Llegando casi a la meta inicial de la campaña Kickstarter de Chernobylite, el estudio The Farm 51, creadores de Painkiller Hell & Damnation, Get Even y el reciente World War 3, publicaron hoy un video pre-alpha de treinta minutos, mostrando algunos de los aspectos centrales de gameplay de su próximo survival horror en primera persona, que estará ambientado luego del accidente de Chernóbil

Restando 22 días para concluir la campaña Kickstarter, The Farm 51 ya ha recaudado US$ 88,752 de los US$ 100.000 que pretende juntar para llegar a la su meta inicial. El estudio planea lanzar una versión Early Access del juego en noviembre, mientras que la versión final se lanzará a mediados del 2020 -y luego para consolas.

“La campaña Kickstarter nos permitirá recolectar fondos extra para expandir las locaciones y agregar algunas características adicionales. Alentamos a todos los jugadores a registrarse a nuestro newsletter para conocer más sobre la fecha de la campaña Kickstarter” dijo Wojciech Pazdur, CEO de The Farm 51.

Chernobylite contará una historia de conspiración, terror, supervivencia, amor y obsesión, en una forma de videojuego. El equipo de desarrollo ha pasado mucho tiempo en la zona de exclusión de Chernobyl (o simplemente La Zona), recolectando todos los datos y materiales requeridos para crear la experiencia de survival horror definitiva tras la catástrofe de Chernóbil. Su objetivo será brindar esto último con una historia profunda y emocional, mediante una impactante recreación del área de Chernóbil, lograda con un detallado escaneado 3D del área renderizado luego en Unreal Engine 4.

“Todos esperan poder recorrer y adentrarse en la destrozada planta nuclear de Chernobyl y la ciudad fantasma de Pripyat, y queremos brindarles a los jugadores exactamente eso. Pero esto implica que tendremos que expandir las locaciones en el juego en comparación a nuestros conceptos originales, y pedimos a los gamers su ayuda para poder lograrlo. En una tarea dura y peligrosa, considerando que, para lograr esa meta, tendremos que realizar algunos viajes a la Zona de Alienación (también referida como La Zona de Chernóbil, La Zona de los 30 kilómetros) para escanear más estructuras y objetos.”