Algunos fans y no tan fans de Assassin’s Creed no recuerdan al primer juego de la saga con mucho cariño. Si bien muchos lo consideran aburrido y repetitivo, otros (como yo) simplemente disfrutaron de los sensacionales gráficos, la premisa de la historia y/o la inmersión general que lograba con su gran recreación durante la epoca de las cruzadas del siglo XII.

Sea como sea, está claro que Assassin’s Creed, lanzado originalmente en noviembre del 2007 para PlayStation 3 y Xbox 360, y en abril del 2008 para PC, hubiese sido recordado de peor manera si no hubiera sido por las quests secundarias o actividades de relleno que tuvo el juego.

Según afirmó hoy Charles Randall, un ex-desarrollador de Ubisoft quien trabajo en los primeros dos Assasin’s Creed, afirmó que Charlie Guillemot, el hijo del CEO de Ubisoft, Yves Guillemot, había recomendado que agregaran misiones secundarias al juego, ya el juego se sentía vacío y aburrido sólo con los objetivos primarios.

Lo extraño de esta historia es que el juego estaba a punto de lanzarse y de repente, dicho contenido complementario tuvo que agregarse a pocos días del lanzamiento oficial en consolas. Específicamente cinco días antes de que el juego se grabara en el disco y comenzara a replicarse para la venta.

Randall luego continúa comentando sobre dos bugs específicos del juego. Uno de ellos relacionado al logro de asesinar a todos los templarios, mientras que el otro, del cual Randall asume la culpa, es aquel en el que aparecía Altaïr dos veces si los jugadores tenían dos controladores conectados.

En Assassin’s Creed II, la continuación de Assassin’s Creed, considerado por muchos como el mejor de la saga, las actividades y el contenido secundario fue ampliado notoriamente y por lo general fue bien recibido (excepto por las #!»#$! plumas), aunque en otras iteraciones de la saga (como Unity, Syndicate e inclusive Odyssey), el volumen y variedad de objetivos y coleccionables fue demasiado abrumador.

Esta práctica es algo que Ubisoft replicó en muchos de sus franquicias de mundo abierto (como Far Cry 3, The Crew y Ghost Recon, entre otros), razón por la cual muchos gamers o inclusive fans de la saga, se quejan de este tipo de «plantilla» de contenido de relleno (llamado comúnmente bloat) que, en muchos casos, resulta cansador, repetitivo y sin alma. Esperemos que el contenido secundaria de Valhalla sea un poco más original y único, aunque con el éxito de Odyssey, es poco probable que esto suceda.

Si no jugaron Assassin’s Creed y quieren ver cómo se ve el juego en 4K, pueden verlo en nuestro galería de Epic Shots.