juego, antes de entrar y construir todo nuestro contenido, como personajes y escenarios. Nuestro corte vertical puede darte la sensación de que el juego está listo, pero en realidad todavía tenemos mucho trabajo por delante. Por lo tanto, aunque hemos avanzado mucho, no estará listo para ni el 2021 ni el 2022.»

Project L será un juego de lucha estilo tag-team, donde construirás y jugarás con un equipo de dos campeones diferentes. En este preview, se puede ver que se ha actualizado el estilo artístico del juego e incluido un desglose del kit de un campeón. También se detallan los controles con una mentalidad fácil de aprender pero difícil de dominar.

Riot también habló un poco sobre una de las principales prioridades para el juego: construir lo mejor en código de red para juego de lucha. Por supuesto, se comenzó con el código de red rollback como base, pero se ha agregado tecnología existente de Riot como RiotDirect, que hace un gran trabajo al minimizar el ping para League of Legends y VALORANT.

Si bien la última vez Riot había prometido actualizaciones con más frecuencia, esta vez el equipo de desarrollo se compromete con dar al menos dos actualizaciones más para el año que viene, la primera de ellas en la primera mitad del 2022.