Recientemente el Modo Juego fue revelado en la Build 14997 filtrada de Windows 10, y parece ser que este modo es un método para alocar recursos, priorizando los juegos cuando estén corriendo. Se espera que Game Mode se implemente con la Actualización de Creadores este Otoño. Ahora, gracias a fuentes confiables de Windows Central, hay más detalles sobre qué es el Modo Juego, y en que beneficiará a los desarrolladores que hagan juegos para Windows 10, Xbox One y Project Scorpio.

El Modo Juego (o Game Mode), es una característica que coordina variaciones entre las consolas Xbox y las PCs, asegurándose de que todas las PCs que utilicen Windows 10, puedan correr los juegos al nivel del estándar de la Xbox One y Project Scorpio. Microsoft describe estos “estándar” como 900p hasta 1080p en Xbox One, y resolución 4K con 60 fps para el Project Scorpio.

Windows Central recibió información que sugiere que la Xbox One se encuentra utilizando este nuevo Modo para poder alcanzar estos objetivos. Si esta información no es errónea, el Modo Juego pudo haber sido incluido en los dev kits de Xbox One en el Invierno del 2016, con actualización a lo largo de la Primavera e Invierno.

Algunos de los juegos de Xbox One como Battlefield 1, llegaron a la resolución objetivo de 900-1080p a diferencia de Star Wars: Battlefront, que corre en 720p en la Xbox One aunque estén construidos bajo el mismo motor gráfico.

Esto significa que los desarrolladores que usen el Modo Juego hoy para desarrollar juegos en 900-1080p para Xbox One, y hasta 4K para PCs con Windows 10, están listos para llevar esos juegos a Project Scorpio con más del 95% del código intacto. Un ejemplo, es el próximo Resident Evil 7, que si se llega a tener implementado el Modo Juego, podría contener texturas en 4K sin comprimir para PCs con Windows 10 y Project Scorpio.