Cuando Bethesda presentó el trailer de revelación de Fallout 76, todos asumimos que se trataría de una nueva entrega aferrada a la misma fórmula que tanto éxito le dio a la franquicia durante los últimos años: una especie de spin-off al estilo New Vegas, pero dentro de los mismos estándares. Ahora, de acuerdo a información revelada por el sitio Kotaku, parece que podríamos estar muy equivocados, ya que este nuevo Fallout podría apuntar a otro tipo de género.

De acuerdo al prestigioso sitio de noticias, tres de sus informantes anónimos (relacionados al proyecto) aseguran que Fallout 76 estará más en la línea de la supervivencia con administración de recursos y construcción, inspirado fuertemente en los conceptos de Rust y DayZ.

Hablan de un juego experimental, que inicialmente fue desarrollado como un apartado individual para multijugador online de Fallout 4, y que finalmente terminó evolucionando en un título con personalidad propia durante los últimos dos años. Tendrá quests y una historia, como cualquier otro titulo de Bethesda Game Studios, pero el gameplay girará levemente hacia otra dirección en un mundo online persistente.

Una de las fuentes informantes asegura que, a pesar de tener unas fuertes bases sobre el mencionado estilo de gameplay, Fallout 76 también funcionará como un servicio en constante cambio, por lo que no tardará demasiado tiempo en empezar a recibir características nuevas y mucho más contenido que el que se ofrecerá en el lanzamiento.

Quienes hayan jugado a títulos anteriores recordarán que la bóveda 76 se ha mencionado como uno de los contenedores que iban a ser abiertos tan solo 20 años después de la devastación, por lo que se puede esperar un escenario mucho menos civilizado, en contraste a lo sucedido en Fallout 3 y 4, que ocurren 200 años después del cataclismo, y por lo tanto, la humanidad ha tenido más tiempo para recuperarse.

Según cuenta Kotaku, Fallout 76 está siendo desarrollado por el estudio principal de Maryland, donde se crearon Skyrim y Fallout 4, pero también es asistido por la nueva rama de desarrolladores recientemente inaugurada en Austin, Texas. Bethesda Austin es el resultado de la adquisición del estudio de BattleCry, reconocidos por su trabajo en el desarrollo online para aquel malogrado título.

Como es de esperarse, el publisher se ha negado a hacer comentarios al respecto de toda esta información, por lo que habrá que esperar a la convención de la E3 donde seguramente Todd Howard se suba al escenario para hablar en detalle de todas estas novedades.