De acuerdo a una nueva publicación del sitio hungaro Prohardver, AMD planea lanzar su próxima gran actualización de controladores, que incluirá FidelityFX Super Resolution (la tecnología que en teoría rivalizará al DLSS de Nvidia) en algún momento de este otoño (en el hemisferio sur), lo cual significa que podríamos tener novedades sobre FFSS en marzo. El informe afirma que la gran actualización de los controladores proporcionaría una actualización en dos de las tecnologías basadas en resolución: FidelityFX SR y Radeon Boost.

Durante el lanzamiento de la serie Radeon RX 6000, el equipo rojo había prometió que lanzaría su propia versión de la tecnología de superresolución impulsada por IA, aunque la compañía no había proporcionado ningún detalle sobre cómo funcionaría o cuándo exactamente deberíamos esperar que esté disponible. AMD solo ha insinuado que podría basarse en la tecnología Microsoft DirectML, pero al mismo tiempo AMD reveló que el competidor de DLSS se lanzaría como parte del paquete de tecnología FidelityFX.

De este modo, no está del todo claro si AMD tiene planes de enfocarse con DirectML e impulsar el mercado de los juegos a un solo estándar, o más bien crear su propia implementación que requerirá la colaboración de los estudios de juegos, tal como lo hace Nvidia y los developers con el DLSS. Sin embargo, la diapositiva de AMD sugiere que podría adoptar la última opción.

Por otro lado, AMD Radeon Boost no utiliza algoritmos de aprendizaje automático para aumentar la velocidad de fotogramas como lo hace DLSS, sino que cambia dinámicamente la resolución durante un juego de ritmo más rápido. Esto significa que, cuando haya mucho movimiento en un juego, se ajustará la resolución y mejorará el rendimiento. Esta tecnología es una forma relativamente fácil de aumentar la velocidad de FPS, pero al mismo tiempo, puede provocar un rendimiento -y una calidad visual- inconsistente durante el juego.

Se dice que una nueva implementación de Radeon Boost, que se lanzaría con el nuevo controlador, ofrece una imagen de mayor calidad al ajustar dinámicamente la resolución sólo en las partes que se mueven rápidamente en la pantalla. En comparación, la implementación actual afecta a todo lo mostrado en pantalla. Esto, por ejemplo, resolvería el problema de las armas que se renderizan con menor calidad en los shooters en primera persona durante las escenas más movidas.

Sapphire desarrolló la alternativa propia TriXX Boost que, a diferencia de Radeon Boost, el cambio de resolución no ocurre de forma dinámica, sino que la aplicación crea una resolución personalizada para el sistema y utiliza la tecnología Radeon Image Sharpening para aumentar la calidad de la imagen. De este modo, se produce un aumento de rendimiento más consistente pero a costa de una menor calidad de imagen, que luego se mejora artificialmente con filtros de nitidez, no con algoritmos de IA.

Por su parte, el DLSS 2.0 viene ganando mucha popularidad entre los developers, y los usuarios de las RTX están viendo sustanciales mejoras de rendimientos en muchos títulos AAA y algunos de los más populares battle royales (Fortnite, Warzone, etc), inclusive con las RTX de gama baja, tal como la RTX 2060 Mobile, que permite jugar juegos como Cyberpunk 2077 en 1080p con todos lo detalles al máximo (sin raytracing, claro) a 60 FPS.

En un principio, los gamers de PC, tanto de AMD como los mismos fans de Nvidia, se burlaban de lo borrosos que parecían los juegos con el DLSS activado (o el anti-aliasing de menor calidad que generaba), pero la segunda revisión de la tecnología ha mejorado significativamente la calidad de imagen, obteniendo incluso mejores resultados que en la resolución nativa cuando se confioguirar en Modo Calidad. Juegos como Watch Dogs: Legion, Cyberpunk 2077 y The Medium, por mencionar algunos, prácticamente no se pueden jugar en 4K con el trazado de rayos habilitado, a menos que la tecnología DLSS lo esté también.

Teniendo en cuenta que AMD no tiene DLSS, y que el el rendimiento al activar el trazados de rayos con la serie RX 6000 es menor que en los GPUs de Nvidia, AMD necesita de manera urgente la implementación de FidelityFX Super Resolution, antes de que el DLSS siga ganando popularidad, al punto de que se convierta inevitablemente en la tecnología preferida de los gamers y sea demasiado tarde para que AMD pueda siquiera estar a la par, tanto por las grandes mejoras de rendimiento como también por los diferentes perfiles de rendimiento/visual que ofrece DLSS 2.0.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.