Basta con haber jugado la beta de Fallout 76 para darse cuenta de que el motor gráfico ‘Creation Engine’ desarrollado por internamente por Bethesda Game Studios, ya no da para más, más aún teniendo en cuenta que es el mismo usado desde Morrowind.

Hace pocos días, había surgido un rumor de que estos dos nuevos títulos desarrollados por Bethesda Game Studios, utilizarían una nuevo motor gráfico, pero al parecer no será así.

Según confirmo hoy Todd Howard vía Gamewatcher (vía Gamestar), director y productor de Bethesda Game Studios, ni The Elder Scrolls VI ni Starfield usarán un nuevo engine, ya que este les permite crear nuevos mundos rápidamente y que a su vez los modders conocen bien.

El motor gráfico de The Elder Scrolls 6 utilizará una versión actualizada del Starfield Engine, que es una versión mejorada de la versión utilizada en Fallout 4 y Fallout 76. Con todos los problemas de físicas que viene acarreando este motor gráfico (que se manifestaron en la beta de Fallout 76), será cuestión de esperar para ver si estas nuevas iteraciones del Creation Engine mejorará sus aspectos técnicos, o si los modders tendrán que mejorar tanto The Elder Scrolls VI como Starfield, tal como ha sucedido con la mayoría de los títulos lanzados por Bethesda Game Studios.