Según informó el prestigioso sitio taiwanés Digitimes, luego traducido por RetiredEngineer, AMD pronto anunciará -de manera oficial- que los nuevos procesadores Ryzen 4000 con arquitectura Zen 3 (no los Ryzen 4000 para Mobile que conversan Zen2) no se lanzarían en septiembre del 2020 como el equipo rojo habría programado, sino a principios del 2021.

Dado que procesadores como el imbatible Ryzen 5 3600 es superior al recién lanzado Core i5-10400 cuando este último no está corriendo con una motherboard Z490 (la cual es cara para acompañar un Core i5 no K) con memorias a 3200 MHz y, considerando  que AMD planea lanzar los procesadores Ryzen 9 3900XT (que reemplaza al 3900X), Ryzen 7 3800XT (que reemplaza al 3800X) y el Ryzen 5 3600XT (que reemplaza al 3600X), parece que el equipo rojo no tiene mucho apuro de lanzar la próxima generación de sus procesadores -como había prometido previamente.

El proceso de fabricación de los de la Serie Ryzen 4000 con Zen3 sería de 7nm (e inclusive podría llegar a ser de 5m según el informe de RetiredEngineer, aunque no está del todo claro), lo cual les daría una ventaja -aún más grande en ciertos usos- sobre los procesadores de Intel en cuanto a Instrucciones por Ciclo (IPC) y, sobre todo, consumo, el cual ya ha llegado a un tope vergonzosos para el estándar de Intel.

Teniendo en cuenta que las ventas de los Ryzen 3000 continúan arrasando a nivel mundial, parece que será AMD quién decida tomarse un descanso, ya que no tienen necesidad de lanzar una nueva serie en este momento -como ya ha sucedido con las GPUs de Nvidia con respecto a las de AMD en el terrero de la gama media/alta o alta.