A través de su ficha en Steam, Capcom publicó hoy nuevas imágenes y los requisitos oficiales para la versión remasterizada de PC de Onimusha: Warlords, el juego de acción en tercera persona de samuráis lanzado originalmente en el 2001 para Playstation 2 y luego para PC en el 2003.

Han pasado más de 17 años desde que Onimusha: Warlords apareció por primera vez en PS2, dando inicio a una amada serie que engendró secuelas y spin-offs llenas de intensas peleas de espadas, fuertes guerreros, y demonios determinados a encerrar el mundo en la oscuridad. Después de vender más de 2 millones de copias para PS2 en todo el mundo, Capcom se complance en anunciar que Onimusha: Warlords llegará a PC y consolas con una serie de funciones que mejorarán su aventura samurái.

Ubicado en el Japón feudal, después de la muerte de malvado Nobunaga Oda, Onimusha: Warlords relata la historia del samurái Samanosuke Akechi y el ninja Kaede en una misión para salvar a la princesa Yuki, siguiendo su súplica en busca de ayuda después de que misteriosos demonios invadieron su castillo. Mientras los dos corren en su ayuda, descubren un plan demoniaco como nunca antes habían presenciado.

Onimusha: Warlords se concibió originalmente como un spin-off de la serie Resident Evil que incluía ninjas en vez de los rostros familiares que conocemos hoy en día. Se desarrollaría en una mansión llena de trampas explosivas, caminos secretos, y otros elementos inspirados en los ninjas. Al final, la decisión fue que Onimusha: Warlords fuera un juego separado, pero mantendría una función en común con los primeros juegos de Resident Evil: la cámara fija que se mantiene en el próximo lanzamiento.

Con un juego de lucha de espadas inigualable, Onimusha: Warlords recompensa la paciencia en la batalla. Samanosuke empuña su confiable katana para lidiar con el mal dentro del castillo, pero también lleva el místico Oni Gauntlet que le permite cosechar las almas de los demonios para ganar salud o fuerza en sus armas. Yendo a lo largo de la ruta del castillo, Kaede usa un veloz y potente arsenal para derribar a los enemigos que se encuentra en el camino entre él y la princesa.

Requisitos Mínimos:

  • SO: Windows 7 64bit
  • Procesador: Intel® Core™ i3 Dual Core Series or AMD equivalent or better
  • Memoria: 4 GB de RAM
  • Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 760 or AMD Radeon R7 260x
  • DirectX: Versión 10
  • Almacenamiento: 12 GB de espacio disponible
  • Tarjeta de sonido: DirectSound (DirectX® 10.0c or better)

Requisitos Recomendado:

  • SO: Windows10 64bit
  • Procesador: Intel® Core™ i7 3770 3.4GHz or AMD equivalent or better
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 960
  • DirectX: Versión 11
  • Almacenamiento: 16 GB de espacio disponible
  • Tarjeta de sonido: DirectSound (DirectX® 10.0c or better)

Funciones Actualizadas

Los fans del juego original apreciarán las funciones actualizadas en la  nueva versión. Los personajes, entornos, y cinemáticas han recibido una actualización en alta resolución, y soporta tanto la pantalla del juego original como una panorámica más moderna. Pueden cambiar entre los dos modos de pantalla cuando lo deseen, pero ciertos menús son fijos. Una función de desplazamiento de pantalla se ha agregado para pantalla panorámica, lo que permite que los jugadores vean más que antes de las pantallas fijas ya que ahora la cámara se desplaza hacia arriba o abajo basada en sus movimientos.

Este lanzamiento de Onimusha: Warlords también les permite a los jugadores moverse utilizando el stick análogo, lo que mejorará la precisión del movimiento y accesibilidad, especialmente en un juego que está centrado en el combate. Este fue el mismo trato que Resident Evil y Resident Evil 0 tuvieron en su nuevo lanzamiento para PC, Playstation y Xbox One. Para aquellos que siguen prefiriendo las entradas direccionales como en el juego original, también pueden usarlas.

En el título original, el Modo Fácil se desbloqueaba solo hasta perder una batalla específica una cantidad determinada de veces. En esta versión, el Modo Fácil está desbloqueado desde el principio para jugadores que puedan encontrar la aventura muy complicada o quieran disfrutar la historia. En este modo, los enemigos son más fáciles de destruir y aparecen con menos frecuencia. Sin embargo, no podrán cambiar la dificultad una vez que empiecen, así que elijan sabiamente.