Luego de haber anunciado que una de las características más esperadas de Windows, DirectStorage, iba a ser exclusiva del próximo Windows 11, Microsoft parece volver sobre sus pasos para anunciar que finalmente también llegará a Windows 10 a través del Insiders Program.

A través de un nuevo post en el blog de desarrolladores de DirectX se anunció la disponibilidad de una preview de desarrollo de DirectStorage API, explicando que el kit será compatible a partir de la versión 1909 de Windows 10 (la actual).

“Microsoft se ha comprometido a asegurar que cuando los desarrolladores de juegos adopten la nueva API, pueden llegar a tantos gamers como sea posible”, escribió Hassan Uraizee, gerente senior de producto en Microsoft. “Por lo tanto, juegos desarrollados a través el SDK de DirectStorage serán compatibles con Windows 10, desde la versión 1909 en adelante; al igual que con el SDK de DirectX 12 Agility.”

DirectStorage parece ser una característica importante por la forma en que administrará el proceso de los datos de los juegos, haciendo uso de la más moderna tecnología de almacenamiento de nuestras computadoras. Al usar SSDs NVMe, la API apunta a reducir los tiempos de carga y darle soporte a enormes juegos de mundo abierto, evitando -por sobre todas las cosas- que podamos detectar los momentos en que se está haciendo streaming de texturas frente a nosotros. Para lograr esto, la API evita que ciertos elementos gráficos pasen primero por el procesador, llegando directamente al GPU, agilizando por completo la tarea.

El primer vistazo que tenemos sobre este tipo de tecnologías ya se encuentra disponible en las consolas de nueva generación, que aunque no estén desarrolladas con las mismas APIs, tienen soluciones similares para alcanzar los mismos resultados.

“Todo esto significa que los juegos construidos con DirectStorage se verán beneficiados por el nuevo modelo de programación y la tecnología de descompresión por GPU en Windows 10. Adicionalmente, como Windows 11 fue desarollado con DirectStorage en mente, los juegos corriendo en Windows 11 se beneficiarán aún más con las nuevas optimizaciones de apilado de almacenamiento”.

Por suerte, esta característica se puede implementar como un adicional a las optimizaciones de un juego, lo que no hace obligatorio el uso de dispositivos de almacenamiento de alta velocidad, pudiendo simplemente optar por seguir jugando con dispositivos magnéticos sin ningun problema.